El cielo, el mar y el plástico... Blue sea, blue sky, blue bottles. The sky, the sea and the plastics.
aprender, blog, recicladocreativo

Hola, me llamo Rosa y soy adicta

Lo reconozco, soy adicta. Ya he tirado la toalla, he asumido que soy incapaz de salir de este agujero que cada vez es más profundo. Además, esta adicción se ha unido peligrosamente a una de mis pasiones.

Bebo al levantarme, bebo con las comidas, es un placer beber a media tarde, bebo antes de acostarme, y a veces me levanto por la noche para pegar un buen trago.

No bebo alcohol, bebo agua, y beber agua no es una adicción. Beber agua es una necesidad fisiológica.

Mi adicción viene por la bebida, pero no es la bebida.

No más botellas No more bottles recicladocreativo

Me veo, y no me reconozco. Me escucho, y parece que hable otra persona. Es tan fácil opinar desde la distancia…

Cuando veo una botella de plástico, no veo basura. Veo un tesoro. Un objeto que tiene un gran potencial. Podría crear muchas cosas con ella. Entonces ya no me siento tan mal, y la compro. A veces por el contenedor, otras por el contenido. Pero el hecho es que acabo con una botella de plástico en mis manos.

Lámpara realizada con botellas de agua . Reciclado Creativo

Ahora cambiaría muchas cosas de mi discurso. Reconozco que al final me quedé floja. Debería haber sido más contundente.

Icebreaker. Toastmasters. Rosa Montesa

Este es el tema que escogí para mi charla. Genera un grave conflicto en mi interior. Ya he tirado la toalla. No hay nada que hacer. Soy una adicta al plástico, a los envases. Comienzo a tener una dependencia insana para mí, y mucho más insana todavía para el medio ambiente.

Me cuesta hablar en público, me pongo nerviosa. Tal vez podría haber hablado de otra cosa más interesante, que me tocase menos el hígado.

Se trata de una charla entre compañeros y amigos. En Toastmasters cada uno habla de lo que le apetece, y cuando le apetece. Lo bueno de asistir a estas sesiones es que aprendes a comunicar, a hablar en público con tus compañeros, y también de ellos. Al final, te regalan su feedback.

Toastmasters Valencia. Feedback

Gracias a Peter que me grabó el vídeo, me he dado cuenta de muchas cosas que podría haber cambiado. Tengo que mejorar muchísimo.

Me da vergüenza verme hablando en público, y todavía me siento más avergonzada cuando reconozco que soy incapaz de abandonar este consumo exagerado de plástico. Lo peor de todo es que disfruto ambas cosas.

Gracias a los compañeros de Toastmasters por el feedback, y gracias a los que después de haber visto el vídeo, me habéis regalado vuestra opinión.

I love Recycling

Lámparas con botellas de plástico

cajas de regalo con botellas de plástico. Reciclado Creativo
Reciclado Creativo fotos concurso Upcycling reciclaje

 

 

 

 

Estándar
Dame la mano, llegaremos juntos
aprender, blog

¿Me permites que toque?

Hace solamente unos años hice un descubrimiento importantísimo sobre mí misma. Era algo que había intuido desde siempre, pero no sabía que tenía nombre, y mucho menos que es algo muy normal.

Si señores, lo reconozco, soy kinestésica

¿Qué pasa?

Yo aprendo y entiendo mejor por el tacto.

Manos de Ruben y Rosa - reciclado creativo-the reuse factory (2)

Lo tengo asumido, la sociedad me ha obligado a reprimirme. En el fondo de mí hay una maleducada que lo tocaría todo, y sin pedir permiso.

Siempre he envidiado a los listos de clase que se aprenden un texto de memoria, y luego son capaces de escribirlo o recitarlo al pie de la letra. Toda la vida he aprendido mejor cuando tocaba las cosas, forma parte de mi modo de comprender mejor. Nadie me ha enseñado a utilizar este sentido para aprender, es algo innato. Y jamás ha habido nadie que haya sido capaz de enseñarme un código para expresarme con mis propias manos.

Salvo que seas sordo, nadie entiende que necesites un código o idioma para comunicarte. Y salvo que seas ciego, nadie te permite que le toques un solo pelo de la cabeza.

A los adultos no se nos permite tocar, y mucho menos aprender y comprender tocando. Tocar y palpar está reservado para otro tipo de experiencias, todos reconocen que en privado disfrutan tocando, acariciando  y expresándose de otro modo. Presumen de ser auténticos cracks en la intimidad, pero si te atreves a tocarles la tela de la chaqueta que llevan puesta, se sienten amenazados por unas manos curiosas que solamente pretenden saber si la tela es tan suave como parece a simple vista.

mar melena

No digamos nada si se te ocurre acariciar la preciosa melena de una mujer. Pero si lo haces con su perro o con su gato, no resulta extraño. Reconozco que entre las dos opciones, me quedo con la primera, pero solamente me atrevo a hacerlo con la melena de mi hija. Desgraciadamente, ella empieza a ser una adulta y dice que soy una tocona.

Algunos podrían creer que eso de tocar podría ser sexo. Desde mi punto de vista,  los que piensan así deben ser kinestésicos reprimidos, que disfrutan tanto del placer de tocar, que creen que debe ser un pecado mortal.

No es necesario llegar al éxtasis para disfrutar de las pequeñas cosas que nos permite el sentido del tacto. Nadie en su sano juicio pensaría que es necesario explotar de placer para disfrutar de los sentidos de la vista o del oído. Puedes sentir el placer de la música sin llegar al orgasmo. Puedes sentarte en un museo, delante de una obra de arte y gozar, sin llegar a pegar gritos y gemidos de gusto. Aunque en ambos casos, se pueda llegar al éxtasis.

Yo me atrevo a decir que hay un modo de aprender, de comunicar y de disfrutar tocando, oliendo y saboreando, se trata de experiencias físicas y de contacto tan placenteras, que algunos las confunden con algo pecaminoso. Son placeres que deberíamos aprender a disfrutar de un modo menos remilgado y más natural.

Si hay personas que pueden ver con sus manos, y saben leer con las yemas de sus dedos. Y otras que pueden escuchar a los demás con los gestos de las manos. Yo también debería ser capaz de hablar con las mías, utilizando un código diferente. Para eso tengo que seguir aprendiendo, no fui educada para ello.

Mientras tanto, tendré que conformarme con mi canal de YouTube para contar algunas de las cosas que soy capaz de hacer.

Lo de escribir y hablar lo tendré que dejar para los afortunados seres visuales y auditivos, a quienes nuestro estupendo sistema educativo les ha tenido en cuenta desde bien pequeños para que aprendieran, comprendieran y se comunicasen con el resto del mundo.

Se supone que ellos son las personas de éxito de nuestra sociedad, que sacan buenas notas en el colegio, que aprueban difíciles oposiciones, que hacen maravillosos discursos… Lamentablemente, muchos de ellos son auténticos analfabetos en otros sentidos, o tal vez no. No los conozco en la intimidad, como su verborrea es tan buena, presumen de ser expertos cuando utilizan el sentido del tacto (o del olfato). Aunque hay que tener cuidado con ellos, y dudar de su don de la palabra. Si se te ocurre tocarles un solo pelo, o darles la mano o un abrazo, se sienten gravemente amenazados por tus inocentes, y curiosas manos.

¿Y tú?

¿Eres un kinestésico como yo?

¿O eres visual o auditivo?

 

 

Estándar
amor de madre
aprender, blog, familia

Conseguir metas trabajando en equipo… con mi madre #megaproyectoconmimadre

Nos hacen creer que las metas importantes están relacionadas con el trabajo o los estudios. A veces nos cuesta pensar en otros objetivos o metas como los que tienen que ver con hacer las cosas que nos apasionan,  y que realizamos con las personas que queremos. Quieren hacernos parecer que son las metas más simples y menos importantes. Sin embargo son las que más nos hacen disfrutar del camino.

Mi madre es muy creativa, siempre tiene algún proyecto entre manos.  Su capacidad no tiene límites. Esas ganas de querer crear cosas nuevas le mantienen joven y activa. A sus 86 años tiene una energía que muchos quisieran a los 20. Cualquier reto creativo es perfecto para ella. Se empeña en hacerme cosas, pero yo no necesito más piezas hechas por ella, lo que deseo es disfrutar con ella de esos momentos creativos.

caminando con mi madreDicen que los objetivos sin un plan, son solamente deseos. Así que le dije a mi madre que quería que me concediese el deseo de hacer algo con ella. Tener un proyecto creativo, trazar un plan, y conseguir algo excepcional.

Al principio me costó convencerla, pero tal y como le iba contando mis ideas, se animaba. Hemos tenido momentos de estancamiento, las dos hemos tenido que ceder. Somos muy diferentes, pero también tenemos mucho en común. Trabajar en equipo puede ser una pesadilla o un sueño. Este proyecto, hace unos años, hubiera sido una pesadilla. Para mí ha sido un sueño. Estamos orgullosas con el resultado de nuestro trabajo. Como buena madre, ella se quiere mantener al margen, pero es tan suyo como mío.

Todavía no puedo compartir el resultado, estamos ultimando detalles. Tengo ganas de poder compartir nuestro proyecto. Ojalá pueda gustar tanto nuestro proyecto, como nosotras lo hemos disfrutado.

Por el momento solo puedo adelantar que se trata de un objeto realizado con mucha creatividad, aplicando su experiencia y habilidades, y reciclando material de nuestra propia basura.

¡Te gustará!

DSC08780 #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre#megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre #megaproyectoconmimadre

Estándar
#blaueblumen flores azules blue flowers Too tired to be creative
aprender, blog

En ocasiones los más creativos, te matan la creatividad ¿O no?

Hoy me apetece gritar que los que admiras, aquellos que son creativos e innovadores, son capaces de matar la creatividad. Deseaba tener un momento creativo, una especie de orgía creativa, pero otros se empeñaron en enterrarlo. Esta fue mi experiencia de ayer por la noche. Tenía unas expectativas, pero los demás tenían otras. Estaba equivocada. Es en esos momentos,  cuando no se cumplen los objetivos, te sientes mal.

Ya se ha acabado el curso @design101, bueno, eso es lo que yo creía. Todavía nos sorprenden con más actividades. Estaba muy contenta pensando en la sorpresa que Stefano Mirti, Anne-Sophie Gauvin y Giulia San Gregorio nos tenían preparada. Imaginaba un superencuentro creativo. Los profes, junto con los compañeros de curso de todo el mundo, haciendo algo creativo, todos juntos simultáneamente.#blaueblumen flores azules blue flowers Too tired to be creative about  Demasiado saturada para ser creativa

El primer desencuentro era el medio, desde mi particular punto de vista, Facebook no era el más adecuado. El segundo era la duración, otra vez desde mi visión, dedicar tanto tiempo a una conexión hace perder el foco. El tercero es el  carácter caótico típicamente latino, y especialmente italiano. No sé el resto de compañeros, pero yo me sentí totalmente perdida. Y eso que me conozco el percal. No sé si los no latinos habrán entendido este desorden como algo creativo, divertido, transgresor, etc… para mí ha sido un auténtico desastre. Es bien cierto que del caos puede surgir algo realmente interesante. Espero que alguien lo haya disfrutado, pero esa no he sido yo.

Me senté a las 22:00 cara al ordenador (ya con retraso, como he dicho, me conozco el percal), nadie sabía nada. Los compañeros se limitaban a subir cosas que ya había visto, y los profes hacían algunos comentarios (pocas líneas, y algunos tan simples como “me gusta”). Vaya desastre, yo estaba preparada con material en la mano para disfrutar de un momento creativo, tal y como esperaba, pero nadie demostraba estar creando nada en ese momento.

Estaba cansada, me sentía demasiado saturada de flores azules, y demasiado decepcionada con el “maravilloso desencuentro”.  Nadie decía nada sobre lo que debíamos hacer.  Mi inconsciente me traicionó mientras miraba el material que tenía disponible, ojeaba el muro de Facebook, intercambiaba mensajes con compañeros que tampoco entendían nada, y otros que lo sabían todo. Me había propuesto un momento de creatividad, y me la estaban matando. Tenía unos alfileres en la mano. De repente empecé a sentirme como si alguien me estuviera clavando alfileres azules, me sorprendí a mi misma haciéndome mi  propio vudú.

blaueblumen, flores azules, blue flowers, design101Tal vez debería haber sido una cansina, y volver a publicar mis #blaueblumen  . Mi percepción  es que mis amigos de redes sociales, los tengo saturados con el azul, en YouTube ya pasan las 10.000 visitas entre los dos vídeos relativos al tema, he subido fotos a Instagram, en Pinterest, he tuiteado, he compartido en Facebook, están en Flickr, hasta en Tumblr y Google+, …. ¿¿¿¿¿¿¿Otra vez tenía que publicar mis flores azules??????

Las publicaciones en las redes sociales se convierten en anticuadas muy pronto. Pierden actualidad con una velocidad de vértigo. Para mí, es un tema “viejo”, pero tal vez eso es lo que debería haber hecho, recordar viejos tiempos y batallitas de abuelos, para que los profesores comentaran lo que hice en el pasado (vale, no tan pasado, solamente hace una semana)

Reconozco que durante esta “reunión” estaba demasiado saturada para ser creativa, pero mi inconsciente me llevó a hacer este vudú, que no va contra nadie, simplemente es una muestra de lo que sentía en ese momento. Como si alguien me clavase las #blaueblumen en el corazón, y me estuviera haciendo daño impidiéndome crear cosas nuevas.

Según los profesores, estas flores azules, o vudús azules, eran muy “cool”.  Puede ser que sea así, al final tuve un momento de creatividad en un momento de rabia, que no disfruté, y con un resultado que gusta a otros. A mí me trae recuerdos de un rato doloroso. Me pregunto si Stefano, Anne y Giulia buscaban este resultado. ¿Mataron mi creatividad? ¿Qué crees?

 

Estándar
Jardín vertical con latas de cocacola- Reciclado Creativo. Rosa Montesa
aprender, blog, CoworkingValencia

¿Diseñar para crear vida?

¡Otro reto más!

Quiero compartir mis reflexiones sobre el ejercicio de clase de @design101, tiene que ver bastante con las cosas que aprendo y que pasan a formar parte de mi vida. Como este blog. Antes de hacernos tan enorme propuesta, los profesores dijeron: “Sabemos que cada vez que los humanos han tratado de convertirse en dioses, los resultados han sido catastróficos . Nosotros somos más razonables.”

Jardinería reciclando botellas de plástico. Rosa Montesa

“Descanse en paz”

Durante una semana , la propuesta era diseñar para crear vida. De entrada puede parecer que se trata de cosa de dioses. Pero no lo es, se trata de un objetivo más razonable: crear un pequeño jardín. Bueno, muy razonable para ellos. No para mí. ¡Soy un desastre! Las plantas que siguen vivas en mi entorno lo hacen de puro milagro. Un desafío que ellos llaman “nice”, es decir, bonito, y para mí un reto enorme. Si soy incapaz de crear vida, o de mantener la vida “orgánica”, mejor crear un jardín que pueda crecer de forma “inorgánica”.  Yo tenía mis propias premisas:

  • Reciclar y reutilizar materiales (forma parte de mi entrenamiento personal)
  • Las plantas deberán resistir mis pocos cuidados
  • Personalizar cada pequeña planta, y cuidarla como si fuera un gran jardín. De ese modo intentaré hacerlo mejor que en ocasiones anteriores.
  • Lo importante no es que crezcan orgánicamente, sino también gracias a las aportaciones posteriores tanto de materiales como de personas.

Con todo esto claro, ya podía empezar a pensar y a adelantar puntos: reciclar y utilizar botes de bebidas refrescantes personalizados, el tipo de planta Jardín Vertical con latas de cocacola @design1o1. Rosa Montesa. Reciclado Creativo.sería cactus (soy consciente de que otras plantas no serán tan longevas, aunque haya algunas), que crezca con el tiempo inorgánicamente (queda espacio, cadenas y cactús). Mira la foto, si te has visto personalizado en alguna de las plantas, te hago unas preguntas:  ¿vendrás a regar tu planta? ¿me ayudarás a mantener la vida?, ¿Quieres que crezca contigo? Y si no estás todavía, ¿a qué esperas para traer tu recipiente?

A continuación, estas son las reflexiones del ejercicio: Nos dieron unos pasos a seguir, cada día uno diferente. El primer paso era planear el pequeño jardín. Investigar, documentar, tomar decisiones y hacer una lista. Debido a mis anteriores fracasos con la jardinería, tenía alguna decisión tomada. Mi anterior jardín vertical duró un par de meses. Esta vez el jardín tendrá que crecer de otro modo. La vida no tendrá que ser solamente orgánica. El segundo paso: encontrar y preparar todos los materiales. El siguiente paso sería prototipar el jardín. Al día siguiente, contruirlo. Y el sábado comprobar que todo funciona bien. Y el domingo, “como Dios”: plantar las semillas, relajarse y disfrutar.

Las cosas aprendidas durante la semana en la que realicé el ejercicio son varias.

  • En primer lugar, organizarme (o ser organizada por los profesores ) . Entrar en mi propio proceso de documentación personal.
  • Hacer listados con las cosas de las que dispongo, las que voy a necesitar, lo que me falta.
  • Encontrar nuevas soluciones para resolver problemas.
  • Establecer un patrón generativo para mis procesos de diseño.
  • El diseño está muy relacionado con la configuración de las reglas para crear los propios diseños
  • La creación de un prototipo, tener una idea y transformarla en una historia real y tangible. Esa idea hay que pasarla al plano de lo que se puede tocar, usando materiales, objetos y cosas “de verdad”.

Al llegar al punto de estar satisfecha con mi prototipo, haber entendido todas las cosas que funcionan (y las que no) y sentirme segura con mi proyecto, entonces es el momento para seguir adelante y comenzar a construir. “Una sola planta debe ser como un pequeño jardín cuando se trata como una planta real. Un gran jardín, es similar a una planta cuando se trata como un jardín de verdad”. .

Jardín Vertical Cocacola  Rosa Jardín Vertical con latas de cocacola - Reciclado Creativo. Rosa Montesa Jardín Vertical con latas de cocacola - Reciclado Creativo. Rosa Montesa Jardín Vertical con latas de cocacola - Reciclado Creativo. Rosa Montesa

Estándar
Felicidades Rosa has hecho tu primera venta estás vendiendo con Etsy. The Reuse Factory
amistad, aprender, blog

Cuando no buscas algo, entonces viene solo… ¡Gracias Alison! ¡Gracias Etsy!

Las cosas suceden caprichosamente. Cuando no las buscas, aparecen… Cuando no paras de buscarlas, no las encuentras. ¡Como las llaves del coche!

Llevo una semana de sorpresa en sorpresa. Cada día me ha traído una. Me gustaría compartir todas, eso hincharía mi ego y me pondría como el muñeco de Michelín. Pero me temo que ese sentimiento tonto de orgullo, no lleva a ningún sitio. Salvo a pegarse un buen golpe contra un muro.

No digo que no me importen los titulitos, ni los premios, ni la gente que me mira, etc… En el fondo, me hace sentirme bien. No lo puedo evitar. Pero todas estas cosas son humo y paja.

Hay otras sorpresas que sí merecen ser compartidas. Que no son volátiles. Son reales.

Estoy en una fase de aprendizaje, me he propuesto CREAR objetos. Es algo que ha estado siempre dentro de mí y ahora quiero sacar a flote.  No tengo nada claro que quiera dedicarme a vender objetos realizados a mano, Disfruto del momento creativo, esa parte “anestesiada” durante muchos años,  está despertando, debo estudiar el modo en el que quiero que mi pasión deje de ser un hobby. Hasta hace unos meses, lo aprendido se quedaba en mi mochila, no lo compartía, y los objetos los regalaba o se quedaban en la familia. Ahora grabo el proceso de creación y lo subo a YouTube, hago fotos, redacto algún texto para el blog y comparto en algunas redes sociales (Twitter, Facebook, Pinterest y algunas más)

Aún sabiendo que no quiero ofrecer objetos, sino talento creativo, debo aprender todo lo que pueda. Dentro de los muchos ejercicios y entrenamientos que debo hacer, decidí montar una pequeña tienda online en Etsy: The Reuse Factory, de ese modo, al mismo tiempo que compartía las cosas que hacía, podría  experimentar la sensación de que alguna persona en el mundo pagase por un objeto creado por mí.

Hace un par de días me llegó la primera venta, ¡desde Australia!. Maravillosa sorpresa que ha llegado sin buscarla.

Esto hay que celebrarlo. Una persona que ha buceado por internet, ha escaneado “mis cosas”,  ha sacado su tarjeta de crédito y ha comprado un objeto. Aunque no es lo que estoy buscando, me ha gustado muchísimo que exista Alison en el mundo .

¡Gracias Alison!

¡Esta va por tí!

Pendientes y collares realizados con filtros de cápsulas de café Dolce Gusto. Rosa Montesa

Estándar
Tomando notas en CoworkingValencia
aprender, blog

Los cuadernos de notas. Ejercicios @design1o1

Los cuadernos de notas son una de mis asignaturas pendientes. Hasta hace algún tiempo utilizaba las agendas de papel, que a su vez me servían de cuaderno de notas. Durante los últimos años eran más bien lo segundo. El ordenador y el teléfono, con sus aplicaciones, han ganado la batalla.

Mesa de trabajo de Rosa Montesa

Cuadernos de notas de Rosa Montesa

Dentro de las “herramientas” que utilizo, nunca falla mi “libreta” de sobremesa, normalmente suele ser reciclada, es decir, las libretas que mis hijos descartan o no llegan a terminar de utilizar. Me parece un pecado tirar a la basura hojas de papel que todavía tienen mucha vida. Mi siguiente cuaderno, es uno pequeño, de gusanillo. Es la herencia de la agenda que ya no utilizo, pero que siempre necesito en el bolso. En esta libreta suelo apuntar casi todo lo que se me ocurre. Lo que tampoco falta, es un “minicuaderno”, de tapas muy duras, con una goma elástica para cerrarlo y al que le añadí una memoria USB. Este también va siempre en mi bolso, es la libreta de los sueños.

Hago estas reflexiones sobre los cuadernos de notas, ya que el curso que estoy siguiendo, @design1o1, ha tratado de los Blocs de Notas.

Ver los cuadernos de Le Corbusier es  impresionante, es cómo los cuadernos de viaje, o los de los biólogos, o los de algunos historiadores de hace muchísimos años. Ellos no  disponían de ningún otro soporte. Eran pequeñas joyas para recordar lo que les interesaba, lo que no querían olvidar y sus inspiraciones. Pues yo he de decir que si vivieran hoy en día, irían con su cámara digital, o con su teléfono “smart” y utilizarían el tiempo en otras cosas. Es una pena, pero es así.

Es cierto, que las personas muy creativas necesitan un lugar para “apuntar” sus cosas, no importa si se trata de dibujantes, arquitectos, escritores, periodistas o cualquier otro tipo de personas que tienen una constancia creando. Muchos, por no decir casi todos, ya lo llevan casi todo en sus dispositivos.

Esta semana nos han hecho hacer una serie de ejercicios relacionados con los cuadernos de notas. Aunque reconozca que ha aprendido cosas, me ha parecido una semana poco productiva y menos  creativa. El lunes tuvimos que ir a la búsqueda de agendas, explorar el mercado y ver lo que ofrecía. Nos sugerían que hiciéramos alguna foto y que tomásemos nota de nuestras reflexiones. Yo me dirigí a una gran papelería, cuando solicité permiso para hacer fotos, me dijeron que estaba prohibido. Así que cometí la primera ilegalidad de la semana. Tomé fotos a escondidas.

Mis reflexiones sobre la encuadernación, el papel, tamaños, etc… No la voy a hacer. Simplemente diré que esto es un “mercado” como cualquier otro. Me parece estúpido pagar lo que cuestan algunas de estas libretas. Lo realmente bueno, se puede apuntar o dibujar en cualquier soporte. Recuerdo a mi abuelo Juan, ahora creo que tendría unos 125 años. Murió casi a los 100. Recogía todos los papeles que los demás tiraban y escribía en ellos cuentos o hacía dibujos. Para él era un sacrilegio tirar aquellos envoltorios de chocolatinas!!! No necesitaba grandes alforjas para ser creativo.

Los siguientes ejercicios de la semana me los he saltado. No por falta de creatividad, sino por falta de utilidad. Aprovecho cualquier ocasión para reciclar objetos, hacer otros nuevos, entrenar mi creatividad y plasmarla en forma de vídeo y post para aprender. Vaya tontería de semana. Me niego a hacer un cuaderno para no utilizarlo. Además, para que sea útil, es necesario hacerlo con hojas en blanco. He visto los vídeos del curso, he leído lo que nos han mandado, pero no he sido participativa. No me gusta ser la oveja negra,  me he decepcionado con el temario y las actividades de esta semana. Esperaba más.

Ellos nos “suspenden” los ejercicios todas las semanas. Pues yo he de decir que les pongo un “suspenso” esta semana. No me ha gustado nada. No he disfrutado de sus  ejercicios. Solamente puedo decir que he aprendido un poquito. Nos dicen Have fun!, pues yo no me lo he pasado bien. Les pongo un 2, y soy generosa!!

Tomando notas en CoworkingValencia

Cómo se toman notas hoy en día. Con el ordenador o la tablet, con una libreta y con el teléfono cerca.

Estándar