huevos de chocolate
amistad, aprender, blog, familia, Learners Passport

¡Prometo pecar y no arrepentirme por ello!

huevos de pascua

¡Hoy es Viernes Santo y voy a pecar!. Dicen que no se puede comer carne, ni ir a la playa, que nos hemos de abstener de reírnos y de otras cosas que produzcan placer…. Os aseguro que lo pienso hacer, pecaré a gusto, y no cumpliré penitencia cristiana por ello.

Fui educada en un colegio de monjas. Somos seis hermanos, y como yo soy la única chica, también fui la única que estudió en un colegio religioso. Sí, soy Teresiana y a mucha honra, quiero con locura a mis compañeras de infancia, son unos seres extraordinarios. Aunque durante 8 años lo intentaron, las monjas no lo consiguieron, no soy ni  cristiana, ni apostólica, ni romana (bueno, esto de romana igual sí).

Educarme en un colegio religioso me provocó algunos conflictos durante mi infancia, en casa convivía con “pecadores” que no iban a misa, decían tacos, blasfemaban cuando hablaban de Franco, eran rojos, republicanos y casi comunistas. Por si eso fuera poco, mi adorable “abuelita”  cantaba la Internacional mientras cosía, y maldecía al cura “fascista” responsable del fusilamiento de su hermano pequeño.

Cuando llegaba al colegio, todo lo que sucedía en casa lo tenía que llevar en silencio. Era duro, pero no más que las almorranas. Hay un momento en el que se pierde la vergüenza, dejas de llevarlo en silencio y disfrutas cuando lo compartes, sientes un gran alivio.

Por esa razón, puedo permitirme hablar con conocimiento de causa, hoy voy a pecar, pienso comer carne, disfrutar de ella, ir a la playa y cuántas cosas estén prohibidas para el día de hoy.
LearnersPassport.comEl único pecado del que me siento responsable, es el de bajar el ritmo del trabajo y dejar de ser productiva durante unos días- Estoy convencida de tener que pagar penitencia por no cumplir los objetivos.

P.D.:Por cierto, uno de los mayores pecados que he visto en mi vida fue la venta y la demolición del precioso edificio en el que estudié, y en perfecta armonía con el Mercado de Colón de Valencia. Ahora hay un horrible edificio y un centro comercial.

Rosa Montesa. Mi colegio Santa Teresa de Jesús, Teresianas de Valencia, en la Calle Jorge Juan, frente al mercado de Colón.

Si aquello no fue pecado, hacer el amor, bailar, comer carne, volar el cachirulo, saltar a la comba, ir a la playa… tampoco lo es.

Y si no, ¡que venga Dios y lo vea!

Estándar
en CoworkingValencia,
amistad, aprender, blog, CoworkingValencia, empresa, Learners Passport

Las personas interesantes no se conocen por casualidad ¿o sí?

Geolocalizados en CoworkingValencia, Rosa Montesa, Máximo Neira, Juan Gasca y Javier Megias

Estamos en Semana Santa. Seguramente, si me gustasen las procesiones, hoy podría haber estado rodeada de amantes de este tipo de eventos. Sin duda alguna, estarían siendo unos días felices. Pero eso lo dejo para otros, yo disfruto con otras cosas.

De buena mañana hemos desayunado soplando velas de cumpleaños,  era un día complicado para comer en familia. Así que a las 7 de la mañana ya estábamos cantando Cumpleaños Feliz.

Llegando tarde a trabajar, pero con una sonrisa por parte de Nenad, el coworker canadiense con quien tomo café a diario, y con quién tengo mi ratito de charla  en inglés.

Luego ha llegado Juan Gasca, mi mañico favorito. Vive entre Madrid y Zaragoza, me gusta que se pase por CoworkingValencia cuando viene a la ciudad, es estupendo que se sienta como en casa. Un gran tipo en todos los sentidos. Casi dos metros de estatura, de la misma talla que su socio Rafa Zaragozá de ThinkersCo. Hoy Juan estaba contento, creo que es la primera vez que cree en el proyecto en el que trabajo. Solo puedo poner una pega, la visión que tiene de Learners Passport,  se acerca más a la de Víctor que a la mía. ¡Qué le voy a hacer!

Al rato ha llegado Javier Megias, ¡vaya suerte la mía!, algún día tendré que contar mis experiencias de “desvirtualización”. El caso es que gracias a trabajar, he conocido personas maravillosas como Javier, seguía su blog, devoraba sus artículos intentando aprender. Un día entró por la puerta de CoworkingValencia, y a partir de ese momento, mi admiración a la persona superó al “consultor artesano de estrategia“.

El responsable de que hoy se hayan alineado las estrellas ha sido Máximo Neira, el que faltaba para el duro, como decíamos cuando existían las pesetas. Un ciudadano del mundo del que hay mucho que aprender. Me ha encantado el feedback que me ha dado. Tendré que replantearme algunas estrategias de Learners Passport. Estoy impaciente por recibir su email con sugerencias y algunas ideas frescas.

Cuando viene Juan Gasca desde Zaragoza, siempre queda con Enrique, que como es mi hermano, forma parte de la tribu. Ellos han hablado de sus proyectos, el teléfono smart para invidentes, la moneda social… Da gusto ver como estos tipos tan especiales hablan de proyectos, tomándose una cervecita en el patio de Coworking Valencia.

A la hora de la comida he tenido una visita inesperada. Un mensaje en el teléfono decía “¿comes sola?”, mi respuesta: “¡genial, tengo un tupper con arroz suficiente para dos, ven a comer! ¡Te espero!. A la hora del café nos han acompañando el mañico, el argentino y el canadiense. Una tertulia muy interesante.

¡Estas cosas no me sucederían si en lugar de trabajar, me quedase en casa lamentándome!

Learners Passport MoneyEstoy recapitualando, y creo que ha sido un gran día. Solo hay un problema, no he acabado mis tareas previstas para hoy, no he sido todo lo productiva que debía. Learners Passport me pasará factura y tendré que pagar multa por no cumplir los objetivos. Pero habrá merecido la pena.

Ahora está acabando el día, y lo mejor que ha sucedido está durmiendo en mi
cama. Se llama Clara, mi sobrina de 4 añitos, y que acaba de tener un hermanito. Mientras le acariciaba para que se durmiera, intentaba no dormirme yo también. ¡Esto si que es suerte!

¿Crees que las personas interesantes llegan a nuestras vidas por casualidad?

Esta entrada fue publicada en amistadaprenderblogempresafamilia y etiquetada. Guarda el enlace permanente. Editar

DEJA UN COMENTARIO

Estándar
Rosa Montesa, mi último día con Alitalia
aprender, blog

7 razones por las que decidí seguir trabajando… aunque me quedase en el paro

Rosa Montesa - ex Alitalia

Foto del archivo personal de Rosa Montesa – Arrivederci

Después de una larga etapa laboral salpicada por una nómina segura todos los meses, me quedé en el paro.

Entonces me hice muchas preguntas sobre lo que haría a partir de aquél momento. La crisis y el paro no deberían ser excusas para tumbarme en el sofá, rascarme la barriga y lamentarme. Como dice Tamara Mena, “soy una superviviente no una víctima”.

Se puede trabajar, no por un sueldo, sino por uno mismo, invertir en seguir aprendiendo, estar en contacto con gente motivada y con ganas de trabajar, disfrutar y saborear cada minuto. Ese es el mejor rendimiento del trabajo.

Estas son mis 7 razones por las que decidí seguir trabajando:

  1. He luchado mucho para llegar hasta aquí,no es una casualidad ser quien soy, ahora no puedo parar. Aunque el mundo no crea en mí, yo si que lo hago.
  2. He de seguir aprendiendo, igual que el corazón sigue latiendo, el cerebro necesita mantenerse en forma. A estas alturas de la vida, y con los medios disponibles puedo seguir aprendiendo, una formación continua que me permita actualizarme constantemente.
  3. Vivir cuesta dinero, y es necesario trabajar. Cada día que no trabajo, no sólo no dejo de ganar dinero, sino que me lo gasto en vivir. No me puedo permitir ese lujo.
  4. Tengo unos hijos a los que he de enseñar con el ejemplo, aprenden más por mis actos que por lo que les pueda enseñar con las palabras.
  5. La vida es un reto tras otro, este es el momento de cambiar el curso de mi  vida y yo marco el rumbo.
  6. No basta con hablar, o con intentarlo, he de trabajar por ello. Nunca quedarme quieta
  7. Aunque ya no pueda volar, puedo caminar.

Lo más importante no es la meta, sino el camino. A la meta llegamos todos, es lo único seguro en la vida.

¿Realmente crees que la meta es conseguir un trabajo y ganar dinero?

¿Cuáles son tus razones para seguir trabajando cuando te quedas en el paro?. 

Estándar
aprender, familia

¡De mayor quiero ser como mi hijo!

Rubén

Rubén, foto del archivo familiar de Rosa Montesa

¡De mayor quiero ser como mi hijo!. Cuando somos pequeños, hay una parte de nosotros  que va muriendo según vamos creciendo.

La vida se complica y hace que perdamos creatividad, que nos olvidemos de nuestros objetivos y que se apague la chispa de la felicidad inconsciente.

Mi hijo, es como cualquier otro niño de 12 años: inmensamente feliz.

Me encanta lo claro que tiene todo. Cuáles son sus obligaciones, sus tareas, lo que quiere conseguir. Son objetivos fácilmente alcanzables desde el punto de vista de un adulto, pero son tan complicados como lo son los nuestros.

Sabe perfectamente cuales son sus deberes diarios, es difícil que se vaya a la cama con una tarea pendiente. Sin embargo yo acabo el día dejándome tareas para el día siguiente, se me acumulan..

Cuando practica algún deporte, o juega con sus amigos, se deja la piel. Y me pregunto ¿yo lo hago?. Me temo que no.

Parece que la vida le vaya en todo lo que hace.

A veces intento recordar si yo era así a su edad. No recuerdo tener tanto tesón.

Esto es lo malo de crecer, que se nos olvidan nuestros objetivos más cercanos. Meter goles, acertar canastas, pasarse horas jugando una partida de pingpong, reirse con los amigos hasta que te duele la mandíbula…

¡Yo de mayor quiero ser como mi hijo!

 

Estándar
Dinero del futuro
amistad, aprender, blog, empresa, Learners Passport

Gamificando la productividad

Learners Passport train

Foto de la Landing Page de Learners Passport

Víctor y yo somos socios, llevamos unos meses trabajando en un proyecto llamado Learners Passport,

Él propuso que hiciéramos algo así como “gamification” con nuestra productividad. Me pareció una alternativa motivante para conseguir cumplir objetivos. Seguramente él acabará desplumándome. Creo que merece la pena compartir algunos detalles. Verlo publicado me obligará a tenerlo todavía más presente.

Gamificando la productividad. Propuesta de mi socio:

juego LP money“Se trata de un pequeño juego con reglas sencillas pero que son la base de cualquier proyecto,  nos jugaremos una parte de los rendimientos futuros de la empresa en base a unas reglas.

Partiremos de una cantidad de euros de rendimientos futuros, por lo tanto cada uno de nosotros tendrá billetes Learners Passport de 50€. Cada vez que un socio incumpla una norma tendrá que pagar al otro la multa estipulada.

Una vez la empresa comience a generar beneficios. se tendrá en cuenta este contrato y los primeros beneficios serán repartidos según los resultados de este juego.

La perdida del crédito de nuestros rendimientos futuros por parte de uno de los socios supondrá el final de la sociedad”

Las reglas están para cumplirlas, y las de nuestro contrato deberán ser cumplidas. No me puedo permitir el lujo de ser la responsable de la disolución de la sociedad, y de tirar por el retrete tantos meses de trabajo”.

No sé si seré capaz, ¡pero lo intentaré con todas mis energías!

Si has llegado hasta aquí, igual quieres ayudarme a conseguir mis objetivos

¿Te animas? Pincha aquí

Estándar
aprender, blog

Erase una vez…

amanecer, erase una vez

Foto del archivo personal de Rosa Montesa. Amaneceres

Tener un blog es un compromiso.. Nunca me ha parecido el momento apropiado para escribir este primer artículo y comenzar el blog. Poniendo excusas como:
no tengo nada que decir al mundo, nadie me va a leer, no tendré tiempo… ¡Excusas!

Hay una persona que no para de repetirme que me baso en hipótesis sin fundamento. “Si no lo pruebas, no lo sabes”. Después de mucho tiempo, me he decidido. No sé ni por dónde comenzar.

Erase una vez … Así es como empiezan los cuentos, pues así es como comienza este blog:: Érase una vez …

Estándar