Triste y decepcionada, Rosa Montesa
amistad, aprender, blog, CoworkingValencia, empresa, Learners Passport

A veces duele tirar la toalla, pero es lo más sensato

Cuando un proyecto no llega a término, o mejor dicho, cuando dos proyectos no llegan a término, debes saber reconocer que es mejor tirar la toalla.

Hace un año, por estas fechas, estaba pletórica.  Tenía un proyecto nuevo, la ilusión era desbordante. Me sentía como una niña con zapatos nuevos. Hoy estoy decepcionada y triste.

Era un proyecto que podía llevar junto con mi trabajo en CoworkingValencia. Se trataba de una plataforma online para compartir conocimientos.

Allá por el mes de abril, un conocido me contó el proyecto que tenía entre manos. Me encantó desde el primer momento. Me pareció genial. Pensaba en cuánto me hubiera gustado participar en algo así. Deseaba trabajar en la ilusión de conseguir que se convirtiera en un éxito.  Un mes después, me llamó por teléfono y me preguntó; “¿te interesaría formar parte de este proyecto?”, todavía me estremezco al recordarlo. No me lo podía creer. Era como estar soñando. Nunca podré agradecerle la inyección de optimismo, ilusión y confianza que me dió. De ser un conocido, pasó a ser mi socio.

Hemos trabajado muy duro,  sigo convencida de que bien desarrollado, nuestro proyecto puede ser brillante, pero he tirado la toalla, jamás llegaré a cumplir los objetivos previstos. La plataforma está avanzada, pero no creo en el proyecto tal y como está en estos momentos.  Mi socio es el programador, y tenía razones contundentes para decir que ya no invertiría ni un minuto más en programar si yo no conseguía usuarios.  He sido incapaz de generar visitas y usuarios, y no lo conseguiré..Por lo tanto, hace un par de semanas tomé una decisión dolorosa: dejar el proyecto.

Los últimos meses fueron angustiosos.  Lo que comenzó siendo un sueño, se había convertido en una pesadilla.  Un año de esfuerzos, y de ilusiones, tirados por la borda.  Me he sentido (y me siento) culpable de no tener fuerzas ni recursos para continuar. Además, he abandonado en la cuneta a una persona que había confiado en mí.

Después de todo, se puede decir que no es tan grave. No hemos perdido dinero. La inversión en tiempo ha sido enorme. Si valoro en euros las horas dedicadas por ambos, sería bastante dinero. Si le doy el valor real a ese tiempo, reconozco que me voy con una mochila llena de conocimientos adquiridos, de experiencias, y de muy buenos recuerdos. Dejo la ilusión en el cofre del tesoro. Me siento fatal por mi socio, y aunque diga que lo entiende, no aligera mi pena. Es un gran tipo, ha soportado estoicamente mis malos momentos durante nuestra aventura, ha sabido mantener el barco a flote, ha capitaneado bien la nave, ha trabajado muy duro. No se merece haber tenido una socia como yo. Eso me duele más que cualquier otra cosa.

Al final, me sigo sintiendo como un elefante en una cacharrería, capaz de destrozar todo lo que se encuentra por delante,  sin darse cuenta del daño que ocasiona.

¡Lo siento socio!

Socios y amigos

Anuncios
Estándar

8 thoughts on “A veces duele tirar la toalla, pero es lo más sensato

  1. Precisamente esta mañana he llamado a tu puerta, pero me ha parecido que estabas bastante ocupada, por lo que he hecho un “checkin” en Foursquare he seguido mi camino.

    Está claro que no era un buen momento para ti.

    Creo que has tomado una decisión muy difícil y lo has hecho antes de que “el problema” fuese mayor de lo que una amistad puede soportar, te felicito por haberlo visto con perspectiva, ahora sabes una forma de como no hacerlo, en cualquier momento puedes intentar otra, que tal vez funcione.

    ¡Fuerza, y a por todas!

    Me gusta

    • Vaya, si que lo siento. La verdad es que estaba muy ocupada, pero ¿has llamado?, la puerta suele estar siempre abierta!!!. No encuentro el ckin, una lástima que te hayas ido. Mi momento lo pasé cuando tuve que tomar la decisión, ahora ya he pasado el “particular duelo”. Ahora solo queda la tristeza, pero eso se supera!!! Gracias, te espero la próxima vez que pases por aquí.

      Me gusta

  2. Ánimo @rosamontesa, eso es lo que tiene #emprender, quédate con lo aprendido, que el proyecto no haya salido no quiere decir que hayas tirado un año por la borda… de ser así los que tenemos carrera y no nos dedicamos a ella habríamos perdido 5 años, no es así.
    El emprendedor es el que sabe levantarse después de caer, y caerse es muy típico en los emprendedores…
    Un abrazo

    Me gusta

    • Gracias por el comentario, tienes razón. Lamento que parezca que haya sido una mala experiencia. Para nada ha sido así. Mis objetivos se han cumplido con creces. Lo que siento es no haber cumplido con los objetivos del proyecto y no haber conseguido que mi exsocio cumpliera los suyos.

      Me gusta

  3. gloria dice:

    Estoy segura que no ha sido un año perdido, y que tenéis multitud de experiencias enriquecedoras. Lo que espero es que esto, no coarte el volver a tirarte a la piscina, si surge un nuevo proyecto. Igual que ha salido mal, podría haber salido bien, hay muchos factores que influyen y todos no los puedes controlar, pero lo que has aprendido con este, te servirá para el siguiente, lo importante es no parar y disfrutar con lo que haces.
    Mucho animo. Un beso Gloria.

    Me gusta

    • Gloria, gracias por el comentario. Yo no doy el año por perdido. La experiencia ha sido excepcional. He aprendido tantas cosas nuevas. Mi tristeza y desánimo es por no haber conseguido lo que pretendíamos con el proyecto, y no alcanzar los objetivos de mi socio. Los míos se han cubierto con creces. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s