Dame la mano, llegaremos juntos
aprender, blog

¿Me permites que toque?

Hace solamente unos años hice un descubrimiento importantísimo sobre mí misma. Era algo que había intuido desde siempre, pero no sabía que tenía nombre, y mucho menos que es algo muy normal.

Si señores, lo reconozco, soy kinestésica

¿Qué pasa?

Yo aprendo y entiendo mejor por el tacto.

Manos de Ruben y Rosa - reciclado creativo-the reuse factory (2)

Lo tengo asumido, la sociedad me ha obligado a reprimirme. En el fondo de mí hay una maleducada que lo tocaría todo, y sin pedir permiso.

Siempre he envidiado a los listos de clase que se aprenden un texto de memoria, y luego son capaces de escribirlo o recitarlo al pie de la letra. Toda la vida he aprendido mejor cuando tocaba las cosas, forma parte de mi modo de comprender mejor. Nadie me ha enseñado a utilizar este sentido para aprender, es algo innato. Y jamás ha habido nadie que haya sido capaz de enseñarme un código para expresarme con mis propias manos.

Salvo que seas sordo, nadie entiende que necesites un código o idioma para comunicarte. Y salvo que seas ciego, nadie te permite que le toques un solo pelo de la cabeza.

A los adultos no se nos permite tocar, y mucho menos aprender y comprender tocando. Tocar y palpar está reservado para otro tipo de experiencias, todos reconocen que en privado disfrutan tocando, acariciando  y expresándose de otro modo. Presumen de ser auténticos cracks en la intimidad, pero si te atreves a tocarles la tela de la chaqueta que llevan puesta, se sienten amenazados por unas manos curiosas que solamente pretenden saber si la tela es tan suave como parece a simple vista.

mar melena

No digamos nada si se te ocurre acariciar la preciosa melena de una mujer. Pero si lo haces con su perro o con su gato, no resulta extraño. Reconozco que entre las dos opciones, me quedo con la primera, pero solamente me atrevo a hacerlo con la melena de mi hija. Desgraciadamente, ella empieza a ser una adulta y dice que soy una tocona.

Algunos podrían creer que eso de tocar podría ser sexo. Desde mi punto de vista,  los que piensan así deben ser kinestésicos reprimidos, que disfrutan tanto del placer de tocar, que creen que debe ser un pecado mortal.

No es necesario llegar al éxtasis para disfrutar de las pequeñas cosas que nos permite el sentido del tacto. Nadie en su sano juicio pensaría que es necesario explotar de placer para disfrutar de los sentidos de la vista o del oído. Puedes sentir el placer de la música sin llegar al orgasmo. Puedes sentarte en un museo, delante de una obra de arte y gozar, sin llegar a pegar gritos y gemidos de gusto. Aunque en ambos casos, se pueda llegar al éxtasis.

Yo me atrevo a decir que hay un modo de aprender, de comunicar y de disfrutar tocando, oliendo y saboreando, se trata de experiencias físicas y de contacto tan placenteras, que algunos las confunden con algo pecaminoso. Son placeres que deberíamos aprender a disfrutar de un modo menos remilgado y más natural.

Si hay personas que pueden ver con sus manos, y saben leer con las yemas de sus dedos. Y otras que pueden escuchar a los demás con los gestos de las manos. Yo también debería ser capaz de hablar con las mías, utilizando un código diferente. Para eso tengo que seguir aprendiendo, no fui educada para ello.

Mientras tanto, tendré que conformarme con mi canal de YouTube para contar algunas de las cosas que soy capaz de hacer.

Lo de escribir y hablar lo tendré que dejar para los afortunados seres visuales y auditivos, a quienes nuestro estupendo sistema educativo les ha tenido en cuenta desde bien pequeños para que aprendieran, comprendieran y se comunicasen con el resto del mundo.

Se supone que ellos son las personas de éxito de nuestra sociedad, que sacan buenas notas en el colegio, que aprueban difíciles oposiciones, que hacen maravillosos discursos… Lamentablemente, muchos de ellos son auténticos analfabetos en otros sentidos, o tal vez no. No los conozco en la intimidad, como su verborrea es tan buena, presumen de ser expertos cuando utilizan el sentido del tacto (o del olfato). Aunque hay que tener cuidado con ellos, y dudar de su don de la palabra. Si se te ocurre tocarles un solo pelo, o darles la mano o un abrazo, se sienten gravemente amenazados por tus inocentes, y curiosas manos.

¿Y tú?

¿Eres un kinestésico como yo?

¿O eres visual o auditivo?

 

 

Estándar
Lámpara realizada con dos botellas de plástico recicladas Solán de Cabras. Lamp made with a pair of recycled plastic bottles
aprender, blog, recicladocreativo

La lección del millón de visitas, gracias a un simple ejercicio de clase

Cuando publiqué este vídeo de una lampara realizada con dos botellas de plástico, no podía ni imaginar que un simple ejercicio de clase me pudiera dar más de un millón de visitas. De hecho, escribí un post titulado: “He sabido crear algo nuevo ¡Pero no sé cómo venderlo!”. en el que reflexionaba sobre el fracaso por no haber sido capaz de cumplir con el objetivo final del ejercicio: vender.

Lámpara realizada con dos botellas de plástico de agua. Rosa Montesa

Creí que no había sido capaz de completar el ejercicio, pero meses después comencé a darme cuenta del error. No solamente lo había cumplido, también me enseñó, y me sigue enseñando, otras lecciones más importantes todavía.

En un primer momento, la lección aprendida fue la frustración por  no haber sabido vender mi creatividad. Se trataba de un curso bastante conceptual, Debía ser capaz de convertir algo de la basura en un objeto de deseo, y después, tenía que venderlo. Fui capaz de hacer la primera parte, pero no supe terminarlo. Al menos, eso es lo que pensaba en aquél momento.

Aproveché el ejercicio para otros fines. Lo llevé a mi terreno. Lo utilicé como entrenamiento creativo, y compartí el proceso de realización en mi canal de YouTube, me proporcionó contenido para el blog de Reciclado Creativo. Y también imágenes para publicar en otras RRSS como Facebook, Twitter, Instagram o Pinterest. Vamos, saqué todo el jugo que pude de esas dos botellas de plástico que había obtenido de la basura.

Haciendo mi particular ejercicio de compartir mis creaciones en internet aprendí la lección más importante:

Hoy se vende de otro modo, en otros lugares y otras cosas.

A las pocas semanas de escribir sobre la frustración,  supe que el objetivo del ejercicio lo había cumplido, me había equivocado al escribir aquella reflexión. Ni en mis mejores sueños alguien habría pagado por mi lámpara todo lo que me ha reportado este vídeo (y no ha terminado). No sé ni cuantas lámparas habría tenido que realizar para conseguir los mismos beneficios. Y todo ello sin tener en cuenta que, aunque me las hubieran comprado, hacerlas me habría quitado tiempo para crear otras piezas que impulsan mi ilusión por seguir creando y reciclando.

las top 10 lámparas con botellas de plástico (1)

Disfruto del momento creativo, hacer repetitivamente no me estimula tanto como crear cosas nuevas. Así que cuando alguien me pregunta ¿vendes lo que haces? mi respuesta es que puedo hacerlo por encargo, pero prefiero vender y ofrecer otras cosas. Este vídeo me ha enseñado esta otra lección: soy capaz de vender inspiración y creatividad.

Lo cierto es que no hay nada como “hacer” para saber que tienes que seguir “haciendo”, aunque desconozcas si es lo que debes hacer, de los errores también se aprende.

Los supuestos gurús nos quieren dar lecciones magistrales sobre edición de vídeos, sonido, etiquetas, textos, posicionamiento, internet, YouTube, etc. Excelentes consejos para obtener más visitas. Pues nada de nada, esos expertos deberían saber que en este vídeo no se cumple con casi ninguno de sus magníficos consejos. Era uno de mis primeros vídeos, lo hice con prisas, debía entregar el ejercicio de clase, aunque el vídeo no estaba incluido, quise añadirlo como material extra,  no cuidé los detalles en exceso. Sobre la edición. el sonido, etiquetas, textos, títulos mejor ni hablar. Aburriría contando todo lo que debería haber hecho de otro modo..

Una lección dura de aprender es que para tener éxito y obtener un número alto de visitas no es necesario ser el mejor, ni publicar el mejor vídeo del mundo, ni tener la mejor idea, ni una música de fondo especial, ni una voz de locutora de radio, ni un montón de amigos que te aprecien y valoren tu trabajo. He publicado otros proyectos mucho más interesantes (desde mi punto de vista), veo vídeos de otras personas que me parecen mejores, con contenidos excelentes, con una edición cuidada, y casi nadie los visita. La cruda realidad es que Internet y YouTube son imprevisibles… o no.

Y tú, ¿ que opinas?

Estándar
Torre de zapatos creativity innovation and change coursera
aprender, blog

Diseñando la torre más alta que pueda, solamente con zapatos.

He vuelto a las andadas, otro curso más. Esta vez soy repetidora… Y no por haber suspendido, me gustó tanto, que he vuelto a inscribirme. Se trata de un MOOC de Coursera. Creativity, Innovation, and Change con Dr. Kathryn W. Jablokow, Dr. Darrell Velegol, Dr. Jack V. Matson, Elizabeth Kisenwether
El primer ejercicio, el primer reto, ha sido diseñar  una  ” Torre de Zapatos”, construir la torre más alta que pudiera solamente con zapatos, sin cuerdas, ni pegamento, ni nada de nada. Es cierto que en el proceso creativo es necesario fallar y equivocarse, hasta llegar a conseguir lo que se desea. Y esto es algo que se aprende solamente “haciendo”.

Shoe Tower Week 1 Exercise Creativity, Innovation, and Change July 2014 Rosa Montesa Antes de comenzar la torre me tuve que plantear qué tipo de zapatos, y cuántos tenía. Algo similar a lo que pasa cuando tienes que cocinar. Una cosa es ir a comprar los ingredientes necesarios, y otra diferente es ser creativo con lo que se tiene.

Lo primero que hice fue poner todos los zapatos posibles organizados en el suelo. Después de muchas pruebas, llegué a varias conclusiones

  • Se trataba de un experimento en el que podía utilizar los mínimos recursos posibles, no solamente por no poder utilizar cuerdas o pegamento, sino por el número limitado de zapatos disponibles.
  • Lo tuve que realizar en el mínimo tiempo posible, ya que ocupé el salón de casa, y a la hora de la comida debía haber despejado el espacio.
  • La torre cayó muchas veces, hasta que dí con la forma más apropiada y que tenía menos caídas.
  • Tenía zapatos planos y zapatos con tacón. Los más estables, obviamente, eran los planos. Pero los zapatos de tacón ofrecían una estética más atractiva. Así que los planos se quedaron en la base, y en la parte superior irían los de tacón.
  • Para mejorar la estabilidad, tendría que ponerlos alternos. Es decir, la torre debía alzarse “trenzando” los zapatos. Para que la altura fuera similar en cada uno de los cuatro lados, iba poniendo en un lado el tacón y en otro la punta, así alternativamente

Shoe Tower Week 1 Exercise Creativity, Innovation, and Change July 2014 Rosa Montesa Aparentemente, el ejercicio era sencillo. Con todos estos resultados, surgieron nuevas ideas, diferentes a las originales

Las instrucciones eran sencillas, aunque para complicarlo un poquito, se puso una fórmula para calcular la altura

Fórmula T= Altura Total de la Torre / dividido por el número total de zapatos

Si he de ser sincera, me preocupaba tanto la estabilidad, que no me interesé por obtener un número óptimo con el resultado de esta fórmula.

 

Se nos propuso un sencillo ejercicio, pero las reflexiones que surgen durante su realización, y después de ver el resultado, son más que interesantes. Toda una lección aprendida, otra vez…



 

 

 

Estándar
#blaueblumen flores azules blue flowers Too tired to be creative
aprender, blog

En ocasiones los más creativos, te matan la creatividad ¿O no?

Hoy me apetece gritar que los que admiras, aquellos que son creativos e innovadores, son capaces de matar la creatividad. Deseaba tener un momento creativo, una especie de orgía creativa, pero otros se empeñaron en enterrarlo. Esta fue mi experiencia de ayer por la noche. Tenía unas expectativas, pero los demás tenían otras. Estaba equivocada. Es en esos momentos,  cuando no se cumplen los objetivos, te sientes mal.

Ya se ha acabado el curso @design101, bueno, eso es lo que yo creía. Todavía nos sorprenden con más actividades. Estaba muy contenta pensando en la sorpresa que Stefano Mirti, Anne-Sophie Gauvin y Giulia San Gregorio nos tenían preparada. Imaginaba un superencuentro creativo. Los profes, junto con los compañeros de curso de todo el mundo, haciendo algo creativo, todos juntos simultáneamente.#blaueblumen flores azules blue flowers Too tired to be creative about  Demasiado saturada para ser creativa

El primer desencuentro era el medio, desde mi particular punto de vista, Facebook no era el más adecuado. El segundo era la duración, otra vez desde mi visión, dedicar tanto tiempo a una conexión hace perder el foco. El tercero es el  carácter caótico típicamente latino, y especialmente italiano. No sé el resto de compañeros, pero yo me sentí totalmente perdida. Y eso que me conozco el percal. No sé si los no latinos habrán entendido este desorden como algo creativo, divertido, transgresor, etc… para mí ha sido un auténtico desastre. Es bien cierto que del caos puede surgir algo realmente interesante. Espero que alguien lo haya disfrutado, pero esa no he sido yo.

Me senté a las 22:00 cara al ordenador (ya con retraso, como he dicho, me conozco el percal), nadie sabía nada. Los compañeros se limitaban a subir cosas que ya había visto, y los profes hacían algunos comentarios (pocas líneas, y algunos tan simples como “me gusta”). Vaya desastre, yo estaba preparada con material en la mano para disfrutar de un momento creativo, tal y como esperaba, pero nadie demostraba estar creando nada en ese momento.

Estaba cansada, me sentía demasiado saturada de flores azules, y demasiado decepcionada con el “maravilloso desencuentro”.  Nadie decía nada sobre lo que debíamos hacer.  Mi inconsciente me traicionó mientras miraba el material que tenía disponible, ojeaba el muro de Facebook, intercambiaba mensajes con compañeros que tampoco entendían nada, y otros que lo sabían todo. Me había propuesto un momento de creatividad, y me la estaban matando. Tenía unos alfileres en la mano. De repente empecé a sentirme como si alguien me estuviera clavando alfileres azules, me sorprendí a mi misma haciéndome mi  propio vudú.

blaueblumen, flores azules, blue flowers, design101Tal vez debería haber sido una cansina, y volver a publicar mis #blaueblumen  . Mi percepción  es que mis amigos de redes sociales, los tengo saturados con el azul, en YouTube ya pasan las 10.000 visitas entre los dos vídeos relativos al tema, he subido fotos a Instagram, en Pinterest, he tuiteado, he compartido en Facebook, están en Flickr, hasta en Tumblr y Google+, …. ¿¿¿¿¿¿¿Otra vez tenía que publicar mis flores azules??????

Las publicaciones en las redes sociales se convierten en anticuadas muy pronto. Pierden actualidad con una velocidad de vértigo. Para mí, es un tema “viejo”, pero tal vez eso es lo que debería haber hecho, recordar viejos tiempos y batallitas de abuelos, para que los profesores comentaran lo que hice en el pasado (vale, no tan pasado, solamente hace una semana)

Reconozco que durante esta “reunión” estaba demasiado saturada para ser creativa, pero mi inconsciente me llevó a hacer este vudú, que no va contra nadie, simplemente es una muestra de lo que sentía en ese momento. Como si alguien me clavase las #blaueblumen en el corazón, y me estuviera haciendo daño impidiéndome crear cosas nuevas.

Según los profesores, estas flores azules, o vudús azules, eran muy “cool”.  Puede ser que sea así, al final tuve un momento de creatividad en un momento de rabia, que no disfruté, y con un resultado que gusta a otros. A mí me trae recuerdos de un rato doloroso. Me pregunto si Stefano, Anne y Giulia buscaban este resultado. ¿Mataron mi creatividad? ¿Qué crees?

 

Estándar
Jardín vertical con latas de cocacola- Reciclado Creativo. Rosa Montesa
aprender, blog, CoworkingValencia

¿Diseñar para crear vida?

¡Otro reto más!

Quiero compartir mis reflexiones sobre el ejercicio de clase de @design101, tiene que ver bastante con las cosas que aprendo y que pasan a formar parte de mi vida. Como este blog. Antes de hacernos tan enorme propuesta, los profesores dijeron: “Sabemos que cada vez que los humanos han tratado de convertirse en dioses, los resultados han sido catastróficos . Nosotros somos más razonables.”

Jardinería reciclando botellas de plástico. Rosa Montesa

“Descanse en paz”

Durante una semana , la propuesta era diseñar para crear vida. De entrada puede parecer que se trata de cosa de dioses. Pero no lo es, se trata de un objetivo más razonable: crear un pequeño jardín. Bueno, muy razonable para ellos. No para mí. ¡Soy un desastre! Las plantas que siguen vivas en mi entorno lo hacen de puro milagro. Un desafío que ellos llaman “nice”, es decir, bonito, y para mí un reto enorme. Si soy incapaz de crear vida, o de mantener la vida “orgánica”, mejor crear un jardín que pueda crecer de forma “inorgánica”.  Yo tenía mis propias premisas:

  • Reciclar y reutilizar materiales (forma parte de mi entrenamiento personal)
  • Las plantas deberán resistir mis pocos cuidados
  • Personalizar cada pequeña planta, y cuidarla como si fuera un gran jardín. De ese modo intentaré hacerlo mejor que en ocasiones anteriores.
  • Lo importante no es que crezcan orgánicamente, sino también gracias a las aportaciones posteriores tanto de materiales como de personas.

Con todo esto claro, ya podía empezar a pensar y a adelantar puntos: reciclar y utilizar botes de bebidas refrescantes personalizados, el tipo de planta Jardín Vertical con latas de cocacola @design1o1. Rosa Montesa. Reciclado Creativo.sería cactus (soy consciente de que otras plantas no serán tan longevas, aunque haya algunas), que crezca con el tiempo inorgánicamente (queda espacio, cadenas y cactús). Mira la foto, si te has visto personalizado en alguna de las plantas, te hago unas preguntas:  ¿vendrás a regar tu planta? ¿me ayudarás a mantener la vida?, ¿Quieres que crezca contigo? Y si no estás todavía, ¿a qué esperas para traer tu recipiente?

A continuación, estas son las reflexiones del ejercicio: Nos dieron unos pasos a seguir, cada día uno diferente. El primer paso era planear el pequeño jardín. Investigar, documentar, tomar decisiones y hacer una lista. Debido a mis anteriores fracasos con la jardinería, tenía alguna decisión tomada. Mi anterior jardín vertical duró un par de meses. Esta vez el jardín tendrá que crecer de otro modo. La vida no tendrá que ser solamente orgánica. El segundo paso: encontrar y preparar todos los materiales. El siguiente paso sería prototipar el jardín. Al día siguiente, contruirlo. Y el sábado comprobar que todo funciona bien. Y el domingo, “como Dios”: plantar las semillas, relajarse y disfrutar.

Las cosas aprendidas durante la semana en la que realicé el ejercicio son varias.

  • En primer lugar, organizarme (o ser organizada por los profesores ) . Entrar en mi propio proceso de documentación personal.
  • Hacer listados con las cosas de las que dispongo, las que voy a necesitar, lo que me falta.
  • Encontrar nuevas soluciones para resolver problemas.
  • Establecer un patrón generativo para mis procesos de diseño.
  • El diseño está muy relacionado con la configuración de las reglas para crear los propios diseños
  • La creación de un prototipo, tener una idea y transformarla en una historia real y tangible. Esa idea hay que pasarla al plano de lo que se puede tocar, usando materiales, objetos y cosas “de verdad”.

Al llegar al punto de estar satisfecha con mi prototipo, haber entendido todas las cosas que funcionan (y las que no) y sentirme segura con mi proyecto, entonces es el momento para seguir adelante y comenzar a construir. “Una sola planta debe ser como un pequeño jardín cuando se trata como una planta real. Un gran jardín, es similar a una planta cuando se trata como un jardín de verdad”. .

Jardín Vertical Cocacola  Rosa Jardín Vertical con latas de cocacola - Reciclado Creativo. Rosa Montesa Jardín Vertical con latas de cocacola - Reciclado Creativo. Rosa Montesa Jardín Vertical con latas de cocacola - Reciclado Creativo. Rosa Montesa

Estándar
Felicidades Rosa has hecho tu primera venta estás vendiendo con Etsy. The Reuse Factory
amistad, aprender, blog

Cuando no buscas algo, entonces viene solo… ¡Gracias Alison! ¡Gracias Etsy!

Las cosas suceden caprichosamente. Cuando no las buscas, aparecen… Cuando no paras de buscarlas, no las encuentras. ¡Como las llaves del coche!

Llevo una semana de sorpresa en sorpresa. Cada día me ha traído una. Me gustaría compartir todas, eso hincharía mi ego y me pondría como el muñeco de Michelín. Pero me temo que ese sentimiento tonto de orgullo, no lleva a ningún sitio. Salvo a pegarse un buen golpe contra un muro.

No digo que no me importen los titulitos, ni los premios, ni la gente que me mira, etc… En el fondo, me hace sentirme bien. No lo puedo evitar. Pero todas estas cosas son humo y paja.

Hay otras sorpresas que sí merecen ser compartidas. Que no son volátiles. Son reales.

Estoy en una fase de aprendizaje, me he propuesto CREAR objetos. Es algo que ha estado siempre dentro de mí y ahora quiero sacar a flote.  No tengo nada claro que quiera dedicarme a vender objetos realizados a mano, Disfruto del momento creativo, esa parte “anestesiada” durante muchos años,  está despertando, debo estudiar el modo en el que quiero que mi pasión deje de ser un hobby. Hasta hace unos meses, lo aprendido se quedaba en mi mochila, no lo compartía, y los objetos los regalaba o se quedaban en la familia. Ahora grabo el proceso de creación y lo subo a YouTube, hago fotos, redacto algún texto para el blog y comparto en algunas redes sociales (Twitter, Facebook, Pinterest y algunas más)

Aún sabiendo que no quiero ofrecer objetos, sino talento creativo, debo aprender todo lo que pueda. Dentro de los muchos ejercicios y entrenamientos que debo hacer, decidí montar una pequeña tienda online en Etsy: The Reuse Factory, de ese modo, al mismo tiempo que compartía las cosas que hacía, podría  experimentar la sensación de que alguna persona en el mundo pagase por un objeto creado por mí.

Hace un par de días me llegó la primera venta, ¡desde Australia!. Maravillosa sorpresa que ha llegado sin buscarla.

Esto hay que celebrarlo. Una persona que ha buceado por internet, ha escaneado “mis cosas”,  ha sacado su tarjeta de crédito y ha comprado un objeto. Aunque no es lo que estoy buscando, me ha gustado muchísimo que exista Alison en el mundo .

¡Gracias Alison!

¡Esta va por tí!

Pendientes y collares realizados con filtros de cápsulas de café Dolce Gusto. Rosa Montesa

Estándar
10 consejos básicos para reducir la huella ecológica y proteger el Planeta
aprender, blog

Los 10 consejos básicos para proteger el planeta y reducir la huella ecológica

Los 10 consejos básicos para proteger el planeta y reducir la huella ecológica

Nuestra huella ecológica, la cantidad de recursos que necesitamos los habitantes para abastecernos, crece de un modo imparable, junto con el aumento de la población y el desarrollo económico.

Se estima que para el 2030 harán falta dos planetas para cubrir las necesidades de la población mundial.

El futuro del planeta depende cada vez más de nuestra actividad como ciudadanos, y del cambio de nuestros hábitos de consumo.

CONSEJOS BÁSICOS PARA REDUCIR LA HUELLA ECOLÓGICA Y PROTEGER EL PLANETA1 Toma conciencia  Mentalízate, toda acción que realices tiene un impacto y dejará huella

2 ¿Realmente lo necesitas? Antes de comprar, considera si realmente lo necesitas y si tienes otras alternativas.

3 Maximiza la vida de los objetos Dale la máxima vida a los objetos, repara lo que se estropee antes de tirarlo

4 Muévete, camina, pedalea  Es bueno para ti, es bueno para el medio ambiente, y si no puedes, utiliza el transporte público

5 Comparte, intercambia  Comparte todo lo que puedas, el coche, la ropa, los muebles, las herramientas. Intercambia lo que ya no vayas a utilizar. Lo que crees que ya no es útil para ti, lo puede ser para otros.

6 Reduce residuos  Opta por envases grandes, con pocos envoltorios

7 Reutiliza lo que puedas  Si algún objeto ya no puede ser útil para el fin para el que fue creado, sé creativo, intenta buscar una segunda oportunidad, y si no eres capaz, recicla. Deposítalo en los lugares apropiados, otros lo harán por ti

8 Ahorra energía  Utiliza aparatos y bombillas de bajo consumo. Evita dejar aparatos en Stand by o los cargadores enchufados. Vive al ritmo de la naturaleza. Utiliza sus mismos recursos, aprovecha las horas de luz natural.

9 Ahorra agua  No despilfarres el agua, es un bien valioso. Utiliza la necesaria.

10 Conecta con otras personas  Entra en contacto con personas concienciadas como tú. La tecnología nos lo pone fácil. Es un modo de estar al día, compartir y colaborar de un más modo eficiente

http://www.recicladocreativo.com/
10 Consejos básicos para reducir la huella ecológica y proteger el planeta
1 Toma conciencia
Mentalízate, toda acción que realices tiene un impacto y dejará huella
2 ¿Realmente lo necesitas?
Antes de comprar, considera si realmente lo necesitas y si tienes otras alternativas.
3 Maximiza la vida de los objetos
Dale la máxima vida a los objetos, repara lo que se estropee antes de tirarlo
4 Muévete, camina, pedalea
Es bueno para ti, es bueno para el medio ambiente, y si no puedes, utiliza el transporte público
5 Comparte, intercambia
Comparte todo lo que puedas, el coche, la ropa, los muebles, las herramientas. Intercambia lo que ya no vayas a utilizar. Lo que crees que ya no es útil para ti, lo puede ser para otros.
6 Reduce residuos
Opta por envases grandes, con pocos envoltorios
7 Reutiliza lo que puedas
Si algún objeto ya no puede ser útil para el fin para el que fue creado, sé creativo, intenta buscar una segunda oportunidad, y si no eres capaz, recicla. Deposítalo en los lugares apropiados, otros lo harán por ti
8 Ahorra energía
Utiliza aparatos y bombillas de bajo consumo. Evita dejar aparatos en Stand by o los cargadores enchufados. Vive al ritmo de la naturaleza. Utiliza sus mismos recursos, aprovecha las horas de luz natural.
9 Ahorra agua
No despilfarres el agua, es un bien valioso. Utiliza la necesaria.
10 Conecta con personas
Entra en contacto con personas concienciadas como tú. La tecnología nos lo pone fácil. Es un modo de estar al día, compartir y colaborar de un más modo eficiente.

Nuestra huella ecológica, la cantidad de recursos que necesitamos los habitantes para abastecernos, crece de un modo imparable, junto con el aumento de la población y el desarrollo económico.
Se estima que para el 2030 harán falta dos planetas para cubrir las necesidades de la población mundial.
El futuro del planeta depende cada vez más de nuestra actividad como ciudadanos, y del cambio de nuestros hábitos de consumo

Consejos y reflexiones tomadas después de ver el programa Redes de TVE.
“Ciudadanos en red 30 jun 2013
…el programa… analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis….”

10 consejos básicos para reducir la huella ecológica y proteger el Planeta

Estándar