huevos de chocolate
amistad, aprender, blog, familia, Learners Passport

¡Prometo pecar y no arrepentirme por ello!

huevos de pascua

¡Hoy es Viernes Santo y voy a pecar!. Dicen que no se puede comer carne, ni ir a la playa, que nos hemos de abstener de reírnos y de otras cosas que produzcan placer…. Os aseguro que lo pienso hacer, pecaré a gusto, y no cumpliré penitencia cristiana por ello.

Fui educada en un colegio de monjas. Somos seis hermanos, y como yo soy la única chica, también fui la única que estudió en un colegio religioso. Sí, soy Teresiana y a mucha honra, quiero con locura a mis compañeras de infancia, son unos seres extraordinarios. Aunque durante 8 años lo intentaron, las monjas no lo consiguieron, no soy ni  cristiana, ni apostólica, ni romana (bueno, esto de romana igual sí).

Educarme en un colegio religioso me provocó algunos conflictos durante mi infancia, en casa convivía con “pecadores” que no iban a misa, decían tacos, blasfemaban cuando hablaban de Franco, eran rojos, republicanos y casi comunistas. Por si eso fuera poco, mi adorable “abuelita”  cantaba la Internacional mientras cosía, y maldecía al cura “fascista” responsable del fusilamiento de su hermano pequeño.

Cuando llegaba al colegio, todo lo que sucedía en casa lo tenía que llevar en silencio. Era duro, pero no más que las almorranas. Hay un momento en el que se pierde la vergüenza, dejas de llevarlo en silencio y disfrutas cuando lo compartes, sientes un gran alivio.

Por esa razón, puedo permitirme hablar con conocimiento de causa, hoy voy a pecar, pienso comer carne, disfrutar de ella, ir a la playa y cuántas cosas estén prohibidas para el día de hoy.
LearnersPassport.comEl único pecado del que me siento responsable, es el de bajar el ritmo del trabajo y dejar de ser productiva durante unos días- Estoy convencida de tener que pagar penitencia por no cumplir los objetivos.

P.D.:Por cierto, uno de los mayores pecados que he visto en mi vida fue la venta y la demolición del precioso edificio en el que estudié, y en perfecta armonía con el Mercado de Colón de Valencia. Ahora hay un horrible edificio y un centro comercial.

Rosa Montesa. Mi colegio Santa Teresa de Jesús, Teresianas de Valencia, en la Calle Jorge Juan, frente al mercado de Colón.

Si aquello no fue pecado, hacer el amor, bailar, comer carne, volar el cachirulo, saltar a la comba, ir a la playa… tampoco lo es.

Y si no, ¡que venga Dios y lo vea!

Estándar