El cielo, el mar y el plástico... Blue sea, blue sky, blue bottles. The sky, the sea and the plastics.
aprender, blog, recicladocreativo

Hola, me llamo Rosa y soy adicta

Lo reconozco, soy adicta. Ya he tirado la toalla, he asumido que soy incapaz de salir de este agujero que cada vez es más profundo. Además, esta adicción se ha unido peligrosamente a una de mis pasiones.

Bebo al levantarme, bebo con las comidas, es un placer beber a media tarde, bebo antes de acostarme, y a veces me levanto por la noche para pegar un buen trago.

No bebo alcohol, bebo agua, y beber agua no es una adicción. Beber agua es una necesidad fisiológica.

Mi adicción viene por la bebida, pero no es la bebida.

No más botellas No more bottles recicladocreativo

Me veo, y no me reconozco. Me escucho, y parece que hable otra persona. Es tan fácil opinar desde la distancia…

Cuando veo una botella de plástico, no veo basura. Veo un tesoro. Un objeto que tiene un gran potencial. Podría crear muchas cosas con ella. Entonces ya no me siento tan mal, y la compro. A veces por el contenedor, otras por el contenido. Pero el hecho es que acabo con una botella de plástico en mis manos.

Lámpara realizada con botellas de agua . Reciclado Creativo

Ahora cambiaría muchas cosas de mi discurso. Reconozco que al final me quedé floja. Debería haber sido más contundente.

Icebreaker. Toastmasters. Rosa Montesa

Este es el tema que escogí para mi charla. Genera un grave conflicto en mi interior. Ya he tirado la toalla. No hay nada que hacer. Soy una adicta al plástico, a los envases. Comienzo a tener una dependencia insana para mí, y mucho más insana todavía para el medio ambiente.

Me cuesta hablar en público, me pongo nerviosa. Tal vez podría haber hablado de otra cosa más interesante, que me tocase menos el hígado.

Se trata de una charla entre compañeros y amigos. En Toastmasters cada uno habla de lo que le apetece, y cuando le apetece. Lo bueno de asistir a estas sesiones es que aprendes a comunicar, a hablar en público con tus compañeros, y también de ellos. Al final, te regalan su feedback.

Toastmasters Valencia. Feedback

Gracias a Peter que me grabó el vídeo, me he dado cuenta de muchas cosas que podría haber cambiado. Tengo que mejorar muchísimo.

Me da vergüenza verme hablando en público, y todavía me siento más avergonzada cuando reconozco que soy incapaz de abandonar este consumo exagerado de plástico. Lo peor de todo es que disfruto ambas cosas.

Gracias a los compañeros de Toastmasters por el feedback, y gracias a los que después de haber visto el vídeo, me habéis regalado vuestra opinión.

I love Recycling

Lámparas con botellas de plástico

cajas de regalo con botellas de plástico. Reciclado Creativo
Reciclado Creativo fotos concurso Upcycling reciclaje

 

 

 

 

Estándar
Por las bragas de mi madre. Rosa Montesa
aprender, blog, familia, recicladocreativo

¡Por las bragas de mi madre! Reto conseguido

Esto de internet no lo entiende ni el padre que lo parió. A veces te retuerces investigando lo que puede interesar a las personas que te siguen, haces esfuerzos creativos inimaginables, utilizas materiales llamativos… Y los resultados no son los esperados.

Rosa Montesa, vista por Mar

Tengo un calendario previsto de proyectos de reciclado creativo listos para publicar y compartir, entonces aparece mi hija y me desmonta el programa. Vacía uno de mis cajones y empieza a sacar bañadores y bikinis. Se ríe viendo lo que se llevaba hace unos años, y me afirma que ella no se pondría esas prendas ni loca. Reconoce que le gustan los colores, los dibujos, pero ni la talla ni el estilo van con ella.

Bikinis

 ¿Cómo conseguir que mi hija se ponga mis bikinis?

Buenas noticias, esto suena a reto

Me cuesta tirar la ropa, creo que se le puede dar una segunda oportunidad. Pero reconozco que las prendas elásticas tienen una vida muy corta. Se estropean en el cajón. Si no las utilizas debes hacer algo pronto con ellas, o habrá que tirarlas . Y eso me llega al alma…

Soy afortunada, a mi hija le encanta utilizar mi vieja ropa. Además de ahorrar dinero, ella luce con orgullo lo que su madre llevaba hace muchos años. Pero con los bañadores, la cosa no es nada fácil.

Este iba a ser un buen reto. De algún modo conseguiría dar una segunda vida a mis bragas. Mi hija se las iba a poner

¡Por su madre que lo iba a conseguir!

mar melena

Después de dar muchas vueltas, surgió la idea. Sin coser, sin hacer nada especial. Solamente con una cinta o una cuerda podía convertir mis antiguas braguitas en divertidos tops. No sé cómo no se me había ocurrido hace años. Y lo más importante, a ella le pareció una idea estupenda. Se puso el top el sábado por la noche, y fue un éxito.

De bragas a top. Rosa Montesa

Reto conseguido

De bikini a top recicladocreativo

Me había divertido reutilizando, reciclando y obteniendo un buen resultado final. Además, había conseguido dar una segunda vida a unas prendas destinadas a no ser usadas nunca más.

La segunda parte de estos proyectos me cuesta mucho más, no es lo mío, pero necesito aprender el modo de mostrar al mundo que me divierte y me apasiona hacer estas cosas. Que estos retos creativos son lo mío. Es necesario aprender a  compartir mis proyectos.

No quiero ni recordar la pesadilla que ha sido grabar en un lugar poco habitual, tener que contar con mi hija (en la playa y en vacaciones) para poder mostrar cómo queda la prenda. Hacer fotos. Editar. Escribir el post. Y lo peor, subir un vídeo en un lugar donde la línea de internet va más lenta que una tortuga con muletas.

No me lo podía esperar. El resultado ha sido sorprendente. En menos de 24 horas el vídeo ya tiene más de 12.000 visitas, me ha proporcionado casi 200 nuevos seguidores en Facebook, me ha servido para experimentar con los vídeos en Instagram (por cierto, sin resultados llamativos).

Por las bragas de mi madre

Nunca habría podido imaginar que proponerme el reto de conseguir que mi hija se pusiera mis bragas, podría resultar interesante para tanta gente.

Ha sido un reto divertido, un proyecto sencillo, una ejecución simple, y

¡Por las bragas de mi madre!

Un éxito rápido de visitas

Quiero dar las gracias a las braguitas de mis viejos bikinis,  gracias a Mar por retarme y por permitirme que use  su preciosa imagen para mis fotos, gracias a los números por demostrarme que fallo muchas veces en mis previsiones, y muchas gracias a los que se interesan por mis locuras creativas

todo lo que necesitas es reciclar (19) (940x788)

 

 

Top con braguitas de bikini (2) (945x756)

 

Top con braguitas de bikini (4) (945x756)

 

Top con braguitas de bikini (1) (945x756)

 

Estándar
Dame la mano, llegaremos juntos
aprender, blog

¿Me permites que toque?

Hace solamente unos años hice un descubrimiento importantísimo sobre mí misma. Era algo que había intuido desde siempre, pero no sabía que tenía nombre, y mucho menos que es algo muy normal.

Si señores, lo reconozco, soy kinestésica

¿Qué pasa?

Yo aprendo y entiendo mejor por el tacto.

Manos de Ruben y Rosa - reciclado creativo-the reuse factory (2)

Lo tengo asumido, la sociedad me ha obligado a reprimirme. En el fondo de mí hay una maleducada que lo tocaría todo, y sin pedir permiso.

Siempre he envidiado a los listos de clase que se aprenden un texto de memoria, y luego son capaces de escribirlo o recitarlo al pie de la letra. Toda la vida he aprendido mejor cuando tocaba las cosas, forma parte de mi modo de comprender mejor. Nadie me ha enseñado a utilizar este sentido para aprender, es algo innato. Y jamás ha habido nadie que haya sido capaz de enseñarme un código para expresarme con mis propias manos.

Salvo que seas sordo, nadie entiende que necesites un código o idioma para comunicarte. Y salvo que seas ciego, nadie te permite que le toques un solo pelo de la cabeza.

A los adultos no se nos permite tocar, y mucho menos aprender y comprender tocando. Tocar y palpar está reservado para otro tipo de experiencias, todos reconocen que en privado disfrutan tocando, acariciando  y expresándose de otro modo. Presumen de ser auténticos cracks en la intimidad, pero si te atreves a tocarles la tela de la chaqueta que llevan puesta, se sienten amenazados por unas manos curiosas que solamente pretenden saber si la tela es tan suave como parece a simple vista.

mar melena

No digamos nada si se te ocurre acariciar la preciosa melena de una mujer. Pero si lo haces con su perro o con su gato, no resulta extraño. Reconozco que entre las dos opciones, me quedo con la primera, pero solamente me atrevo a hacerlo con la melena de mi hija. Desgraciadamente, ella empieza a ser una adulta y dice que soy una tocona.

Algunos podrían creer que eso de tocar podría ser sexo. Desde mi punto de vista,  los que piensan así deben ser kinestésicos reprimidos, que disfrutan tanto del placer de tocar, que creen que debe ser un pecado mortal.

No es necesario llegar al éxtasis para disfrutar de las pequeñas cosas que nos permite el sentido del tacto. Nadie en su sano juicio pensaría que es necesario explotar de placer para disfrutar de los sentidos de la vista o del oído. Puedes sentir el placer de la música sin llegar al orgasmo. Puedes sentarte en un museo, delante de una obra de arte y gozar, sin llegar a pegar gritos y gemidos de gusto. Aunque en ambos casos, se pueda llegar al éxtasis.

Yo me atrevo a decir que hay un modo de aprender, de comunicar y de disfrutar tocando, oliendo y saboreando, se trata de experiencias físicas y de contacto tan placenteras, que algunos las confunden con algo pecaminoso. Son placeres que deberíamos aprender a disfrutar de un modo menos remilgado y más natural.

Si hay personas que pueden ver con sus manos, y saben leer con las yemas de sus dedos. Y otras que pueden escuchar a los demás con los gestos de las manos. Yo también debería ser capaz de hablar con las mías, utilizando un código diferente. Para eso tengo que seguir aprendiendo, no fui educada para ello.

Mientras tanto, tendré que conformarme con mi canal de YouTube para contar algunas de las cosas que soy capaz de hacer.

Lo de escribir y hablar lo tendré que dejar para los afortunados seres visuales y auditivos, a quienes nuestro estupendo sistema educativo les ha tenido en cuenta desde bien pequeños para que aprendieran, comprendieran y se comunicasen con el resto del mundo.

Se supone que ellos son las personas de éxito de nuestra sociedad, que sacan buenas notas en el colegio, que aprueban difíciles oposiciones, que hacen maravillosos discursos… Lamentablemente, muchos de ellos son auténticos analfabetos en otros sentidos, o tal vez no. No los conozco en la intimidad, como su verborrea es tan buena, presumen de ser expertos cuando utilizan el sentido del tacto (o del olfato). Aunque hay que tener cuidado con ellos, y dudar de su don de la palabra. Si se te ocurre tocarles un solo pelo, o darles la mano o un abrazo, se sienten gravemente amenazados por tus inocentes, y curiosas manos.

¿Y tú?

¿Eres un kinestésico como yo?

¿O eres visual o auditivo?

 

 

Estándar
Lámpara realizada con dos botellas de plástico recicladas Solán de Cabras. Lamp made with a pair of recycled plastic bottles
aprender, blog, recicladocreativo

La lección del millón de visitas, gracias a un simple ejercicio de clase

Cuando publiqué este vídeo de una lampara realizada con dos botellas de plástico, no podía ni imaginar que un simple ejercicio de clase me pudiera dar más de un millón de visitas. De hecho, escribí un post titulado: “He sabido crear algo nuevo ¡Pero no sé cómo venderlo!”. en el que reflexionaba sobre el fracaso por no haber sido capaz de cumplir con el objetivo final del ejercicio: vender.

Lámpara realizada con dos botellas de plástico de agua. Rosa Montesa

Creí que no había sido capaz de completar el ejercicio, pero meses después comencé a darme cuenta del error. No solamente lo había cumplido, también me enseñó, y me sigue enseñando, otras lecciones más importantes todavía.

En un primer momento, la lección aprendida fue la frustración por  no haber sabido vender mi creatividad. Se trataba de un curso bastante conceptual, Debía ser capaz de convertir algo de la basura en un objeto de deseo, y después, tenía que venderlo. Fui capaz de hacer la primera parte, pero no supe terminarlo. Al menos, eso es lo que pensaba en aquél momento.

Aproveché el ejercicio para otros fines. Lo llevé a mi terreno. Lo utilicé como entrenamiento creativo, y compartí el proceso de realización en mi canal de YouTube, me proporcionó contenido para el blog de Reciclado Creativo. Y también imágenes para publicar en otras RRSS como Facebook, Twitter, Instagram o Pinterest. Vamos, saqué todo el jugo que pude de esas dos botellas de plástico que había obtenido de la basura.

Haciendo mi particular ejercicio de compartir mis creaciones en internet aprendí la lección más importante:

Hoy se vende de otro modo, en otros lugares y otras cosas.

A las pocas semanas de escribir sobre la frustración,  supe que el objetivo del ejercicio lo había cumplido, me había equivocado al escribir aquella reflexión. Ni en mis mejores sueños alguien habría pagado por mi lámpara todo lo que me ha reportado este vídeo (y no ha terminado). No sé ni cuantas lámparas habría tenido que realizar para conseguir los mismos beneficios. Y todo ello sin tener en cuenta que, aunque me las hubieran comprado, hacerlas me habría quitado tiempo para crear otras piezas que impulsan mi ilusión por seguir creando y reciclando.

las top 10 lámparas con botellas de plástico (1)

Disfruto del momento creativo, hacer repetitivamente no me estimula tanto como crear cosas nuevas. Así que cuando alguien me pregunta ¿vendes lo que haces? mi respuesta es que puedo hacerlo por encargo, pero prefiero vender y ofrecer otras cosas. Este vídeo me ha enseñado esta otra lección: soy capaz de vender inspiración y creatividad.

Lo cierto es que no hay nada como “hacer” para saber que tienes que seguir “haciendo”, aunque desconozcas si es lo que debes hacer, de los errores también se aprende.

Los supuestos gurús nos quieren dar lecciones magistrales sobre edición de vídeos, sonido, etiquetas, textos, posicionamiento, internet, YouTube, etc. Excelentes consejos para obtener más visitas. Pues nada de nada, esos expertos deberían saber que en este vídeo no se cumple con casi ninguno de sus magníficos consejos. Era uno de mis primeros vídeos, lo hice con prisas, debía entregar el ejercicio de clase, aunque el vídeo no estaba incluido, quise añadirlo como material extra,  no cuidé los detalles en exceso. Sobre la edición. el sonido, etiquetas, textos, títulos mejor ni hablar. Aburriría contando todo lo que debería haber hecho de otro modo..

Una lección dura de aprender es que para tener éxito y obtener un número alto de visitas no es necesario ser el mejor, ni publicar el mejor vídeo del mundo, ni tener la mejor idea, ni una música de fondo especial, ni una voz de locutora de radio, ni un montón de amigos que te aprecien y valoren tu trabajo. He publicado otros proyectos mucho más interesantes (desde mi punto de vista), veo vídeos de otras personas que me parecen mejores, con contenidos excelentes, con una edición cuidada, y casi nadie los visita. La cruda realidad es que Internet y YouTube son imprevisibles… o no.

Y tú, ¿ que opinas?

Estándar
Torre de zapatos creativity innovation and change coursera
aprender, blog

Diseñando la torre más alta que pueda, solamente con zapatos.

He vuelto a las andadas, otro curso más. Esta vez soy repetidora… Y no por haber suspendido, me gustó tanto, que he vuelto a inscribirme. Se trata de un MOOC de Coursera. Creativity, Innovation, and Change con Dr. Kathryn W. Jablokow, Dr. Darrell Velegol, Dr. Jack V. Matson, Elizabeth Kisenwether
El primer ejercicio, el primer reto, ha sido diseñar  una  ” Torre de Zapatos”, construir la torre más alta que pudiera solamente con zapatos, sin cuerdas, ni pegamento, ni nada de nada. Es cierto que en el proceso creativo es necesario fallar y equivocarse, hasta llegar a conseguir lo que se desea. Y esto es algo que se aprende solamente “haciendo”.

Shoe Tower Week 1 Exercise Creativity, Innovation, and Change July 2014 Rosa Montesa Antes de comenzar la torre me tuve que plantear qué tipo de zapatos, y cuántos tenía. Algo similar a lo que pasa cuando tienes que cocinar. Una cosa es ir a comprar los ingredientes necesarios, y otra diferente es ser creativo con lo que se tiene.

Lo primero que hice fue poner todos los zapatos posibles organizados en el suelo. Después de muchas pruebas, llegué a varias conclusiones

  • Se trataba de un experimento en el que podía utilizar los mínimos recursos posibles, no solamente por no poder utilizar cuerdas o pegamento, sino por el número limitado de zapatos disponibles.
  • Lo tuve que realizar en el mínimo tiempo posible, ya que ocupé el salón de casa, y a la hora de la comida debía haber despejado el espacio.
  • La torre cayó muchas veces, hasta que dí con la forma más apropiada y que tenía menos caídas.
  • Tenía zapatos planos y zapatos con tacón. Los más estables, obviamente, eran los planos. Pero los zapatos de tacón ofrecían una estética más atractiva. Así que los planos se quedaron en la base, y en la parte superior irían los de tacón.
  • Para mejorar la estabilidad, tendría que ponerlos alternos. Es decir, la torre debía alzarse “trenzando” los zapatos. Para que la altura fuera similar en cada uno de los cuatro lados, iba poniendo en un lado el tacón y en otro la punta, así alternativamente

Shoe Tower Week 1 Exercise Creativity, Innovation, and Change July 2014 Rosa Montesa Aparentemente, el ejercicio era sencillo. Con todos estos resultados, surgieron nuevas ideas, diferentes a las originales

Las instrucciones eran sencillas, aunque para complicarlo un poquito, se puso una fórmula para calcular la altura

Fórmula T= Altura Total de la Torre / dividido por el número total de zapatos

Si he de ser sincera, me preocupaba tanto la estabilidad, que no me interesé por obtener un número óptimo con el resultado de esta fórmula.

 

Se nos propuso un sencillo ejercicio, pero las reflexiones que surgen durante su realización, y después de ver el resultado, son más que interesantes. Toda una lección aprendida, otra vez…



 

 

 

Estándar
#blaueblumen flores azules blue flowers Too tired to be creative
aprender, blog

En ocasiones los más creativos, te matan la creatividad ¿O no?

Hoy me apetece gritar que los que admiras, aquellos que son creativos e innovadores, son capaces de matar la creatividad. Deseaba tener un momento creativo, una especie de orgía creativa, pero otros se empeñaron en enterrarlo. Esta fue mi experiencia de ayer por la noche. Tenía unas expectativas, pero los demás tenían otras. Estaba equivocada. Es en esos momentos,  cuando no se cumplen los objetivos, te sientes mal.

Ya se ha acabado el curso @design101, bueno, eso es lo que yo creía. Todavía nos sorprenden con más actividades. Estaba muy contenta pensando en la sorpresa que Stefano Mirti, Anne-Sophie Gauvin y Giulia San Gregorio nos tenían preparada. Imaginaba un superencuentro creativo. Los profes, junto con los compañeros de curso de todo el mundo, haciendo algo creativo, todos juntos simultáneamente.#blaueblumen flores azules blue flowers Too tired to be creative about  Demasiado saturada para ser creativa

El primer desencuentro era el medio, desde mi particular punto de vista, Facebook no era el más adecuado. El segundo era la duración, otra vez desde mi visión, dedicar tanto tiempo a una conexión hace perder el foco. El tercero es el  carácter caótico típicamente latino, y especialmente italiano. No sé el resto de compañeros, pero yo me sentí totalmente perdida. Y eso que me conozco el percal. No sé si los no latinos habrán entendido este desorden como algo creativo, divertido, transgresor, etc… para mí ha sido un auténtico desastre. Es bien cierto que del caos puede surgir algo realmente interesante. Espero que alguien lo haya disfrutado, pero esa no he sido yo.

Me senté a las 22:00 cara al ordenador (ya con retraso, como he dicho, me conozco el percal), nadie sabía nada. Los compañeros se limitaban a subir cosas que ya había visto, y los profes hacían algunos comentarios (pocas líneas, y algunos tan simples como “me gusta”). Vaya desastre, yo estaba preparada con material en la mano para disfrutar de un momento creativo, tal y como esperaba, pero nadie demostraba estar creando nada en ese momento.

Estaba cansada, me sentía demasiado saturada de flores azules, y demasiado decepcionada con el “maravilloso desencuentro”.  Nadie decía nada sobre lo que debíamos hacer.  Mi inconsciente me traicionó mientras miraba el material que tenía disponible, ojeaba el muro de Facebook, intercambiaba mensajes con compañeros que tampoco entendían nada, y otros que lo sabían todo. Me había propuesto un momento de creatividad, y me la estaban matando. Tenía unos alfileres en la mano. De repente empecé a sentirme como si alguien me estuviera clavando alfileres azules, me sorprendí a mi misma haciéndome mi  propio vudú.

blaueblumen, flores azules, blue flowers, design101Tal vez debería haber sido una cansina, y volver a publicar mis #blaueblumen  . Mi percepción  es que mis amigos de redes sociales, los tengo saturados con el azul, en YouTube ya pasan las 10.000 visitas entre los dos vídeos relativos al tema, he subido fotos a Instagram, en Pinterest, he tuiteado, he compartido en Facebook, están en Flickr, hasta en Tumblr y Google+, …. ¿¿¿¿¿¿¿Otra vez tenía que publicar mis flores azules??????

Las publicaciones en las redes sociales se convierten en anticuadas muy pronto. Pierden actualidad con una velocidad de vértigo. Para mí, es un tema “viejo”, pero tal vez eso es lo que debería haber hecho, recordar viejos tiempos y batallitas de abuelos, para que los profesores comentaran lo que hice en el pasado (vale, no tan pasado, solamente hace una semana)

Reconozco que durante esta “reunión” estaba demasiado saturada para ser creativa, pero mi inconsciente me llevó a hacer este vudú, que no va contra nadie, simplemente es una muestra de lo que sentía en ese momento. Como si alguien me clavase las #blaueblumen en el corazón, y me estuviera haciendo daño impidiéndome crear cosas nuevas.

Según los profesores, estas flores azules, o vudús azules, eran muy “cool”.  Puede ser que sea así, al final tuve un momento de creatividad en un momento de rabia, que no disfruté, y con un resultado que gusta a otros. A mí me trae recuerdos de un rato doloroso. Me pregunto si Stefano, Anne y Giulia buscaban este resultado. ¿Mataron mi creatividad? ¿Qué crees?

 

Estándar
caja de cartón interactiva - design of everyday objects - rosa montesa
aprender, blog

¿Una caja de cartón interactiva?

Hoy en día todo es interactivo: dispositivos, libros, programas, apps, empresas, objetos…

Según la R.A.E. interacción es la “Acción que se ejerce recíprocamente entre dos o más objetos, agentes, fuerzas, funciones, etc”

Por esa razón es un adjetivo que acompaña casi siempre a todo lo que crea el ser humano. No puedo imaginar a Steve Jobs diseñando sin pensar en la interacción de sus creaciones con el usuario. Aplicado al diseño de objetos, es imprescindible tener en cuenta esa acción recíproca.

Es de esas cosas que deberían enseñarnos desde pequeños, y se quedan en el baúl de los tesoros no aprendidos. Las personas que tienen éxito conocen este ingrediente, y lo utilizan en sus recetas.

Ahora que he vuelto a “ir a clase”, disfruto aprendiendo y entrenando estos “tesoros” que se quedaron escondidos.

caja de cartón interactiva - design of everyday objects - rosa montesa  http://youtu.be/k_X9F9JZkl0La caja de cartón interactiva es un ejercicio (o un reto) de clase de Design of Everyday ObjectsSe nos proponía hacer de una simple caja de cartón, un objeto interactivo. Mediante la adición de material o cortando partes, transformarlo en un objeto que, colocado sobre una mesa, las personas lo tocasen, agitasen o lo tomasen con sus manos sin necesidad de dar instrucciones con palabras. La simple caja debería comunicar, y decir por sí misma, a quien la mirase lo que debía hacer.

Creo haberlo conseguido, pero una vez terminado el ejercicio he aprendido que podría haber mejorado muchas cosas.

Es difícil aplicar la lección. Por ejemplo, este texto debería ser interactivo, debería provocar un efecto en quienes lo leen, pero para conseguirlo he de aprender mucho. De hecho, para mí,  es un ejercicio de entrenamiento. Solamente escribiendo, escribiendo y escribiendo, y estudiando los resultados puedo conocer el modo de mejorar. Hay algo que también he aprendido en los últimos tiempos, tengo más éxito compartiendo en modo “video” que con textos o imágenes. Por esa razón he grabado el resultado de mi caja interactiva.

Viendo el vídeo he podido responder a las preguntas de la evaluación del ejercicio:

¿Qué sucedió con la caja al dejarla sobre la mesa?
¿Llamaba la atención de la gente?
¿Qué hacían? ¿Tomaban la caja con las manos?
¿La miraban?
¿La agitaban y escuchaban el ruido?
¿Qué causaba que hicieran esas cosas con la caja?

Si volviera a rediseñarla, cambiaría muchas cosas. Pero se trata de un ejercicio, por el momento no voy a repetirlo con una caja, pero lo voy a hacer como entrenamiento con otros objetos.

Y tú ¿qué opinas? ¿Cómo habría sido tu caja de cartón interactiva?


Project 2 - Interactive Box - Iversity - Design of Everyday Things

Estándar