Rosa Montesa. Delante del ordenador
amistad, aprender, blog, familia

¡Reclamo mi derecho a tener bajones de ánimo!

Llevo unos días muy triste. No debería tener motivos. Quiero ser optimista, el estado de ánimo se contagia. Si voy arrastrándome, en mi entorno todo se oscurece. Si tengo una actitud alegre, los que me rodean están más contentos. Pero estos días me está costando mucho ver el vaso medio lleno.

Está claro que, dependiendo del cristal con el que miro, las cosas pueden ser mejores o peores. Pero la realidad es que estos días tengo motivos para estar triste. ¡Reclamo mi derecho a estar desanimada!

Se me ha apagado una ilusión, los proyectos nunca salen como esperas. Esto lo asumo. Pero la Ley de Murphy se ha cebado conmigo esta semana. Cara a la galería, he de poner una sonrisa, pero no está siendo real. Es gracioso, en estas épocas de primavera, con la alergia,  mis ojos se ponen como si estuviera pelando una cebolla. Es la excusa perfecta cuando alguien me mira y me pregunta si me va todo bien. Yo contesto que es la maldita alergia a los pólenes. Pero la verdad, es una mezcla de alergia, cansancio, desánimo y tristeza.

Durante mi vida he sabido resolver situaciones complicadas, y una vez superadas, me he sentido feliz por haber sido capaz de salir adelante.  Pero en estos momentos me gustaría no tener que poner la sonrisa, dejarme llevar, desanimarme y estar triste. Pero sé que eso me puede llevar a un agujero negro en el que no quiero entrar.

Así que aunque reclame mi derecho a estar triste, NO ME LO PERMITO.

Delante del ordenador

Anuncios
Estándar

3 thoughts on “¡Reclamo mi derecho a tener bajones de ánimo!

  1. Espero que hayas podido disfrutar (una manera de decirlo) de tu día melancólico y triste porque a veces es absolutamente necesario. Yo cuando tengo uno de esos normalmente me pongo a llorar (soy muy llorona) hasta que me duele la cabeza de tal forma que parece que me va a explotar, y llegados a ese punto me lavo la cara, me miro al espejo, compruebo el desastre de ojos, nariz, cara y comienza la recuperación. Una vez tocas fondo…sólo queda subir a la superficie con toda la energía posible. Sé positiva que muchas cosas que ves mal, se solucionarán 🙂

    Me gusta

    • Ángela, tienes razón, a veces nos hemos de permitir días así. Disfrutar, lo que se dice disfrutar, no lo he hecho. No me ha durado un día, ha sido un poquito más largo. En cuanto a lo de llorar, en primavera lo tengo muy fácil. Con o sin motivo, mis ojos están rojos todo el día!! Gracias por los ánimos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s