botellas de plástico gotas de solidaridad Solán de Cabras
amistad, blog, familia, recicladocreativo

Reciclando Gotas de Solidaridad

¿Qué es “Gotas de Solidaridad?

#gotasdesolidaridad es una iniciativa de Solán de Cabras con la que se quiere ayudar en la lucha contra el cáncer de mama, destinando los beneficios de la campaña al programa de Atención Psicológica de la Asociación Española Contra el Cáncer. Casi 2 millones y medio de botellas cambiarán el color azul por el rosa, para demostrar  solidaridad con las personas afectadas por esta enfermedad.

A través de esta campaña, los usuarios podemos lanzar mensajes de ánimo y apoyo, creando una corriente solidaria con el hashtag #gotasdesolidaridad.

Ya he dejado mis mensajes de ánimo y apoyo. Estoy convenciendo a las personas de mi entorno para que compren “en rosa”, y dejen también ellos su mensaje, a cambio les pido que me guarden las botellas, y crearé un objeto personalizado para quien lo haga.

He empezado a replicar algunos de los proyectos que hice hace algún tiempo con las botellas azules en Reciclado Creativo

Para comenzar ya he hecho las cajas que contendrán algunas joyas.botellas de plástico gotas de solidaridad Solán de Cabras

Sería imposible crear objetos nuevos para todos, así que he decidido compartir mis ideas y servir de inspiración, para que haya muchas personas que se animen a reciclar estas preciosas botellas.

Siempre he pensado que me explico mejor haciendo que hablando, y el mensaje que me gustaría dejar es que cuando otros ya descartan estas botellas, y creen que es el fin, para mí comienza algo nuevo y mejor. Con un poco de trabajo y esfuerzo, es posible conseguir dar otra nueva vida, y muchas veces, incluso puede llegar a ser más bella.

 

botellas de plástico gotas de solidaridad Solán de Cabras

Anuncios
Estándar
amistad, aprender, blog

Seguro que tienes un amigo dispuesto a colaborar contigo, solo tienes que pedirle que te eche una mano!

Os presento a mi amiga EvaEva Ripoll, fotógrafa.  Una colaboradora excepcional.

Eva Ripoll Fotógrafa

Eva Ripoll colaboradora de este blog. http://www.evaripoll.com

La fotografía es su pasión, y su medio de vida. Es una mujer estilosa, simpática, divertida, buena gente, que voy a decir. ¡Es mi amiga!

Ir con ella por la calle me recuerda cuando una era jovencita, y los chicos se giraban, conmigo ya no funciona, pero ella sigue atrayendo miradas. A cada uno de ellos me gustaría decirle: “no te gires para mirar, gírate para pedirle que sea ella quién te mire con su cámara”

Ambas hacemos pinitos en esto de comunicarnos en internet. Pero las dos ganamos en las distancias cortas, en el cara a cara. No queremos resignarnos, peleamos por querer estar en la red. Hace algún tiempo, asistimos juntas a un curso para ver si nos inyectábamos twitter en la sangre, pero es algo complicado.  Nuestro problema es que lo más importante de nuestras vidas no sucede en internet.

Le conté el reto que me había propuesto con este blog, y el esfuerzo que supone cada día enfrentarme a la pantalla en blanco.. Le expliqué que es mi blog personal, y las fotos que había estado añadiendo eran mías (y muy malas, por cierto), que me estaba planteando suscribirme a una de esas empresas que te ofrece un banco de fotos sin alma, resultaría cómodo y muy rápido. Ella me dijo que ni se me ocurriese, que utilizase las suyas. Es una excelente manera de colaborar. ¡No me lo puedo creer! Admiro mucho su trabajo. Ahora ya no me enfrento a cocinar este blog yo sola. Ella estará conmigo en esta aventura. Sus capturas de momentos de la vida son una inspiración para mí. Sus fotos dicen mucho más de lo que yo pueda ser capaz de contar con palabras.

La vida para los fotógrafos no está siendo nada fácil, y si se trata de prensa, peor todavía. Eva paga sus facturas y vive gracias a su trabajo, es inmensamente generosa, pero si deseas hacer uso de alguna de las imágenes que publico, ponte en contacto con ella:  eripoll@ono.com

Estándar
huevos de chocolate
amistad, aprender, blog, familia, Learners Passport

¡Prometo pecar y no arrepentirme por ello!

huevos de pascua

¡Hoy es Viernes Santo y voy a pecar!. Dicen que no se puede comer carne, ni ir a la playa, que nos hemos de abstener de reírnos y de otras cosas que produzcan placer…. Os aseguro que lo pienso hacer, pecaré a gusto, y no cumpliré penitencia cristiana por ello.

Fui educada en un colegio de monjas. Somos seis hermanos, y como yo soy la única chica, también fui la única que estudió en un colegio religioso. Sí, soy Teresiana y a mucha honra, quiero con locura a mis compañeras de infancia, son unos seres extraordinarios. Aunque durante 8 años lo intentaron, las monjas no lo consiguieron, no soy ni  cristiana, ni apostólica, ni romana (bueno, esto de romana igual sí).

Educarme en un colegio religioso me provocó algunos conflictos durante mi infancia, en casa convivía con “pecadores” que no iban a misa, decían tacos, blasfemaban cuando hablaban de Franco, eran rojos, republicanos y casi comunistas. Por si eso fuera poco, mi adorable “abuelita”  cantaba la Internacional mientras cosía, y maldecía al cura “fascista” responsable del fusilamiento de su hermano pequeño.

Cuando llegaba al colegio, todo lo que sucedía en casa lo tenía que llevar en silencio. Era duro, pero no más que las almorranas. Hay un momento en el que se pierde la vergüenza, dejas de llevarlo en silencio y disfrutas cuando lo compartes, sientes un gran alivio.

Por esa razón, puedo permitirme hablar con conocimiento de causa, hoy voy a pecar, pienso comer carne, disfrutar de ella, ir a la playa y cuántas cosas estén prohibidas para el día de hoy.
LearnersPassport.comEl único pecado del que me siento responsable, es el de bajar el ritmo del trabajo y dejar de ser productiva durante unos días- Estoy convencida de tener que pagar penitencia por no cumplir los objetivos.

P.D.:Por cierto, uno de los mayores pecados que he visto en mi vida fue la venta y la demolición del precioso edificio en el que estudié, y en perfecta armonía con el Mercado de Colón de Valencia. Ahora hay un horrible edificio y un centro comercial.

Rosa Montesa. Mi colegio Santa Teresa de Jesús, Teresianas de Valencia, en la Calle Jorge Juan, frente al mercado de Colón.

Si aquello no fue pecado, hacer el amor, bailar, comer carne, volar el cachirulo, saltar a la comba, ir a la playa… tampoco lo es.

Y si no, ¡que venga Dios y lo vea!

Estándar