la familia Lafuente Montesa
amistad, aprender, blog, familia

El duro momento de soltar amarras y dejar que los hijos vayan solos

Tengo un hijo y una hija. Aunque haya intentado educarlos igual, cada uno es diferente. De todas las cosas que he hecho en mi vida, lo mejor, lo más apasionante, lo más bonito, y lo que más felicidad me ha dado, es haber tenido hijos, vivir con ellos y ver cómo crecen.

mar lafuente la familia Lafuente MontesaDisfruté  cuando eran bebés, y me encantá ver las personas en las que se están convirtiendo. Ni en mis mejores sueños hubiera pensado que mis hijos serían así. Antes de tener niños, intentas imaginar cómo será tu vida y cómo serán ellos. Es imposible proyectar algo así. No sé lo que pensarán otros padres y otras madres, para mí han superado cualquier expectativa.
No me canso nunca de decirles lo que les quiero, y de demostrarlo con besos y abrazos. Pero ahora está llegando uno de losRuben Lafuente la familia Lafuente Montesa peores momentos (o eso es lo que me parece), he de demostrar cuánto les quiero dejando que vivan su vida. Son adolescentes, quieren descubrir la libertad, sentirse independientes. Y yo quisiera tenerlos siempre a mi lado y protegidos, me parece que todavía son pequeños. Pero eso ya no es posible.

Los mayores tesoros de mi vida, nunca han sido míos. Las personas no son propiedad de nadie. Es una lección dura de aprender, y de aplicar.

Con el verano, las cosas empeoran para mí. Para ellos es un periodo estupendo, es la época en la que pueden experimentar libertades impensables en invierno. Salir hasta tarde (o pronto), dejar que viajen sin sus padres, y ver cómo disfrutan con megafiestas que me aterran.

Así estoy, soltando amarras y esperando que lo que he intentado que aprendieran durante estos años sirva de algo, y hayan aprendido a navegar sin mí.

Anuncios
Estándar
Torre de zapatos creativity innovation and change coursera
aprender, blog

Diseñando la torre más alta que pueda, solamente con zapatos.

He vuelto a las andadas, otro curso más. Esta vez soy repetidora… Y no por haber suspendido, me gustó tanto, que he vuelto a inscribirme. Se trata de un MOOC de Coursera. Creativity, Innovation, and Change con Dr. Kathryn W. Jablokow, Dr. Darrell Velegol, Dr. Jack V. Matson, Elizabeth Kisenwether
El primer ejercicio, el primer reto, ha sido diseñar  una  ” Torre de Zapatos”, construir la torre más alta que pudiera solamente con zapatos, sin cuerdas, ni pegamento, ni nada de nada. Es cierto que en el proceso creativo es necesario fallar y equivocarse, hasta llegar a conseguir lo que se desea. Y esto es algo que se aprende solamente “haciendo”.

Shoe Tower Week 1 Exercise Creativity, Innovation, and Change July 2014 Rosa Montesa Antes de comenzar la torre me tuve que plantear qué tipo de zapatos, y cuántos tenía. Algo similar a lo que pasa cuando tienes que cocinar. Una cosa es ir a comprar los ingredientes necesarios, y otra diferente es ser creativo con lo que se tiene.

Lo primero que hice fue poner todos los zapatos posibles organizados en el suelo. Después de muchas pruebas, llegué a varias conclusiones

  • Se trataba de un experimento en el que podía utilizar los mínimos recursos posibles, no solamente por no poder utilizar cuerdas o pegamento, sino por el número limitado de zapatos disponibles.
  • Lo tuve que realizar en el mínimo tiempo posible, ya que ocupé el salón de casa, y a la hora de la comida debía haber despejado el espacio.
  • La torre cayó muchas veces, hasta que dí con la forma más apropiada y que tenía menos caídas.
  • Tenía zapatos planos y zapatos con tacón. Los más estables, obviamente, eran los planos. Pero los zapatos de tacón ofrecían una estética más atractiva. Así que los planos se quedaron en la base, y en la parte superior irían los de tacón.
  • Para mejorar la estabilidad, tendría que ponerlos alternos. Es decir, la torre debía alzarse “trenzando” los zapatos. Para que la altura fuera similar en cada uno de los cuatro lados, iba poniendo en un lado el tacón y en otro la punta, así alternativamente

Shoe Tower Week 1 Exercise Creativity, Innovation, and Change July 2014 Rosa Montesa Aparentemente, el ejercicio era sencillo. Con todos estos resultados, surgieron nuevas ideas, diferentes a las originales

Las instrucciones eran sencillas, aunque para complicarlo un poquito, se puso una fórmula para calcular la altura

Fórmula T= Altura Total de la Torre / dividido por el número total de zapatos

Si he de ser sincera, me preocupaba tanto la estabilidad, que no me interesé por obtener un número óptimo con el resultado de esta fórmula.

 

Se nos propuso un sencillo ejercicio, pero las reflexiones que surgen durante su realización, y después de ver el resultado, son más que interesantes. Toda una lección aprendida, otra vez…



 

 

 

Estándar