aprender, blog, recicladocreativo

Sobre reutilización, reciclado, reciclaje, upcycling y downcycling

La exposición de fotografía sobre reciclaje “Upcycling” llega al Ateneo de Valencia - See more at: http://www.ecoembes.com/es/ciudadanos/sala-de-prensa/notas-de-prensa/la-exposicion-de-fotografia-sobre-reciclaje-upcycling-0#sthash.qoBky5On.dpuf

¿Upcycling o reciclaje? ¿Una cosa o la otra?

Tomé la decisión de aclarar las diferencias entre reutilización, reciclado, reciclaje, upcycling y downcycling, después de visitar una exposición  patrocinada por Ecoembes.  El título confunde: “EXPOSICIÓN UPCYCLING, FOTOGRAFÍA SOBRE RECICLAJE“. Las fotografías eran excelentes, pero algunas no estaban en consonancia con el título de la exposición.

¿Cómo es posible que todavía se ignore la diferencia que existe entre reciclaje y upcycling?

Debido a mi pasión por reutilizar y reciclar objetos, necesito compartir lo que significan para mí estas palabras, y la diferencia que encuentro entre ellas. Tal vez, de ese modo, los demás puedan comprender mi trabajo.

En una sociedad global, muchas veces adoptamos palabras de otros idiomas. En el caso del nuevo ciclo de la vida de los objetos, ha habido intentos, se ha intentado traducir la palabra reciclaje o downcycling por infraciclado. O  la reutilización+reciclado+mejora+aumento de valor  de los objetos por supracicladoen lugar de upcycling. La Real Academia de la Lengua Española todavía no ha tomado parte en este asunto.

De pequeña, me enseñaron que los cascos eran retornables, y que las revistas y los periódicos se llevaban a la trapería, de ese modo me ganaba unas pesetillas. Mis hijos hacen lo mismo que yo, pero de otro modo, y se dice de otra manera. Reciclan los envases de vidrio y el papel y el cartón depositándolos en los contenedores apropiados, sin un euro a cambio. No solamente han cambiado las palabras  utilizadas, también el hábito, la motivación y los beneficios directos.

Mis padres me enseñaron a tener sentido común, ahora debo educar en la sostenibilidadDevolver o retornar ya no existe en nuestra jerga doméstica, es un privilegio de los restaurantes con las botellas de cristal. Éstas solamente pueden ser depositadas en un contenedor apropiado para ser enviadas a una planta de reciclaje para que sean convertidas en otra materia prima, la reutilización y el reciclado creativo son nuestras únicas alternativas al reciclaje.Y el oficio de trapero, y su trapería dejaron de existir en los barrios hace ya muchos años. El cristal y el papel no eran considerados basura.  Mis padres, aunque no eran conscientes de ello,  eran modernos, responsables, concienciados con el medio ambiente, y muy recicladores.

Al tratarse de palabras nuevas, con usos nuevos, comprendo que puede haber otros puntos de vista. Pero personalmente necesito compartir el significado que tienen para mí las palabras:  reutilización,  reciclado,  reciclaje, upcycling y downcycling.

REUTILIZAR – REUSING Botellas de plástico que pueden ser utilizadas para su reciclado o para el reciclaje

Es volver a utilizar un objeto para el mismo uso para el que fue diseñando, por ejemplo una botella de agua se puede rellenar para seguir siendo utilizada para el mismo fin para el que fue diseñada, el objetivo es contener líquido. No hay cambios ni en sus propiedades, ni en su función. Además, su valor traducido en dinero tampoco cambia.

RECICLAR (reciclado-reciclaje)  RECYCLING/DOWNCYCLINGplastic bottles recycled, repurposed, upcycled. Botellas de plástico recicladas, reutilizadas (67)

Es volver a dar un uso nuevo al objeto. En este caso habría que diferenciar, una cosa es el reciclaje, y otra el reciclado. Siguiendo con el ejemplo anterior, la misma botella de plástico puede ser enviada a una planta de reciclaje, ésta se convertirá en otro objeto (probablemente en otra botella de plástico), este nuevo objeto probablemente será de peor calidad, perderá propiedades durante su reciclaje, y el valor en dinero también será inferior (en inglés “downcycling“).

Reciclado de una botella, por recicladocreativo.comOtra opción sería el reciclado de esa misma botella en otro objeto nuevo, por ejemplo un macetero para plantas. El objeto es prácticamente el mismo, su uso cambia, sus propiedades son las mismas, y el valor económico (si alguien estuviera dispuesto a comprarlo) podría ser inferior, igual o superior.

 

MEJORAR – UPCYCLINGUpcycling. Lámpara realizada con botellas de plástico. Recicladocreativo.com

Se trata de la reutilización + el reciclado, junto con una superación del objeto original (Upcycling).

Volvemos a utilizar el mismo ejemplo, si esa misma botella la convertimos en una lámpara, le estamos cambiando la función para la que fue diseñada, se le da otro uso (reciclado). Y si conseguimos que este objeto sea deseable, y que alguien lo quiera comprar, conseguiremos que el valor económico del objeto sea superior.

 

Lámpara realizada con dos botellas de plástico, Reciclado Creativo- www.recicladocreativo.comDe este modo, el ciclo de vida de un objeto puede variar. Nuestra botella azul, una vez utilizada, podemos tirarla  a la basura y no hacer nada. Podemos reutilizarla y rellenarla, También  podemos reciclarla y utilizarla como macetero o florero,  utilizándola para otro uso del previsto cuando se creó. Podemos depositarla en el contenedor de plástico para que sea enviada a una planta de reciclaje (downcycling). Y podemos hacer algo creativo, o  upcyclingreciclando y mejorando la botella y creando un objeto nuevo, para un uso diferente al que tenía cuando se diseñó, y aumentando su valor.

Me gusta dar una segunda oportunidad a los objetos que otros tiran a la basura. No soy yo quien ha inventado estas palabras, en inglés se utilizan desde hace años, esta es mi particular traducción, será estupendo conocer lo que piensas sobre esto.

¿Cuál es tu opinión?

¿Puedes añadir algo más sobre estos términos?

Cuando se acaba la vida para la que fue creado un objeto

¿lo reutilizas?

¿le das otro uso reciclándolo?

¿lo depositas en un contenedor para su reciclaje?

¿eres creativo y añades valor al objeto?

 


 

 




 

Anuncios
Estándar
aprender, blog, CoworkingValencia

Se me olvidó la respuesta a la pregunta ¿qué quieres ser de mayor?

Se me había olvidado la respuesta a la pregunta “¿Qué quieres ser de mayor?.

Durante los últimos 20 años de mi vida, una parte de mí ha estado maravillosamente anestesiada.

No me arrepiento de ello, en mi época de estudiante conocí a Rubén, y como sucede en los cuentos, me enamoré, comencé una vida con él, encontré un trabajo que me encantaba y disfrutaba (pero que no tenía nada que ver con lo que quería ser de mayor), la vida me sonreía y, mientras tanto, la familia iba creciendo. Amor, trabajo, hijos, familia… ¿qué más podía pedir? Una maravillosa y feliz etapa de mi vida iba pasando, y sin darme cuenta, unas nuevas pasiones se encendían, y otras se iban apagando.
Rosa Montesa, último día como trabajadora de Alitalia

Cuando aquél trabajo que tanto disfruté se acabó, fue como un frenazo en seco. Me quedé como “fuera de juego”, podría decirse que estaba perdida. Hay momentos en la vida en los que, de repente, todo se altera. Este fue uno de esos.  En situaciones como esta sería razonable entrar en una profunda depresión. El declive físico, unido a que los que más quieres ya no te necesitan del mismo modo, aderezado con el hecho de quedarse sin trabajo, puede convertirse una bomba de relojería. No puedo ni imaginarme el infierno por el que deben pasar algunas personas que al llegar a una situación similar, además, se quedan sin casa, sin familia, sin recursos… Soy afortunada, este frenazo no fue tan duro para mi.

En esas ocasiones es cuando uno se pregunta: ¿y ahora qué?.

En aquellos momentos me planteé varias alternativas:

  • Convertirme en mamá, amante esposa  y ama de casa a tiempo completo.  Esto no es una opción, es la realidad, pero una dedicación exclusiva  puede costar muy cara en términos económicos, de salud mental y en mi propia felicidad
  • Estudiar algo nuevo, buscar alternativas para volver a insertarme en el mundo laboral. Es decir, prepararme para “buscar un empleo”. Pésima opción, el trabajo entendido como “puesto de trabajo” ya casi no existe. Y a mi edad, menos todavía. Lo más probable es que al acabar esos estudios me encontrase en el mismo punto de partida, con unos conocimientos teóricos,  sin experiencia y sin posibilidades de aplicar lo aprendido.
  • Estudiar y prepararme para “montarme” un negocio, utilizar el tiempo en hacer Planes de Negocio hipotéticos, sin saber si saldrán bien o mal. Muchos lo llaman emprender, en mi caso, y tomando las palabras de Javier Megias, se trataría de “autoempleo”, Esta opción, por sí sola, tampoco era la mejor.
  • Ponerme en marcha con un autoempleo, no parar el ritmo y seguir en constante movimiento, estudiar, aprender “haciendo”,  generar contactos, aprender de los que sí están “en marcha”, intentar llevar el paso de ellos, experimentar y equivocarme. De ese modo llegar a descubrir aquello en lo que podría ser especial y desarrollarlo.

Estaba claro, en aquél momento tomé la opción  de ponerme en marcha, aprender, fallar y descubrir. Mi “autoempleo” se llama CoworkingValencia.  Gracias a él, puedo decir que:

  • Sigo pedaleando, estoy en constante movimiento.
  • Aprendo haciendo cosas y trabajando
  • Mi red de contactos crece, muchas de las personas que pasan por CoworkingValencia son extremadamente enriquecedoras. Nunca me cruzaría con ellos si me quedase en casa lamentándome de la situación.
  • Experimento y me equivoco en un mundo real.
  • Me ha permitido conocer y explorar proyectos geniales en primera persona.
  • Sigo estudiando y aprendiendo. Hace algún tiempo no podría haber imaginado que las mejores escuelas y universidades del mundo estuvieran en la pantalla de mi ordenador.
  • La escalabilidad económica del negocio no la tengo clara, pero la escalabilidad personal está más que demostrada.

Ha sido necesario dedicar mucho tiempo, mucho esfuerzo, experimentar y equivocarme. Entonces, en esos momentos de fracaso vuelves a encontrarte en otra de esas ocasiones en las que la vida te pide que pares y reflexiones. Hacía años que no hacía el camino hacia atrás. Es como cuando pierdes las llaves, comienzas a pensar en lo que hiciste la última vez que las tuviste en las manos.  Entonces volvieron a salir a flote preguntas que no me había hecho desde hacía muchos años:

  • Dame la mano, llegaremos juntosCuando era pequeña, ¿qué quería ser de mayor?
  • ¿Cuáles son mis habilidades?
  • ¿Qué es eso en lo que los demás me reconocen?. Eso en lo que dicen que soy buena.
  • ¿Qué me gustaría hacer?
  • ¿Qué me hace sentir bien?

¡Qué tonta!

Lo había tenido delante de mí toda la vida. Además, Mr. YouTube, involuntariamente, me dio un toque de atención. En esos momentos, vi los resultados de una pequeña acción.  En menos de un año, sin hacer prácticamente nada, muchas personas se habían interesado en algo que había hecho con mis manos ¡y yo sin enterarme!

Comencé a buscar las respuestas a estas preguntas, a comentarlas en voz alta, a compartirlas con los míos. Recuerdo cuando le conté a mi madre lo que había sucedido con aquella tontería que había grabado,  y lo que pretendía hacer. Cuando le dije:

“Mamá, me he propuesto hacer algo que me hace sentirme bien: crear objetos, dar a conocer al resto del mundo que soy buena en eso, quiero demostrarme que puedo ganarme la vida haciendo algo que me gusta. Voy a intentar darme esa oportunidad a mí misma”

Me impresionó que una mujer de 85 años comprendiera todo lo que le decía, lo que pensaba hacer, mis planes y mis objetivos…. Y lo más importante fue su respuesta:

caminando con mi madre“Nena, pero si tu estudiaste para hacer estas cosas, lo has hecho desde siempre, no has parado jamás de hacerlo, ¿te costará mucho dinero?”

Me quedé patidifusa, ella sabe mejor que nadie cuáles son mis habilidades, y lo que puedo ser capaz de hacer. Tal vez haya heredado de ella esa capacidad de crear y hacer objetos, o mejor dicho, hacer cosas nuevas con lo que otros no serían capaces de hacer nada. A su edad no para de pintar, coser y atreverse con cualquier reto creativo que le propongan. Mi respuesta fue:

“Hace muchos años que he estado alejada del diseño, hay personas mucho más preparadas que yo, tendré que ponerme al día y estudiar. En cuanto al dinero, si las horas se traducen en dinero, me costará mucho. Es una inversión a largo plazo, y si las cosas no salen como están previstas, me estaré preparando para llegar a tu edad haciendo las mismas cosas que haces tú, al fin y al cabo soy como un “clon” tuyo, de mayor quisiera ser como tú” 

Entonces ella contestó:

“Pues adelante,  no sé a qué estás esperando”

Dicho y hecho. Bueno, no tan rápido. Como dice ella, yo nací “diezmesina”. Me cuesta comenzar, pero cuando lo hago, las cosas ya están bastante maduras.

La decisión la tomé y la compartí de un modo vago hace unos 3 meses, los pocos que me siguen igual recuerdan el post: Yo soy yo… y mis manos. Tan pronto como las obligaciones de mi “autoempleo” me dejasen tranquila, me iba a dedicar a poner en marcha esta ilusión. Me impuse una agenda, y durante el verano disfruté de unas vacaciones muy especiales,

Sigo siendo lenta, este post debería haberlo escrito hace casi un mes.

En breve publicaré el próximo post  y prometo contar más de mi proyecto, de mis objetivos y de los planes que tengo previstos.

No sabes lo que me encantará tener tu opinión, contar con tus ideas, saber lo que harías en mi lugar.

cropped-aprender-es-un-precioso-camino-que-no-acaba-nunca-culture-is-people.jpg

Estándar