Felicidades Rosa has hecho tu primera venta estás vendiendo con Etsy. The Reuse Factory
amistad, aprender, blog

Cuando no buscas algo, entonces viene solo… ¡Gracias Alison! ¡Gracias Etsy!

Las cosas suceden caprichosamente. Cuando no las buscas, aparecen… Cuando no paras de buscarlas, no las encuentras. ¡Como las llaves del coche!

Llevo una semana de sorpresa en sorpresa. Cada día me ha traído una. Me gustaría compartir todas, eso hincharía mi ego y me pondría como el muñeco de Michelín. Pero me temo que ese sentimiento tonto de orgullo, no lleva a ningún sitio. Salvo a pegarse un buen golpe contra un muro.

No digo que no me importen los titulitos, ni los premios, ni la gente que me mira, etc… En el fondo, me hace sentirme bien. No lo puedo evitar. Pero todas estas cosas son humo y paja.

Hay otras sorpresas que sí merecen ser compartidas. Que no son volátiles. Son reales.

Estoy en una fase de aprendizaje, me he propuesto CREAR objetos. Es algo que ha estado siempre dentro de mí y ahora quiero sacar a flote.  No tengo nada claro que quiera dedicarme a vender objetos realizados a mano, Disfruto del momento creativo, esa parte “anestesiada” durante muchos años,  está despertando, debo estudiar el modo en el que quiero que mi pasión deje de ser un hobby. Hasta hace unos meses, lo aprendido se quedaba en mi mochila, no lo compartía, y los objetos los regalaba o se quedaban en la familia. Ahora grabo el proceso de creación y lo subo a YouTube, hago fotos, redacto algún texto para el blog y comparto en algunas redes sociales (Twitter, Facebook, Pinterest y algunas más)

Aún sabiendo que no quiero ofrecer objetos, sino talento creativo, debo aprender todo lo que pueda. Dentro de los muchos ejercicios y entrenamientos que debo hacer, decidí montar una pequeña tienda online en Etsy: The Reuse Factory, de ese modo, al mismo tiempo que compartía las cosas que hacía, podría  experimentar la sensación de que alguna persona en el mundo pagase por un objeto creado por mí.

Hace un par de días me llegó la primera venta, ¡desde Australia!. Maravillosa sorpresa que ha llegado sin buscarla.

Esto hay que celebrarlo. Una persona que ha buceado por internet, ha escaneado “mis cosas”,  ha sacado su tarjeta de crédito y ha comprado un objeto. Aunque no es lo que estoy buscando, me ha gustado muchísimo que exista Alison en el mundo .

¡Gracias Alison!

¡Esta va por tí!

Pendientes y collares realizados con filtros de cápsulas de café Dolce Gusto. Rosa Montesa

Estándar
Rosa Montesa. Creativity Innovation and Change
aprender, blog, familia

Transgredir normas establecidas. Reflexiónes sobre Creatividad, Innovación y Cambio

Reflexión sobre el ejercicio “The Bold Acts of Defiance”, del curso Creativity, Innovation, and Change

Vuelvo a utilizar mi blog personal para compartir mis reflexiones de clase, de creatividad, y también muy personales.

Creí que con este ejercicio violaría una pequeña norma. No me dí cuenta de otra que estaba transgrediendo, mucho mayor, con más repercusión personal y de un modo involuntario.

No sé como traducir el nombre del ejercicio, tal vez sería algo así como “Actos Desafiantes”, pero no es una traducción muy correcta.

El motivo por el que nos propusieron el ejercicio  se debe a que la creatividad y la innovación, y el proceso innovativo en general,  en algunos aspectos, violan una norma cultural. rompen con el modo en el que las cosas se han hecho siempre. Producen una cierta ansiedad, y eso debería ser normal. Uno debería acostumbrarse a eso. Hay que entender que este ejercicio intenta buscar lo raro que se siente uno cuando se sale de las normas. Es sólo parte del  aprendizaje del proceso de la creatividad, la innovación y el cambio.

Hemos de esperar un rechazo hacia nuestra creatividad ya que se contradice con las creencias arraigadas,  que pueden parecer estar en contra de la naturaleza humana. Las expectativas que tenemos sobre nuestra creación pueden ser muy diferentes, la innovación se puede contradecir con lo que los demás esperan de nosotros, y de nuestras obras.

La “Acción Desafiante” que nos propusieron  era algo  complicada. Se trataba de violar una norma cultural. Yo pensé en hacer algo diferente, no lo consideré muy original ni tampoco muy creativo, pero se tratarìa de una pequeña transgresión. Me daba un poco de vergüenza hacer algo así, pero tenía que intentarlo. Se trataba de salir de casa caminando hacia atrás,  hasta llegar a una librería, comprar un libro y volver del mismo modo.

Cargada de valor, decidí comenzar el ejercicio, pero me dí cuenta de un gran problema. Si caminaba de espaldas, no podía ver la cara de las personas. No podría saber el efecto que producía en los demás esta transgresión. Así que le pedí a mi hija adolescente que grabara el ejercicio.

Realizando el ejercicio, mejoré la comprensión del proceso creativo, fue muy beneficioso para mi aprendizaje, me sentí muy comprometida mientras lo realizaba, fue difícil superar ese momento de vergüenza de ir haciendo una tontería por la calle, pero es un ejercicio que puede ser aplicable más allá del curso,

Aprendí bastantes cosas sobre mí misma, Imaginaba que la gente me miraría de un modo extraño, pero no fue así. Algunos me dedicaban una sonrisa de complicidad. Antes de comenzar, pensaba que me mirarían con cara de “mira a esa loca”, sin embargo no tuve esa sensación mientras lo hice. Las caras eran divertidas, solamente tuve la sensación de desaprobación con una persona. Estaba preparada para tropezar y caerme, pero tampoco sucedió.

Se estaba confirmando lo que me temía, mi transgresión, mi violación de una norma, no era nada extraordinaria. Buscaba la reacción de los demás, y está fue casi inexistente. Pero intentando romper una pequeña norma, rompí otra enorme. Hice cómplice a una adolescente, de una “aparente” locura de su madre. Para ella, colaborar conmigo era un acto de obediencia hacia mí, se sentía obligada a ayudar a su madre, pero se estaba muriendo de vergüenza al verme caminar así. Lo que para los demás no era nada, para ella estaba siendo una auténtica locura. Al final del recorrido, llegando a casa, nos cruzamos con algún conocido suyo. Hizo todo lo posible por disimular que estaba siendo cómplice de una locura de su madre,  me pidió por favor que dejase de hacer el tonto, Bajó la cámara, y deseó que la tierra se la hubiera tragado.

Al inicio del ejercicio, me planteé romper una pequeña norma. Pero resultó ser una transgresión enorme para mi hija. Ella tuvo más mérito que yo. Seguramente, su reflexión debería ser mucho más interesante que la mía.

TRANSGREDIR NORMAS ESTABLECIDAS. REFLEXIÓNES SOBRE CREATIVIDAD, INNOVACIÓN Y CAMBIO  Reflexión sobre el ejercicio “The Bold Acts of Defiance”, del curso Creativity, Innovation, and Change

Estándar
How to Make a Paper Tower. Exercise week 1. Creativity, Innovation and Change. Mooc Coursera
aprender, blog

Creatividad, Innovación y Cambio. el fracaso rápido.

How to Make a Paper Tower. Exercise week 1. Creativity, Innovation and Change. Mooc CourseraHace unos días comenzó el curso Creativity, Innovation, and Change. Se trata de un MOOC de Coursera. Todavía no sé si seré capaz de terminar, son ocho semanas en las que hay que dedicar un tiempo que no me sobra. Ya veremos, el hecho de compartirlo en este artículo seguro que será un aliciente más para esforzarme y acabar.

El profesor Dr. Jack V. Matson se encargó de introducirnos en Intelligent Fast Failure (dejo la traducción para los expertos), aunque según su explicación INTELLIGENT se refiere al análisis del fracaso con el fin de maximizar la adquisición de conocimientos, FAST tiene que ver con la realización de experimentos utilizando  los mínimos recursos posibles en el menor tiempo posible, FAILURE se refiere a los resultados que son esenciales a la hora de explorar nuevas ideas innovadoras y creativas.

Se nos propuso un sencillo ejercicio, como se puede ver en este vídeo, las instrucciones son sencillas:

  1. Utillizar una hoja de papel tamaño Folio o A4
  2. Construir varias veces la estructura más alta y creativa que se nos pueda ocurrir.
  3. Compartir en nuestros grupos de redes sociales y/o foros el mejor diseño

Mi torre no ha salido muy alta, solamente 64 centímetros, He visto las torres de otros compañeros, y son bastante más altas y creativas. El resultado del  ejercicio y las conclusiones han sido muy interesantes. Aunque era capaz de hacer combinaciones para realizar piezas largas, el papel pesa poco y se caían. era fundamental hacer una base sólida.  Pero la conclusión de este ejercicio ha sido que aunque lo más importante fuera la base, lo que realmente importaba era la experiencia y las torres fallidas que hice antes de la definitiva.

Una parte muy positiva del ejercicio ha sido ver el resultado de otros compañeros.

Lo he pasado bien, y mi hijo también ha disfrutado haciendo torres conmigo. He de confesar que a él le salió una más alta que la mía!!!

How to Make a Paper Tower. Exercise week 1. Creativity, Innovation and Change. Mooc Coursera How to Make a Paper Tower. Exercise week 1. Creativity, Innovation and Change. Mooc Coursera How to Make a Paper Tower. Exercise week 1. Creativity, Innovation and Change. Mooc Coursera

Estándar
Gamification 13 . coursera. rosa montesa
amistad, aprender, blog, Learners Passport

Mi primera experiencia aprendiendo con Coursera

Esta ha sido mi primera experiencia asistiendo a un curso online de Coursera.

Gamification 13

Gamification 13 – Coursera – MOOC

Con esta experiencia, tendría para escribir varios posts. Me gustaría compartir lo aprendido sobre Gamification y cómo aplicar los conocimientos en futuros proyectos, en especial en Learners Passport, pero lo dejo para otra ocasión.

Deseo compartir mi experiencia personal, aprendiendo de un modo diferente, con un curso de Coursera.

Sobre la formación online hay una inmensidad de cosas que podría decir, ya conocía algunos cursos, incluso he aprendido con  Udemy, Tutellus, Floqq, Skillshare, etc… Hay muchas más, pero no he tenido experiencias directas. Hoy en día, si quieres, puedes aprender lo que se te antoje. Ya no hay excusas.

Este curso de Coursera es de la Universidad de Pensilvania e impartido por el profesor  Kevin Werbach. Al comenzar, éramos unos 63.000 alumnos inscritos, imagino que habremos acabado el curso unos 6.000, una cosa es apuntarse a algo gratis, y otra es estudiar, hacer los trabajos y examinarse. Pienso en cómo se debe sentir un profesor como Kevin Werbach, en 6 semanas ha tenido más alumnos que en muchos años de universidad. Además, repartidos por todo el mundo. Para un buen profesor, el sentimiento debe ser impresionante. Debe estar orgulloso de su trabajo. Lo ha hecho realmente bien. Un tipo divertido, cercano. Me hubiera gustado conocerle en persona, y darle las gracias por compartir sus conocimientos.

Podría decir muchas más cosas del curso, desde los contenidos hasta la organización, todo ha sido casi perfecto. Todavía mejor ha sido la experiencia de conocer compañeros y hacer amigos. Los foros oficiales del curso han sido interesantes, los grupos de estudio también. Pero hay algo que hemos conseguido los alumnos unidos por las ganas de aprender. Gracias a las redes sociales, hemos podido conocernos y aprender juntos. En twitter teníamos un grupito que nos animábamos cada semana, resultaba agradable que un compañero del otro lado del charco, te nombrase en un tweet dándo ánimos. Por otro lado, se crearon varios grupos en facebook, pero el de los compañeros que hablan castellano, ha sido entrañable.  Todavía me sorprendo cuando pienso que hemos estado hablando del curso entre amigos, que jamás nos hemos visto, desde lugares tan lejanos.

No sé si todos los cursos serán iguales, pero ya tengo ganas de volver a sacar tiempo, y empezar otro.

Es imposible nombrar a todos, pido disculpas si me dejo alguno, deseo mandar un enorme abrazo virtual a mis compañeros

¡Hasta la próxima!

Victor Manrique, María Pallá, José Luis Bravo, Pilar Ypunto, Silvia Tamara, Daniela Fernández, Javier Romero, Pedro Viguera, Eduardo Mendoza, Ricardo Rodriguez Laguna, José Ochoa, Alfonso Pantoja, Stefany Montoya, Martha Molina, Juan Burgos, Nina Pez, Verónica Deambrogio, Fermin Ciarriz Velasco, Antonio Rodriguez, Raul Martínez, Jimela Licitra, Mar Oliver Vila, Juan Camilo Rozo, Elvira Fernández, Andrés Torres, Marta García, Rubén González, Alexandra Muñoz, Kike Fuentes, Mathias Artigas, Daniela Jaramillo, Carlos Rozo, antikahoz… Todavía hay más, espero que me perdone alguno que me haya dejado en el tintero.

Gamification 13

 

Estándar