amor de madre
aprender, blog, familia

Conseguir metas trabajando en equipo… con mi madre #megaproyectoconmimadre

Nos hacen creer que las metas importantes están relacionadas con el trabajo o los estudios. A veces nos cuesta pensar en otros objetivos o metas como los que tienen que ver con hacer las cosas que nos apasionan,  y que realizamos con las personas que queremos. Quieren hacernos parecer que son las metas más simples y menos importantes. Sin embargo son las que más nos hacen disfrutar del camino.

Mi madre es muy creativa, siempre tiene algún proyecto entre manos.  Su capacidad no tiene límites. Esas ganas de querer crear cosas nuevas le mantienen joven y activa. A sus 86 años tiene una energía que muchos quisieran a los 20. Cualquier reto creativo es perfecto para ella. Se empeña en hacerme cosas, pero yo no necesito más piezas hechas por ella, lo que deseo es disfrutar con ella de esos momentos creativos.

caminando con mi madreDicen que los objetivos sin un plan, son solamente deseos. Así que le dije a mi madre que quería que me concediese el deseo de hacer algo con ella. Tener un proyecto creativo, trazar un plan, y conseguir algo excepcional.

Al principio me costó convencerla, pero tal y como le iba contando mis ideas, se animaba. Hemos tenido momentos de estancamiento, las dos hemos tenido que ceder. Somos muy diferentes, pero también tenemos mucho en común. Trabajar en equipo puede ser una pesadilla o un sueño. Este proyecto, hace unos años, hubiera sido una pesadilla. Para mí ha sido un sueño. Estamos orgullosas con el resultado de nuestro trabajo. Como buena madre, ella se quiere mantener al margen, pero es tan suyo como mío.

Todavía no puedo compartir el resultado, estamos ultimando detalles. Tengo ganas de poder compartir nuestro proyecto. Ojalá pueda gustar tanto nuestro proyecto, como nosotras lo hemos disfrutado.

Por el momento solo puedo adelantar que se trata de un objeto realizado con mucha creatividad, aplicando su experiencia y habilidades, y reciclando material de nuestra propia basura.

¡Te gustará!

DSC08780 #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre#megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre

Anuncios
Estándar
Lo importante de tu rosa es el tiempo que estuviste con ella. Rosa Montesa
aprender, blog, familia, recicladocreativo

Lo importante de tu rosa es el tiempo que has perdido con ella…

Este es el título de una de las fotografías que presenté a un concurso sobre reciclado. Los miembros del jurado que la seleccionaron como finalista jamás podrán imaginar lo que de verdad vieron en ella. Seguramente, de un modo inconsciente, lo sintieron. Y de eso va este post.

La exposición de fotografía sobre reciclaje “Upcycling” llega al Ateneo de Valencia - See more at: http://www.ecoembes.com/es/ciudadanos/sala-de-prensa/notas-de-prensa/la-exposicion-de-fotografia-sobre-reciclaje-upcycling-0#sthash.qoBky5On.dpufHace unos meses visité una exposición de fotografía sobre Upcycling y Reciclado, organizado por Ecoembes, Efti y Ecoalf. A mi vuelta a casa estaba excitada. Me había emocionado al ver aquellas imágenes, y por otro lado tenía una amarga sensación al ver que no todos entendemos lo mismo cuando se habla de Upcycling, reciclado o reciclaje.

En lugar de escribir un post compartiendo mis emociones, escribí otro para aclarar lo que estas palabras, tan de moda, quieren decir para mí.

Ni por un momento tuve la osadía de compartir en este blog la sensación que tuve al ver aquellas imágenes. No sé cómo explicarlo. Es como cuando compras lotería y piensas: “¿y si el premio me tocase?. Esa era mi sensación. ¿Y si mis creaciones estuvieran fotografiadas así? ¿y se pudieran ver en una exposición como esta?

Solamente me atreví a comentarlo con Rubén, el único al que le puedo contar esas cosas. Al fin y al cabo comparto mi vida con él. Sabe que soy una soñadora, y como tantas otras veces, necesito una vía de escape.

Rosa Montesa Reciclado Creativo fotos concurso Upcycling reciclajeLe dije que me hubiera gustado ver en esos cuadros mis flores como si fueran objetos de deseo que crecen en la naturaleza, o que alguien fotografiase mis piezas de bisutería, y no sé cuántas tonterías más. Él me escuchaba y sonreía,  mientras yo descargaba adrenalina. Pero como tantas otras veces, cuando ya estoy más calmada, pienso que no me ha hecho ni caso. Llevamos ya muchos años viviendo juntos, sabe que a veces necesito compartir mis sueños y mis deseos.

Cuando pasa ese momento, ya más relajada, recapacito y pienso que me escucha con paciencia, como si fuera una terapia para mí, y para nuestra relación. Sabe que me volvería loca si no tuviera alguien a mi  lado a quien contar estas cosas.

A principios del mes de julio se convocó la segunda edición de este concurso de fotografía sobre reciclado. Otra vez volví a él con otra cantinela, le conté que debía hacer algo para conseguir que algunas de mis creaciones estuvieran en la exposición, que deseaba de corazón que alguien hiciera fotos de lo que hago con material reciclado. Compartí el concurso con personas que podrían haberse presentado, con la esperanza de que se interesaran. Pero no tuve éxito. Pasó un mes, el tiempo se agotaba, entonces cambié de estrategia, hice fotos con la camarita de vídeo que tengo flor roja de plástico convertida en Hibiscus rosa montesapara hacer mis tutoriales, así podría enseñarselas a potenciales víctimas que pudieran conseguir que mi deseo se cumpliera. Amigos apasionados por la fotografía, profesionales y amateurs con cámaras de esas que tienen metro y medio de teleobjetivo. Pero tampoco tuve suerte. No había ningún voluntario para presentarse al concurso, y menos todavía para hacer fotos de las cosas que reciclo.

Otra vez, el pobre Rubén tenía que aguantar mis peroratas. Esta vez no se trataba de una soñadora, era una de esas pesimistas. Le decía que no lo iba a conseguir, que era una pena, que solamente pretendía que mis objetos estuvieran expuestos de algún modo en esa muestra. Que yo no soy  buena en eso de la fotografía, que no tengo ni una buena máquina, que no conseguiría que se cumpliera mi deseo, sería uno de tantos sueños… Estaba decepcionada.

En esta segunda ocasión tuve suerte. Guillermo, un amigo fotógrafo, me hizo caso. Le gustaron las fotos que le envié por whatsapp. Quedamos para tomar un café, estábamos los tres El cielo, el mar y el plástico... Blue sea, blue sky, blue bottles. The sky, the sea and the plastics.delante de la pantalla. Rubén con la sonrisa puesta, pensando que mis fotos eran lo más de lo más, yo con mucho miedo por conocer la opinión de un profesional, y Guillermo esperando ver en mi pantalla lo que le había enseñado a través del móvil. Las palabras textuales al ver las fotos fueron: “Son muy chulas, tienen mucho potencial, podrían estar en una final…”, Rubén interrumpió diciendo, “ves, ya lo sabía”. Pero yo me temía lo peor. Entonces continuó diciendo  “¿con qué cámara has hecho esto? ¿con el móvil?, etc, etc…  Lo sabía… Había muchos “peros”.

Guillermo me animó a presentarme, creía en el potencial de los objetos que quería fotografiar. Tal vez por la ilusión que yo tenía, no quería decepcionarme y me decía esas cosas.  Él no podía presentarse, estaba muy ocupado.

Me dio buenos consejos para mejorar mis borradores. muchos ánimos y me decía que alguna foto podría ser finalista (un buen amigo nunca te desanima). Eso sí, debía tener en cuenta algunas cosas y, además, debía hacerlas con una cámara “decente” (lo que para un fotógrafo es “decente”, para mí es “inalcanzable”, es un capricho que no me puedo permitir).

Otra vez Rubén tenía que aguantarme. Estaba hundida, no sería capaz. Esto era el final de un sueño. Mis fotos no serían nunca lo suficientemente buenas para presentarlas a un concurso. Nadie tenía interés por fotografiar mi basura. Ya me había atrevido a hacer unos bocetos, pero sin una máquina de fotografiar “decente” era imposible. Podría seguir los consejos de Guillermo, pero estaba convencida, sabía que yo sola no podía hacerlo… Lo reconozco, soy muy cansina y pesada. Pobre Rubén, cuando estoy soñadora, o cuando estoy de bajón. Siempre perdiendo el tiempo conmigo.

No me lo podía creer, Rubén comenzó a hablar (pocas veces le dejo el turno de palabra cuando estoy así). Me dijo: “no estás sola, yo te ayudaré, le pediremos la cámara a tu hermano y seguiremos los consejos de Guillermo. Las cosas que haces son tan bonitas que conseguirás que alguien vea lo que haces. Ya lo verás, podremos hacerlo…”. Esta vez era yo la que sonreía, pensaba que era una broma. ¿Cómo?¿Rubén haciendo fotos? Le dije: “Vas de coña ¿no?·. El me contestó que no era una broma, y que estaba totalmente convencido de que conseguiríamos lo que me había propuesto. Alguna de mis creaciones estaría en la exposición de fotografía, y sería protagonista de una foto preciosa. Que no hay nada imposible cuando se hace con corazón y con esfuerzo…

Rubén estaba muy, muy, muy raro. No es nada normal que él haga fotos. Lo que sí es normal es apoyarme y animarme a conseguir lo que quiero.

Comenzamos a trabajar, decidimos plantearnos el tipo de foto que queríamos hacer. Una cosa estaba clara, de todo lo que he reciclado durante este año, las piezas que mostraríamos serían objetos realizados con botellas de plástico reciclado. Somos privilegiados, en verano vivimos al lado del mar. De ese modo ya teníamos unas premisas claras, los protagonistas de las fotos, y el paisaje que los rodearía. Ahora debíamos ponernos a trabajar.

Rosa Montesa Reciclado Creativo fotos concurso Upcycling reciclajeYo estaba empeñada en mis flores del plástico fundidas con la naturaleza, como si fuera poesía. Él creía que era mejor exponer la belleza de los colores y las formas tratadas por mí. Y eso sí, sin olvidar los buenos consejos de Guillermo, el momento del día, la luz, las distancias, el fondo, los colores…

Hicimos muchísimas fotografías. Al final escogimos unas 50 entre las suyas y las mías. Para pasar la última criba, y dar algunos retoques, volvimos a contar con nuestro amigo. El último día, en el último momento, enviamos las imágenes.

Unas semanas después recibimos el resultado.

Rubén ganó el segundo premio con su foto Cielo Azul, Mar Azul, Plástico Azul, y otra fotografía suya quedó finalista, Algas Marinas de Plástico. Ambas fotos están hechas desde casa. Yo sujetaba las piezas, y el captaba el mejor momento. Lo importante de sus fotos no era tanto el objeto, el paisaje o la calidad, él quería que yo consiguiera mi deseo. Y eso es lo que premió el jurado, aunque ninguno de ellos lo sabrá nunca.

Ruben Lafuente Reciclado Creativo fotos concurso Upcycling reciclaje

Ruben Lafuente Reciclado Creativo fotos concurso Upcycling reciclaje

Yo, más romántica y soñadora, creí más en la poesía de la fotografía y de los protagonistas de las imágenes. Frases de El Principito me sirvieron de inspiración. Después de todo, tienen mucho que ver con esta historia

Mi foto “Lo importante de tu rosa es el tiempo que perdiste con ella…” también quedó finalista. Y eso es lo que Rubén ha hecho, y sigue haciendo conmigo. Tampoco creo que lo sepan nunca los miembros del jurado.

Rosa Montesa Reciclado Creativo fotos concurso Upcycling reciclaje

No me atreví a escribir mi deseo cuando estuve en la exposición, ahora lo comparto.

Es asombroso cómo es cierto lo que dice el título que le puse a la foto, es justamente lo que Rubén hace. “Lo importante de su Rosa es el tiempo que me ha dedicado…” He cambiado lo de “perdido” por “dedicado”, el tiempo nunca se pierde. Y añadiría que me gustaría también poder decir que es el tiempo que me ha dedicado, que me dedica y que me dedicará…

¡Gracias Ruben!

Reciclado Creativo fotos concurso Upcycling reciclaje

Estándar
botellas de plástico gotas de solidaridad Solán de Cabras
amistad, blog, familia, recicladocreativo

Reciclando Gotas de Solidaridad

¿Qué es “Gotas de Solidaridad?

#gotasdesolidaridad es una iniciativa de Solán de Cabras con la que se quiere ayudar en la lucha contra el cáncer de mama, destinando los beneficios de la campaña al programa de Atención Psicológica de la Asociación Española Contra el Cáncer. Casi 2 millones y medio de botellas cambiarán el color azul por el rosa, para demostrar  solidaridad con las personas afectadas por esta enfermedad.

A través de esta campaña, los usuarios podemos lanzar mensajes de ánimo y apoyo, creando una corriente solidaria con el hashtag #gotasdesolidaridad.

Ya he dejado mis mensajes de ánimo y apoyo. Estoy convenciendo a las personas de mi entorno para que compren “en rosa”, y dejen también ellos su mensaje, a cambio les pido que me guarden las botellas, y crearé un objeto personalizado para quien lo haga.

He empezado a replicar algunos de los proyectos que hice hace algún tiempo con las botellas azules en Reciclado Creativo

Para comenzar ya he hecho las cajas que contendrán algunas joyas.botellas de plástico gotas de solidaridad Solán de Cabras

Sería imposible crear objetos nuevos para todos, así que he decidido compartir mis ideas y servir de inspiración, para que haya muchas personas que se animen a reciclar estas preciosas botellas.

Siempre he pensado que me explico mejor haciendo que hablando, y el mensaje que me gustaría dejar es que cuando otros ya descartan estas botellas, y creen que es el fin, para mí comienza algo nuevo y mejor. Con un poco de trabajo y esfuerzo, es posible conseguir dar otra nueva vida, y muchas veces, incluso puede llegar a ser más bella.

 

botellas de plástico gotas de solidaridad Solán de Cabras

Estándar
#blaueblumen flores azules blue flowers Too tired to be creative
aprender, blog

En ocasiones los más creativos, te matan la creatividad ¿O no?

Hoy me apetece gritar que los que admiras, aquellos que son creativos e innovadores, son capaces de matar la creatividad. Deseaba tener un momento creativo, una especie de orgía creativa, pero otros se empeñaron en enterrarlo. Esta fue mi experiencia de ayer por la noche. Tenía unas expectativas, pero los demás tenían otras. Estaba equivocada. Es en esos momentos,  cuando no se cumplen los objetivos, te sientes mal.

Ya se ha acabado el curso @design101, bueno, eso es lo que yo creía. Todavía nos sorprenden con más actividades. Estaba muy contenta pensando en la sorpresa que Stefano Mirti, Anne-Sophie Gauvin y Giulia San Gregorio nos tenían preparada. Imaginaba un superencuentro creativo. Los profes, junto con los compañeros de curso de todo el mundo, haciendo algo creativo, todos juntos simultáneamente.#blaueblumen flores azules blue flowers Too tired to be creative about  Demasiado saturada para ser creativa

El primer desencuentro era el medio, desde mi particular punto de vista, Facebook no era el más adecuado. El segundo era la duración, otra vez desde mi visión, dedicar tanto tiempo a una conexión hace perder el foco. El tercero es el  carácter caótico típicamente latino, y especialmente italiano. No sé el resto de compañeros, pero yo me sentí totalmente perdida. Y eso que me conozco el percal. No sé si los no latinos habrán entendido este desorden como algo creativo, divertido, transgresor, etc… para mí ha sido un auténtico desastre. Es bien cierto que del caos puede surgir algo realmente interesante. Espero que alguien lo haya disfrutado, pero esa no he sido yo.

Me senté a las 22:00 cara al ordenador (ya con retraso, como he dicho, me conozco el percal), nadie sabía nada. Los compañeros se limitaban a subir cosas que ya había visto, y los profes hacían algunos comentarios (pocas líneas, y algunos tan simples como “me gusta”). Vaya desastre, yo estaba preparada con material en la mano para disfrutar de un momento creativo, tal y como esperaba, pero nadie demostraba estar creando nada en ese momento.

Estaba cansada, me sentía demasiado saturada de flores azules, y demasiado decepcionada con el “maravilloso desencuentro”.  Nadie decía nada sobre lo que debíamos hacer.  Mi inconsciente me traicionó mientras miraba el material que tenía disponible, ojeaba el muro de Facebook, intercambiaba mensajes con compañeros que tampoco entendían nada, y otros que lo sabían todo. Me había propuesto un momento de creatividad, y me la estaban matando. Tenía unos alfileres en la mano. De repente empecé a sentirme como si alguien me estuviera clavando alfileres azules, me sorprendí a mi misma haciéndome mi  propio vudú.

blaueblumen, flores azules, blue flowers, design101Tal vez debería haber sido una cansina, y volver a publicar mis #blaueblumen  . Mi percepción  es que mis amigos de redes sociales, los tengo saturados con el azul, en YouTube ya pasan las 10.000 visitas entre los dos vídeos relativos al tema, he subido fotos a Instagram, en Pinterest, he tuiteado, he compartido en Facebook, están en Flickr, hasta en Tumblr y Google+, …. ¿¿¿¿¿¿¿Otra vez tenía que publicar mis flores azules??????

Las publicaciones en las redes sociales se convierten en anticuadas muy pronto. Pierden actualidad con una velocidad de vértigo. Para mí, es un tema “viejo”, pero tal vez eso es lo que debería haber hecho, recordar viejos tiempos y batallitas de abuelos, para que los profesores comentaran lo que hice en el pasado (vale, no tan pasado, solamente hace una semana)

Reconozco que durante esta “reunión” estaba demasiado saturada para ser creativa, pero mi inconsciente me llevó a hacer este vudú, que no va contra nadie, simplemente es una muestra de lo que sentía en ese momento. Como si alguien me clavase las #blaueblumen en el corazón, y me estuviera haciendo daño impidiéndome crear cosas nuevas.

Según los profesores, estas flores azules, o vudús azules, eran muy “cool”.  Puede ser que sea así, al final tuve un momento de creatividad en un momento de rabia, que no disfruté, y con un resultado que gusta a otros. A mí me trae recuerdos de un rato doloroso. Me pregunto si Stefano, Anne y Giulia buscaban este resultado. ¿Mataron mi creatividad? ¿Qué crees?

 

Estándar
Toastmasters. Icebreaker. Rosa Montesa
amistad, aprender, blog, hablar en público

Hablar en público es como tirarse a la piscina

¿Te puede enseñar un profesor a comunicarte con los demás? ¿Puedes aprender a nadar sin agua? Vaya par de preguntas absurdas. Nos comunicamos desde antes de aprender a hablar, sin profesores que nos cuenten la teoría sobre los diferentes tipos de berridos que podemos emitir cuando tenemos hambre. Para nadar es imprescindible que haya agua, da igual si se trata de un lago, un río, el mar o una piscina. Pero difícilmente se puede hacer en la ducha. Comunicarse con los demás es una cosa, y hablar en público es otra. Ambas están íntimamente relacionadas. Todo es comunicación. Hacer discursos, hablar en público, y comunicar delante de una audiencia requiere entrenamiento. Por supuesto que un profesor enseña. Pero como dice mi amigo César, hablar en público es como nadar, si no te tiras a la piscina, es imposible aprender.  En esta piscina de “Hablar en público” tengo muchos amigos. Me siento en mi esquina a observar, y veo entrenadores y nadadores en acción. Para algunos es un trabajo,  para otros es una necesidad. También veo amigos que se divierten nadando en esta piscina. Les mueve la pasión y lo hacen por puro entretenimiento. Son fanáticos del “Learning by doing”, disfrutan del entrenamiento en grupo, y les entusiasma aprender de otros como ellos.  Llevo tiempo viendo cómo disfrutan,  aunque me resultaba divertido,  no conseguían convencerme de que me uniera a ellos, eso de ponerme delante de otros y  hablar, me imponía demasiado. Además, debía hacerlo en inglés. Eso todavía me frenaba más. Ahora ya existe un grupo en castellano, he visto la evolución de buenos amigos y no tengo excusas. 

Icebreaker. Toastmasters. Rosa Montesa

El feedback de un montón de amigos

Finalmente  me he tirado a la piscina con ellos, ya formo parte de Toastmasters Valencia Maristela me cogió de la mano, Víctor me inspiró y César me sacó del agua. No me salió bien. Tendré que esforzarme si quiero aprender a hacerlo como ellos. A continuación añado  unos minutos que grabó Borja. No lo hice bien, veo muchísimos fallos. Tendré que mejorar. No es agradable ver mis defectos y compartirlos, pero forma parte del aprendizaje,  y de nadar en una piscina pública.

Estándar
vaso lleno, vaso vacío y por la mitad
aprender, blog

El vaso no está ni medio lleno, ni medio vacío. ¿Cómo lo ves?

vaso llenoEn ocasiones se empeñan en decir que si ves el vaso medio lleno eres optimista, si lo ves medio vacío eres pesimista, y todas esasVaso por la mitad, ni lleno, ni vacío cosas que suelen contarnos.

La verdad es que hay algo de verdad en todo ello, pero este e vaso no está ni medio lleno, ni medio vacío. Está como está, es decir, por la mitad.

Así que aplícate el cuento, vuelve a mirarlo bien, y luego ya me dices si eres optimista o pesimista.

Estándar
No necesitas más tiempo, lo que necesitas es tomar una decisión

¡No necesitas más tiempo, lo que necesitas es tomar una decisión!

amistad, aprender, blog, empresa, Learners Passport

¡No necesitas más tiempo, lo que necesitas es tomar una decisión!

Imagen