Lámpara realizada con dos botellas de plástico recicladas Solán de Cabras. Lamp made with a pair of recycled plastic bottles
aprender, blog, recicladocreativo

La lección del millón de visitas, gracias a un simple ejercicio de clase

Cuando publiqué este vídeo de una lampara realizada con dos botellas de plástico, no podía ni imaginar que un simple ejercicio de clase me pudiera dar más de un millón de visitas. De hecho, escribí un post titulado: “He sabido crear algo nuevo ¡Pero no sé cómo venderlo!”. en el que reflexionaba sobre el fracaso por no haber sido capaz de cumplir con el objetivo final del ejercicio: vender.

Lámpara realizada con dos botellas de plástico de agua. Rosa Montesa

Creí que no había sido capaz de completar el ejercicio, pero meses después comencé a darme cuenta del error. No solamente lo había cumplido, también me enseñó, y me sigue enseñando, otras lecciones más importantes todavía.

En un primer momento, la lección aprendida fue la frustración por  no haber sabido vender mi creatividad. Se trataba de un curso bastante conceptual, Debía ser capaz de convertir algo de la basura en un objeto de deseo, y después, tenía que venderlo. Fui capaz de hacer la primera parte, pero no supe terminarlo. Al menos, eso es lo que pensaba en aquél momento.

Aproveché el ejercicio para otros fines. Lo llevé a mi terreno. Lo utilicé como entrenamiento creativo, y compartí el proceso de realización en mi canal de YouTube, me proporcionó contenido para el blog de Reciclado Creativo. Y también imágenes para publicar en otras RRSS como Facebook, Twitter, Instagram o Pinterest. Vamos, saqué todo el jugo que pude de esas dos botellas de plástico que había obtenido de la basura.

Haciendo mi particular ejercicio de compartir mis creaciones en internet aprendí la lección más importante:

Hoy se vende de otro modo, en otros lugares y otras cosas.

A las pocas semanas de escribir sobre la frustración,  supe que el objetivo del ejercicio lo había cumplido, me había equivocado al escribir aquella reflexión. Ni en mis mejores sueños alguien habría pagado por mi lámpara todo lo que me ha reportado este vídeo (y no ha terminado). No sé ni cuantas lámparas habría tenido que realizar para conseguir los mismos beneficios. Y todo ello sin tener en cuenta que, aunque me las hubieran comprado, hacerlas me habría quitado tiempo para crear otras piezas que impulsan mi ilusión por seguir creando y reciclando.

las top 10 lámparas con botellas de plástico (1)

Disfruto del momento creativo, hacer repetitivamente no me estimula tanto como crear cosas nuevas. Así que cuando alguien me pregunta ¿vendes lo que haces? mi respuesta es que puedo hacerlo por encargo, pero prefiero vender y ofrecer otras cosas. Este vídeo me ha enseñado esta otra lección: soy capaz de vender inspiración y creatividad.

Lo cierto es que no hay nada como “hacer” para saber que tienes que seguir “haciendo”, aunque desconozcas si es lo que debes hacer, de los errores también se aprende.

Los supuestos gurús nos quieren dar lecciones magistrales sobre edición de vídeos, sonido, etiquetas, textos, posicionamiento, internet, YouTube, etc. Excelentes consejos para obtener más visitas. Pues nada de nada, esos expertos deberían saber que en este vídeo no se cumple con casi ninguno de sus magníficos consejos. Era uno de mis primeros vídeos, lo hice con prisas, debía entregar el ejercicio de clase, aunque el vídeo no estaba incluido, quise añadirlo como material extra,  no cuidé los detalles en exceso. Sobre la edición. el sonido, etiquetas, textos, títulos mejor ni hablar. Aburriría contando todo lo que debería haber hecho de otro modo..

Una lección dura de aprender es que para tener éxito y obtener un número alto de visitas no es necesario ser el mejor, ni publicar el mejor vídeo del mundo, ni tener la mejor idea, ni una música de fondo especial, ni una voz de locutora de radio, ni un montón de amigos que te aprecien y valoren tu trabajo. He publicado otros proyectos mucho más interesantes (desde mi punto de vista), veo vídeos de otras personas que me parecen mejores, con contenidos excelentes, con una edición cuidada, y casi nadie los visita. La cruda realidad es que Internet y YouTube son imprevisibles… o no.

Y tú, ¿ que opinas?

Anuncios
Estándar