blog, CoworkingValencia, recicladocreativo

¡Feliz verano!

El verano es el mejor momento del año para hacer cambios.

Cuando llegan estas fechas, me trastorno. El ritmo baja, el calor hace que todo parezca que va más despacio. Sin embargo. yo aumento el ritmo.

Hagas lo que hagas, disfruta del verano… Y de cada día de tu vida.

¡Feliz verano!

Feliz verano. Estamos de vacaciones

Estándar
amor de madre
aprender, blog, familia

Conseguir metas trabajando en equipo… con mi madre #megaproyectoconmimadre

Nos hacen creer que las metas importantes están relacionadas con el trabajo o los estudios. A veces nos cuesta pensar en otros objetivos o metas como los que tienen que ver con hacer las cosas que nos apasionan,  y que realizamos con las personas que queremos. Quieren hacernos parecer que son las metas más simples y menos importantes. Sin embargo son las que más nos hacen disfrutar del camino.

Mi madre es muy creativa, siempre tiene algún proyecto entre manos.  Su capacidad no tiene límites. Esas ganas de querer crear cosas nuevas le mantienen joven y activa. A sus 86 años tiene una energía que muchos quisieran a los 20. Cualquier reto creativo es perfecto para ella. Se empeña en hacerme cosas, pero yo no necesito más piezas hechas por ella, lo que deseo es disfrutar con ella de esos momentos creativos.

caminando con mi madreDicen que los objetivos sin un plan, son solamente deseos. Así que le dije a mi madre que quería que me concediese el deseo de hacer algo con ella. Tener un proyecto creativo, trazar un plan, y conseguir algo excepcional.

Al principio me costó convencerla, pero tal y como le iba contando mis ideas, se animaba. Hemos tenido momentos de estancamiento, las dos hemos tenido que ceder. Somos muy diferentes, pero también tenemos mucho en común. Trabajar en equipo puede ser una pesadilla o un sueño. Este proyecto, hace unos años, hubiera sido una pesadilla. Para mí ha sido un sueño. Estamos orgullosas con el resultado de nuestro trabajo. Como buena madre, ella se quiere mantener al margen, pero es tan suyo como mío.

Todavía no puedo compartir el resultado, estamos ultimando detalles. Tengo ganas de poder compartir nuestro proyecto. Ojalá pueda gustar tanto nuestro proyecto, como nosotras lo hemos disfrutado.

Por el momento solo puedo adelantar que se trata de un objeto realizado con mucha creatividad, aplicando su experiencia y habilidades, y reciclando material de nuestra propia basura.

¡Te gustará!

DSC08780 #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre#megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre

Estándar
Instrumentos reciclados de la orquesta de Cateura
aprender, blog, recicladocreativo

Otro propósito para el Año Nuevo: Devolver Tesoros

Dentro de la lista de propósitos para el Año Nuevo, esta vez he añadido uno muy especial:

Devolver tesoros

Esta decisión la tomé al asistir a un concierto de la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura. Según palabras de su director, Favio Chávez:

“El mundo nos envía basura y nosotros le devolvemos música”

Hace tiempo que sigo el proyecto de Favio. Trabaja en el vertedero de Cateura (Asunción, Paraguay). Con instrumentos musicales fabricados a partir de basura, consigue proporcionar educación musical a de cientos de niños. Y ya sabemos que la música siempre tiene buenos acompañamientos: el tesón, la pasión, la constancia, el respeto, incluso las matemáticas…

Instrumentos reciclados de la orquesta de Cateura

Soy una admiradora de lo que ha conseguido hacer gracias a la basura, al reciclado, y a la música. Él dice que nos devuelve música, pero lo que realmente devuelve es un tesoro impagable. Lo importante es lo que consigue hacer con los chavales, la música es solamente lo que escuchamos y lo que vemos los que no vivimos en Cateura.

Instrumentos reciclados de la orquesta de Cateura

Durante el concierto, mientras escuchaba la música que brotaba de esa “basura”,  pensaba en el valor que tienen para estos chavales los instrumentos realizados con basura reciclada. Son objetos que no pueden comprarse, ni venderse, no sirven para empeñarlos, solo sirven para aprender y para sacar la música que hay dentro de ellos. Su precio en “monedas” no es comparable al valor que tienen en la educación y en la vida de niños abandonados a su suerte, y eso es una auténtica fortuna.

Intento ver tesoros donde otros ven solamente basura. Reconozco que en ocasiones me cuesta mucho esfuerzo. Para mí es como si se tratase de música o de un deporte, he de ensayar y entrenar constantemente. Practico siempre que puedo, y luego lo comparto con los demás. Pero se queda en objetos tangibles. Quisiera ir más allá, devolver tesoros reales. Lo que ha conseguido Favio me parece un sueño inalcanzable.

Dentro de 12 meses, cuando piense en lo que he hecho durante este año, releeré estas palabras y me preguntaré si habré sido capaz de devolver algún tesoro al mundo. Eso, más que un propósito, es un sueño.

 

 

Si quieres saber más del proyecto, puedes ver estos vídeos:

En España, Ecoembes ha iniciado un proyecto similar inspirado en el sueño de Favio:

Y tú ¿tienes algún sueño para el año nuevo?

Estándar
hacer algo de lo que no te jubilarías jamás Rosa Montesa
amistad, aprender, blog

Dicen que hay que dedicarse a algo de lo que jamás te jubilarías…

¿Es posible dedicarse a algo de lo que jamás te jubilarías?

Me temo que la meta de la jubilación nunca debería ser tan importante como el camino. El  final del recorrido puede sorprendernos antes de lo esperado.

No sé lo que pensarás, pero yo intento recorrer el camino disfrutando al máximo de las cosas buenas que me ofrece la vida, y no quiero jubilarme de ninguna de ellas.

Es cierto que hay obligaciones de las que me jubilaría hoy mismo. Pero el tipo de sociedad en el que nos ha tocado vivir lo complica mucho. Hay que ganar dinero para vivir. Es un círculo vicioso. Más ganas, más necesitas. Alimentas esta situación con más trabajo, para ganar más dinero, que desaparece con la misma rapidez que lo consigues.

Se supone que la jubilación llega cuando dejas de alimentar esa situación a base de trabajo que no te hace feliz, y entonces puedes vivir el círculo sin ese desagradable esfuerzo. Si eso es así, imagino que estos expertos que nos aconsejan que nos dediquemos a hacer lo que nos gusta, tendrán en cuenta que debe reportarnos beneficios Rosa Montesa, vista por Marpara poder pagar las facturas ¿no?

Me gustaría ver a través de un agujerito a esos que lo predican a pleno pulmón. Decirlo tanto es un indicativo de la necesidad que ellos tienen para reforzar la afirmación. Cuando alguien llega a ese maravilloso punto, no necesita gritarlo. Sus ojos lo dicen todo.

Direcciones, sentidos, destino. Rosa Montesa. Flechas en el caminoYo lo estoy intentando, y he de decirte que la tarea no me está resultando  nada sencilla. La parte visible es muy bonita, empiezas a ver algunos brotes, pero lo que no se ve es muy duro. Me faltan horas, todavía no me reporta beneficios, y he de abandonar otras obligaciones para poder conseguir este objetivo. Me encuentro en situaciones en las que no sé la dirección que debería tomar, en momentos de soledad difíciles de compartir, horas y horas aprendiendo a hacer cosas que otros saben hacer de un modo casi innato.

Cuando tienes casi medio siglo, y decides dar un giro a tu vida, tienes lecciones aprendidas, pero también muchos vicios adquiridos y una inmensidad de cosas que aprender.

Entonces me gustaría tirar la toalla, la vida son dos días y hay que disfrutarlos. No merece la pena sufrir, es mejor continuar y tirar hacia delante con un trabajo sencillo del que querré jubilarme. Pero vuelvo a reflexionar, me digo a mí misma  que el esfuerzo y la constancia son necesarios para llegar a la meta.

Me quedan unos cuantos años para poder decir que me dedico, y me he dedicado,  a algo de lo que jamás me jubilaría. Por el momento solo puedo decir que no me jubilaré jamás de las cosas buenas de la vida. Y que ojalá mi trabajo fuera la dedicación de la que no me jubilaría jamás…

¿Y tú?

¿Te dedicas a algo de lo que jamás te jubilarías?

Si la respuesta es afirmativa: ¡Muchas felicidades! Cuéntame cómo lo has conseguido.

Si la respuesta es negativa: Tranquilo, no estás solo. Somos mayoría

 

cropped-pasos-en-la-arena1.jpg

Love what you do

Love what you do

 

Direcciones. hacia dónde ir. Sentidos. Rosa Montesa

 

 

 

 

Estándar
Rosa Montesa. Gestión del tiempo
aprender, blog, CoworkingValencia, empresa

¿Por dónde empezar?

¡Yo no sé por dónde empezar! ¿Y tú?

¿Te ha pasado esto alguna  vez?

A veces no te sientes dueño de tu propio tiempo. En ocasiones te dejas llevar por las vacaciones, las fiestas, y hasta incluso por la salud. En otras, tu tiempo pasa a tener otros propietarios.

Llevo ya unas semanas así, me dejo llevar por la corriente, al final  me quedo con unas pocas migajas de mi tiempo. No lo entiendo, al final, yo soy la dueña de mi propio tiempo, debería quedarme con lo mejor. Pues no, lo hago fatal, para mí quedan los restos…

¡Cómo envidio a esos expertos que dan lecciones sobre este tema! Me gustaría saber cómo lo hacen, cómo superan los imprevistos y la salud.

Hoy es un domingo de enero por la tarde, estoy programando la semana. Prometo hacer caso de los consejos. Ya veremos si soy capaz de cumplir con todo.

Si estás leyendo esto, te deseo:

¡Feliz semana!

¡Que el trabajo te sea propicio!

¡Que cierres el trimestre, el año y todas esas lindeces!

Y más que nada, te deseo ¡Que la salud te acompañe!

Rosa Montesa. El tiempo, el trabajo y la organización

Estándar
Mi mano real y la que no lo es. Rosa Montesa
amistad, aprender, blog, CoworkingValencia

Yo soy yo… y mis manos

Hace unas semanas tuve que parar el ritmo, dejé de escribir. He tomado algunas decisiones que me han hecho poner el freno, repensar y reflexionar. Qué cosas debería hacer, cómo las debería hacer. En qué soy buena, y dónde están mis debilidades.

Como decía el antipático de Risto Mejide en su blog: 

“no busques trabajo. Busca una vida de la que no quieras retirarte jamás. Y un día a día en el que nunca dejes de aprender. Intenta no venderte y estarás mucho más cerca de que alguien te compre de vez en cuando. Ah, y olvídate de la estabilidad”

“Mejor búscate entre tus habilidades. Mejor busca qué sabes hacer. Qué se te da bien. Todos tenemos alguna habilidad que nos hace especiales. Alguna singularidad. Alguna rareza. Lo difícil no es tenerla, lo difícil es encontrarla, identificarla a tiempo. Y entre esas rarezas, pregúntate cuáles podrían estar recompensadas”

Desde que me quedé sin trabajo (perdón, sin puesto de trabajo), no busco trabajo, busco alternativas para salir adelante. No dejo de aprender. He buscado entre mis habilidades, lo que sé hacer, lo que se me da bien, lo que me hace singular…. ¡¡¡SON MIS MANOS!!!. No son unas manos arregladas, de mujer que se pone los guantes para no estropearse la piel. Disfruto metiendo las manos en la tierra, tocando cuerdas y esparto, haciendo bricolaje. Si me gusta hablar, todavía más utilizar mis manos!!!

¿Tendré que hacerle caso a este tontorrón?mis muñecos (13)

Estándar

Un día cualquiera en CoworkingValencia

Había visto lo que han hecho los chicos de @Glassy Pro, hoy ha habido desvirtualización. Javier ha traído dulces. Juan, el mañico, ha venido de Zaragoza, Anna ya está teniendo más ideas nuevas, Enric ha salido en el periódico, ya se ha encargado Adolfo de pasarnos el enlace, y todavía ha habido más!!! ¡Vaya día!

amistad, aprender, blog, CoworkingValencia, empresa

Un día cualquiera en CoworkingValencia

Imagen
No necesitas más tiempo, lo que necesitas es tomar una decisión

¡No necesitas más tiempo, lo que necesitas es tomar una decisión!

amistad, aprender, blog, empresa, Learners Passport

¡No necesitas más tiempo, lo que necesitas es tomar una decisión!

Imagen
Último vuelo de Alitalia VLCFCO
amistad, blog

Amistad, trabajo, negocios…

cropped-cropped-savoia-marchetti-s-m-95.jpg

Ella decidió volar lejos sin despedirse

Hace 16 años me dieron una de las bofetadas más grandes que se pueda recibir por culpa de mezclar el trabajo y la amistad. Un juez decidió quien tendría que ganar la guerra. Sigo sin aprender la lección. No puedo desvincular la persona que soy,  del trabajo y de los negocios.

Hoy, un amigo me ha fallado, igual ni se ha dado cuenta. Si hubiera insistido, si le hubiera explicado mi problema, si le hubiera hecho ponerse en mi piel, seguro que me habría ayudado.  Es buen amigo, pero esta vez creo que no me ha escuchado, o mejor dicho, no me ha oído. Seguro que le agradeceré que me haya cerrado la puerta en las narices. La suerte es que otro amigo, al verme necesitada, me ha abierto un portón.

Lo mismo que me han hecho a mí, me temo que lo haya hecho yo con otro amigo. Igual piensa que le he dejado en la estacada. No sé si me perdonará. Tendremos que sentarnos, y resolver  la situación que he creado.

¿Quién me manda mezclar amistad y trabajo?

Hace 16 años aprendí la lección, perdí a una amiga. Nunca pudimos reconciliarnos, ella se fue para siempre, no quiso despedirse de nadie.  Dónde esté,  ella sabe que no mereció la pena.

Espero que mañana sea un día de reconciliación, que podamos resolver los problemas sin importancia de los negocios,  y mantengamos la amistad.

Último vuelo de Alitalia VLCFCO

El último vuelo

Estándar
Pau, Cris y Rosa en CoworkingValencia
amistad, aprender, blog, CoworkingValencia, Learners Passport

“No pierdas el foco de tus objetivos… no estaba planificado y puede esperar”

Cada mañana haz una lista con las cosas que debes hacer durante el día, pero HAZLAS

Esto lo publique hace 20 días, no aprendo!!

Ayer no pude cumplir conmigo misma, no realicé las tareas previstas del día, ni escribí el post diario, ni cumplí con algunos compromisos que tenía pendientes. Soy experta en desviarme del camino. Por la noche, envié a mi socio un email diciendo que lamentaba no haber podido cumplir con el trabajo previsto, había tenido otras obligaciones. Además,  me había surgido algo inesperado en nuestro proyecto, debía apagar ese incendio. Se suponía que hoy trabajaría de bombero. Su respuesta a mi mensaje fue:

“No pierdas el foco de tus objetivos, esto no estaba planificado y puede esperar”

Envidio a la gente que es capaz de no perder el foco. No sé ser dueña de mi tiempo. Soy de despiste fácil.

Hoy la cosa no ha sido mejor. La previsión de hacer de bombero, y apagar el fuego de hoy, no la he cumplido. He comenzado con mal pie,  tocaba tramitar los duplicados de la documentación que me robaron hace unas semanas. Esto me ha llevado varias horas. A la vuelta al trabajo, he tenido una visita inesperada, Cris Santamarina ha pasado por CoworkingValencia. Es una Coworker “del mundo”. No puedo evitar decir que he disfrutado “perdiendo el foco”, charlar con  Cris y con Pau ha sido estupendo. Para poner la guinda, al final de la mañana ha venido Juan F. Moro, otro amigo con el que tenía que hablar de temas de trabajo. Resumen: mañana fuera de foco por completo.

La tarde ha sido absorbida por asuntos personales y de familia, tampoco estaba planificado, pero algunas obligaciones están por delante de los objetivos que te planteas en el trabajo.

Al acabar la jornada, me planteo: ¿qué hehecho con la lista de cosas que debía haber hecho hoy? ¿he apagado el incendio?. Las respuestas son pésimas:  no he hecho prácticamente nada de lo que había en la lista, no he apagado el incendio, y me dejo muchas tareas acumuladas pendientes para mañana… ¡Qué desastre!

Me siento mal por no haber cumplido con lo que tenía planificado. Para un ser racional, esto es un desastre absoluto. Pero yo no soy racional. He de confesar que una parte de mi se siente bien, por la mañana he resuelto un problema que me tenía agobiada. He podido hablar de temas interesantes (y de trabajo) con amigos, y esta tarde me he sentido querida por la gente de mi entorno. Estar disponible para los que te quieren, no tiene precio.  Aún así, me siento culpable.

¿Qué tal son tus días? Si eres capaz de no perder el foco: ¡felicidades!, ya me contarás cuál es tu secreto.

¡Mañana será otro día!

Pau, Cris y Rosa en CoworkingValencia

Estándar