Rosa Montesa. Gestión del tiempo
aprender, blog, CoworkingValencia, empresa

¿Por dónde empezar?

¡Yo no sé por dónde empezar! ¿Y tú?

¿Te ha pasado esto alguna  vez?

A veces no te sientes dueño de tu propio tiempo. En ocasiones te dejas llevar por las vacaciones, las fiestas, y hasta incluso por la salud. En otras, tu tiempo pasa a tener otros propietarios.

Llevo ya unas semanas así, me dejo llevar por la corriente, al final  me quedo con unas pocas migajas de mi tiempo. No lo entiendo, al final, yo soy la dueña de mi propio tiempo, debería quedarme con lo mejor. Pues no, lo hago fatal, para mí quedan los restos…

¡Cómo envidio a esos expertos que dan lecciones sobre este tema! Me gustaría saber cómo lo hacen, cómo superan los imprevistos y la salud.

Hoy es un domingo de enero por la tarde, estoy programando la semana. Prometo hacer caso de los consejos. Ya veremos si soy capaz de cumplir con todo.

Si estás leyendo esto, te deseo:

¡Feliz semana!

¡Que el trabajo te sea propicio!

¡Que cierres el trimestre, el año y todas esas lindeces!

Y más que nada, te deseo ¡Que la salud te acompañe!

Rosa Montesa. El tiempo, el trabajo y la organización

Estándar
acierta, aunque sea tarde, caro y lento.
aprender, blog, empresa

¡No me voy de vacaciones, voy a trabajar en lo que más me gusta!

Intentaré acertar, aunque sea tarde, caro y lento

Primer día de agosto,  y no me voy de vacaciones. Voy a seguir trabajando en lo que más me gusta.

He necesitado distanciarme de algunas cosas, como escribir en este diario, para poder reflexionar,  y para tomar decisiones.

Durante un año dediqué mucha ilusión, esfuerzo y tiempo a trabajar en un proyecto extraordinario. Hace un par de meses tiré la toalla. Una decisión muy dura, y más si se tiene en cuenta que todavía creo en el proyecto,  y que difícilmente volveré a encontrar un socio  que confié en mí como el que he tenido. Un sentimiento amargo de decepción y derrota me ha arrastrado durante algunas semanas,  Pero es mejor una retirada a tiempo que una derrota. Me estaba dedicando a algo que no me hacía feliz y que no era lo mío.

Estas semanas he reflexionado mucho sobre mi trabajo, mi tiempo, mis pasiones, sobre decepciones y alegrías, sobre el futuro, uf demasiadas cosas!….

Hay algunos objetivos que no debo olvidar jamás:

  • He de trabajar en algo que me apasioneIntentando tomar el camino lógico
  • Nunca he de dejar de aprender
  • Conseguir que los demás conozcan mis habilidades
  • El movimiento debe ser constante, no debo parar
  • La colaboración es imprescindible, pero mejor no volver a tener socios
  • He de ser un ejemplo para mis hijos
  • Es imprescindible disfrutar
  • Solo tengo una vida, y he de conseguir que sea la mejor que pueda vivir.

Con todos estos ingredientes estoy cocinando algo que daré a probar a los demás cuando esté preparada. Se trata de lo que me ha movido desde siempre. De hecho, los que realmente me conocen, no se extrañarán en absoluto. Pienso dedicar tiempo, pasión y todo lo aprendido durante toda mi vida. Esta vez intentaré no decepcionar.

Durante muchos años, no me ha sido fácil compartir ideas y proyectos, tenía la sensación de no ser comprendida por los demás. Sin embargo, en esta ocasión, comprenden a la perfección lo que les cuento, no sé si es por la pasión que pongo cuando les cuento mis objetivos, o tal vez sea por querer implicarles en el proyecto. No lo sé. Saben que lo que me he propuesto es algo que me apasiona, dudan que me salga mal, y si no tengo éxito, saben que disfrutaré haciendo una de las cosas que más me gusta. Ahora SI ME COMPRENDEN, no paran de darme ideas, de pedirme en qué me pueden ayudar, quieren ver lo que voy haciendo.

Después de explicarle a mi madre lo que estoy tramando, me dijo:

“Nena, tú estudiaste para eso. Nunca has dejado de hacer esto que dices. Adelante”

Fue sorprendente, la verdad es que era el empujón que me faltaba. Pero como tenemos la necesidad de trabajar para pagar las facturas, no puedo hacerlo mientras “trabajo”, así que este proyecto no he podido comenzarlo antes. Me propuse comenzar el 15 de julio, y así ha sido. Llevo solo 15 días y creo que voy por buen camino.

Me lo estoy pasando muy bien, y reconozco que es lo que he hecho durante casi todas las vacaciones de mi vida.

Espero que el mes de agosto se comporte bien conmigo y me permita adelantar mi proyecto.

Mientras tanto, seguiré madrugando para tener más horas al día para disfrutar!!!

¡Felices vacaciones para el que las tenga!

Estándar
Triste y decepcionada, Rosa Montesa
amistad, aprender, blog, CoworkingValencia, empresa, Learners Passport

A veces duele tirar la toalla, pero es lo más sensato

Cuando un proyecto no llega a término, o mejor dicho, cuando dos proyectos no llegan a término, debes saber reconocer que es mejor tirar la toalla.

Hace un año, por estas fechas, estaba pletórica.  Tenía un proyecto nuevo, la ilusión era desbordante. Me sentía como una niña con zapatos nuevos. Hoy estoy decepcionada y triste.

Era un proyecto que podía llevar junto con mi trabajo en CoworkingValencia. Se trataba de una plataforma online para compartir conocimientos.

Allá por el mes de abril, un conocido me contó el proyecto que tenía entre manos. Me encantó desde el primer momento. Me pareció genial. Pensaba en cuánto me hubiera gustado participar en algo así. Deseaba trabajar en la ilusión de conseguir que se convirtiera en un éxito.  Un mes después, me llamó por teléfono y me preguntó; “¿te interesaría formar parte de este proyecto?”, todavía me estremezco al recordarlo. No me lo podía creer. Era como estar soñando. Nunca podré agradecerle la inyección de optimismo, ilusión y confianza que me dió. De ser un conocido, pasó a ser mi socio.

Hemos trabajado muy duro,  sigo convencida de que bien desarrollado, nuestro proyecto puede ser brillante, pero he tirado la toalla, jamás llegaré a cumplir los objetivos previstos. La plataforma está avanzada, pero no creo en el proyecto tal y como está en estos momentos.  Mi socio es el programador, y tenía razones contundentes para decir que ya no invertiría ni un minuto más en programar si yo no conseguía usuarios.  He sido incapaz de generar visitas y usuarios, y no lo conseguiré..Por lo tanto, hace un par de semanas tomé una decisión dolorosa: dejar el proyecto.

Los últimos meses fueron angustiosos.  Lo que comenzó siendo un sueño, se había convertido en una pesadilla.  Un año de esfuerzos, y de ilusiones, tirados por la borda.  Me he sentido (y me siento) culpable de no tener fuerzas ni recursos para continuar. Además, he abandonado en la cuneta a una persona que había confiado en mí.

Después de todo, se puede decir que no es tan grave. No hemos perdido dinero. La inversión en tiempo ha sido enorme. Si valoro en euros las horas dedicadas por ambos, sería bastante dinero. Si le doy el valor real a ese tiempo, reconozco que me voy con una mochila llena de conocimientos adquiridos, de experiencias, y de muy buenos recuerdos. Dejo la ilusión en el cofre del tesoro. Me siento fatal por mi socio, y aunque diga que lo entiende, no aligera mi pena. Es un gran tipo, ha soportado estoicamente mis malos momentos durante nuestra aventura, ha sabido mantener el barco a flote, ha capitaneado bien la nave, ha trabajado muy duro. No se merece haber tenido una socia como yo. Eso me duele más que cualquier otra cosa.

Al final, me sigo sintiendo como un elefante en una cacharrería, capaz de destrozar todo lo que se encuentra por delante,  sin darse cuenta del daño que ocasiona.

¡Lo siento socio!

Socios y amigos

Estándar

Un día cualquiera en CoworkingValencia

Había visto lo que han hecho los chicos de @Glassy Pro, hoy ha habido desvirtualización. Javier ha traído dulces. Juan, el mañico, ha venido de Zaragoza, Anna ya está teniendo más ideas nuevas, Enric ha salido en el periódico, ya se ha encargado Adolfo de pasarnos el enlace, y todavía ha habido más!!! ¡Vaya día!

amistad, aprender, blog, CoworkingValencia, empresa

Un día cualquiera en CoworkingValencia

Imagen
No necesitas más tiempo, lo que necesitas es tomar una decisión

¡No necesitas más tiempo, lo que necesitas es tomar una decisión!

amistad, aprender, blog, empresa, Learners Passport

¡No necesitas más tiempo, lo que necesitas es tomar una decisión!

Imagen
Direcciones, sentidos, destino. Rosa Montesa. Flechas en el camino
aprender, blog, CoworkingValencia, empresa, Learners Passport

¿Para qué sirve tener un blog personal?

¿Hacia dónde voy?

La verdad: no tengo ni idea

Hoy es uno de esos días en los que no sabes hacia dónde tirar. No entiendo ni lo que me mueve a tener este blog, por esa razón quiero volver a repetirme las razones que un día me llevaron a ello:

  • Aprender por mi propia experiencia. Estoy cansada de que la gente diga: debes tener un blog, y no probarlo.
  • Entrenarme, adquirir el hábito de contar cosas.
  • Ver el resultado de lo que escribo
  • Crear un canal de comunicación con el mundo

Envidio a quienes tienen un blog con objetivos bien definidos como: posicionarse como especialistas, promocionar sus productos o servicios, hacer networking, vender, etc. No creo que yo pueda ser buena haciendo esas cosas, ojalá tuviera alguno de estos objetivos, sería más fácil escribir. Pero ¿tendría contenido?.  Por el momento, me basta con escribir mi diario.

¿Qué ventajas tiene?

Llevo un mes y medio, no sé lo que podrá aportar a largo plazo. De momento, no demasiado. Es algo que aprenderé con el tiempo. Sucede como en Facebook, Linkedin o Twitter, vas haciendo, vas añadiendo… Al final, sin darte cuenta, resulta que hay gente que sabe las cosas que dices, y que te conocen a través de esos canales. ¿Merece la pena que me conozcan tanto?. No lo sé…

Mis requisitos:

  • Escribir y publicar de un modo constante y regular .
  • Mostrar como soy, intentar ser positiva mientras intento sacar una sonrisa.
  • Hablar sobre diferentes experiencias y vivencias, tanto personales como profesionales.

¿A quién quiero llegar?

  • Primero, quiero llegar a mí misma. Saber hasta dónde puedo llegar, y si este camino merece la pena.
  • Después,  a quién le apetezca leer lo que escribo. No me importa, sea quien sea, gracias por el interés!

Mi conclusión es: si no tengo estrategias, ni busco trabajo, ni intento vender, ni tengo un público objetivo claro, etc… Entonces ¿para qué sirve tener un blog personal?

Si, al menos, pudiera (o supiera) vender mi empresa o mi proyecto, merecería la pena ¿no?

Me gustaría que los gurús me dieran una respuesta, pero como no me leen, me quedaré con las ganas.

 

Estándar
Pon tus manos a trabajar
amistad, aprender, blog, CoworkingValencia, empresa

Pon tus manos a trabajar…

Pon tus manos a trabajar

Hoy he conocido a Pau, me ha demostrado que con las manos podemos hacer maravillas. Que las grandes empresas no tienen que ser sólo las tecnológicas, ni requieren grandes campañas de marketing y publicidad. Que los objetivos no tienen que ser exclusivamente económicos. En Migas, su panadería,  hacen el pan como toda la vida. Aman lo que hacen. Seguro que desea tener  éxito económico. Pero ver su cara de felicidad cuando comenta que sus clientes hacen cola para comprar pan, demuestra que está satisfecho, que el objetivo principal lo cumple día a día.

Es un panadero de los de toda la vida. Hemos compartido  desayuno en CoworkingValencia. Disfrutar y saborear el resultado de su trabajo, mientras nos contaba con pasión el proceso natural, los ingredientes, los tiempos, la fermentación… Hasta incluso, como ha hecho que el obrador de su panadería se haya convertido en una vitrina cara al público. Ha entendido a la perfección que ese lugar es mágico, que es el corazón de su empresa. Por eso lo muestra con orgullo detrás de un enorme cristal.

Tenía frente a mí a una persona feliz y orgullosa del resultado de su esfuerzo. Haciendo bien su trabajo, consigue la fidelización de sus clientes. Quienes compran sus productos, seguro que quieren abrazarle por  el pan y los bollos que comen en casa. En la puerta de la panadería hacen cola, pero no para ver el espectáculo de su mágico obrador, sino para comprar su pan. Ojalá conociera todos los días a personas como Pau. La crisis la veríamos de otro modo, y el mundo sería diferente.

Gracias Pau por recordarme que con nuestras manos podemos hacer grandes cosas. Y que el esfuerzo y la pasión, merecen la pena. 

migas panaderia


Panadería Migas

Panadería Migas

Panadería Migas

Estándar