Rosa Montesa. Creativity Innovation and Change
aprender, blog, familia

Transgredir normas establecidas. Reflexiónes sobre Creatividad, Innovación y Cambio

Reflexión sobre el ejercicio “The Bold Acts of Defiance”, del curso Creativity, Innovation, and Change

Vuelvo a utilizar mi blog personal para compartir mis reflexiones de clase, de creatividad, y también muy personales.

Creí que con este ejercicio violaría una pequeña norma. No me dí cuenta de otra que estaba transgrediendo, mucho mayor, con más repercusión personal y de un modo involuntario.

No sé como traducir el nombre del ejercicio, tal vez sería algo así como “Actos Desafiantes”, pero no es una traducción muy correcta.

El motivo por el que nos propusieron el ejercicio  se debe a que la creatividad y la innovación, y el proceso innovativo en general,  en algunos aspectos, violan una norma cultural. rompen con el modo en el que las cosas se han hecho siempre. Producen una cierta ansiedad, y eso debería ser normal. Uno debería acostumbrarse a eso. Hay que entender que este ejercicio intenta buscar lo raro que se siente uno cuando se sale de las normas. Es sólo parte del  aprendizaje del proceso de la creatividad, la innovación y el cambio.

Hemos de esperar un rechazo hacia nuestra creatividad ya que se contradice con las creencias arraigadas,  que pueden parecer estar en contra de la naturaleza humana. Las expectativas que tenemos sobre nuestra creación pueden ser muy diferentes, la innovación se puede contradecir con lo que los demás esperan de nosotros, y de nuestras obras.

La “Acción Desafiante” que nos propusieron  era algo  complicada. Se trataba de violar una norma cultural. Yo pensé en hacer algo diferente, no lo consideré muy original ni tampoco muy creativo, pero se tratarìa de una pequeña transgresión. Me daba un poco de vergüenza hacer algo así, pero tenía que intentarlo. Se trataba de salir de casa caminando hacia atrás,  hasta llegar a una librería, comprar un libro y volver del mismo modo.

Cargada de valor, decidí comenzar el ejercicio, pero me dí cuenta de un gran problema. Si caminaba de espaldas, no podía ver la cara de las personas. No podría saber el efecto que producía en los demás esta transgresión. Así que le pedí a mi hija adolescente que grabara el ejercicio.

Realizando el ejercicio, mejoré la comprensión del proceso creativo, fue muy beneficioso para mi aprendizaje, me sentí muy comprometida mientras lo realizaba, fue difícil superar ese momento de vergüenza de ir haciendo una tontería por la calle, pero es un ejercicio que puede ser aplicable más allá del curso,

Aprendí bastantes cosas sobre mí misma, Imaginaba que la gente me miraría de un modo extraño, pero no fue así. Algunos me dedicaban una sonrisa de complicidad. Antes de comenzar, pensaba que me mirarían con cara de “mira a esa loca”, sin embargo no tuve esa sensación mientras lo hice. Las caras eran divertidas, solamente tuve la sensación de desaprobación con una persona. Estaba preparada para tropezar y caerme, pero tampoco sucedió.

Se estaba confirmando lo que me temía, mi transgresión, mi violación de una norma, no era nada extraordinaria. Buscaba la reacción de los demás, y está fue casi inexistente. Pero intentando romper una pequeña norma, rompí otra enorme. Hice cómplice a una adolescente, de una “aparente” locura de su madre. Para ella, colaborar conmigo era un acto de obediencia hacia mí, se sentía obligada a ayudar a su madre, pero se estaba muriendo de vergüenza al verme caminar así. Lo que para los demás no era nada, para ella estaba siendo una auténtica locura. Al final del recorrido, llegando a casa, nos cruzamos con algún conocido suyo. Hizo todo lo posible por disimular que estaba siendo cómplice de una locura de su madre,  me pidió por favor que dejase de hacer el tonto, Bajó la cámara, y deseó que la tierra se la hubiera tragado.

Al inicio del ejercicio, me planteé romper una pequeña norma. Pero resultó ser una transgresión enorme para mi hija. Ella tuvo más mérito que yo. Seguramente, su reflexión debería ser mucho más interesante que la mía.

TRANSGREDIR NORMAS ESTABLECIDAS. REFLEXIÓNES SOBRE CREATIVIDAD, INNOVACIÓN Y CAMBIO  Reflexión sobre el ejercicio “The Bold Acts of Defiance”, del curso Creativity, Innovation, and Change

Anuncios
Estándar

8 thoughts on “Transgredir normas establecidas. Reflexiónes sobre Creatividad, Innovación y Cambio

  1. Genial!!! Parece que sólo hay una forma de hacer las cosas y si intentamos hacerlas de otra manera creemos que se va a caer el mundo y has demostrado que no pasa nada.

    Mención especial para tu hija. Sí, habrá pasado vergüenza, pero cuando se siente a pensar podrá descubrir que no tenemos que hacer las cosas como se espera que las hagamos, nuestra imaginación y creatividad nos permite tener mayor amplitud de miras.

    Enhorabuena (a ambas)

    Me gusta

  2. Pingback: El siguiente capítulo de mi historia, sentada cara a una página en blanco | Rosa Montesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s