¿networking? no, gracias ¿colaboración? si, por favor. CoworkingValencia
amistad, aprender, blog, CoworkingValencia, empresa, Learners Passport

¿Networking? No, gracias. ¿Colaboración? Si, por favor.

¿Networking? No, gracias. ¿Colaboración? Si, por favor.

¿Colaboración? Si, por favor.

Imagen de Rafa Zaragozá de http://www.thinkersco.com

La primera vez que escuché la palabra networking, me pareció sencillamente genial. Mi personal traducción fue la siguiente:

red + trabajo = colaboración

En mi mente, esta palabra, tiene una traducción preciosa. No puedo contar mi enorme decepción cuando descubrí lo que significa networking para muchos.

Imaginaba que los networkers buscaban colaboración, crear redes de confianza. Personas que quieren tejer una red (net) y son trabajadores (workers). Pues no, mi inglés me ha fallado.. No tiene mucho que ver con lo que yo creía.

He de reconocer que he hecho networking del establecido, y pido perdón por ello. Lo que se dice networking, del que tengo en mi mente, el de mi personal traducción, lo practico siempre que puedo, y cuando lo hacen conmigo, lo agradezco. Son muchos los que forman parte de mi network, colaboramos, ellos me ofrecen mucho, y yo intento corresponder siempre que puedo. Eso se llama colaboración y networking.  Intentamos generar beneficios mutuos.

Antes de dar mis razones por las que no me gusta el networking, quiero pedir disculpas a los integristas y fanáticos de este tipo de actividades. Tal vez sea mi inexperiencia, o mi falta de tiempo, o se deba a algunas malas experiencias.  No lo sé.

Estos son algunas de mis razones para no disfrutar el networking al uso, tal y como me parece que lo comprenden algunos:

  • Los networkers profesionales conocen a la perfección como contar lo que venden en 2 minutos. No suelen ofrecer colaboración. Solo les da tiempo de vender.
  • Si no eres profesional de estas cosas, te falta el tiempo para hacer tu speech, y te miran como “inexperta”. Lo admito, mi producto lo podría ofrecer en 2 minutos, pero la colaboración que podría encontrar, necesita más tiempo.
  • El desperdicio de tarjetas de visita que suelen acabar en la basura, no sin antes tomar todos tus datos, ponerlos en bases de datos para spamearte, apuntar tu nombre y número de teléfono en la agenda, y unos días después, recibir llamadas para concertar citas.
  • Normalmente, los profesionales de este tipo de eventos ofrecen servicios y productos que no queremos comprar. Si quieres encontrar humo, estos eventos son perfectos. La gente realmente interesante se conoce trabajando, no hablando.
  • Odio particularmente el perfil llorón, ese que después de una ponencia o taller, acapara al ponente para “llorarle” en el momento del networking. Es de muy mal gusto. Por favor llorones, pedidle una cita, y dejad que los demás podamos acercarnos para saludar, y dar la enhorabuena por la charla.
  • El formato SpeedNetworking es, de todos, el que más me agobia. Cada 2 minutos cambias de silla, y si te vas, tu hueco se queda ahí, es como si te apuntasen con el dedo por dejar a alguien desparejado, sin poder dar la chapa a nadie durante 2 minutos.
  • Estos eventos son como el agua, al principio parece agua fresca, conoces gente que puede resultar interesante, pero con el tiempo, las personas suelen ser las mismas, el perfil del producto o servicio que ofrecen es muy similar, por lo que es como el agua que no circula, huele mal.
  • Los networkers profesionales, los que tienen tiempo para estas cosas, no entienden que quienes no están acostumbrados a este tipo de actividades no vayan preparados, sin tarjetas, sin speech, etc. Es carne fresca que todavía no conoce la liturgia. Así que la gente realmente interesante, suele sentirse desplazada.
  • El tipo networking piramidal, es de todo lo que he visto, lo peor. Jamás lo reconocerán, pero la cosa va de captar más personas para hacer equipos. Se pagan cuotas que tienen mucho que ver con este tipo de organizaciones. Mientras ellos sean felices, y saquen provecho de ello, les felicito. Pero conmigo, que no cuenten.

Me encanta encontrarme con quienes tienen algo que ofrecerme, que me cuentan su historia, que me enseñan lo que hacen, que ponen pasión en sus empresas o proyectos. Que ven en mí una oportunidad para trabajar, y no una oportunidad para venderme algo (y llevarse su comisión).

El networking que más me gusta, es el típico español. El de los casinos de los pueblos. Entre un café, una partida de dominó y una charla sobre los últimos sucesos locales, puedes encontrar al experto que necesitas. Y si ese profesional no frecuenta el casino, su primo, su vecino o alguien podrá darte referencias. Esa es la perfecta red de trabajo, ¡menos networking y más casinos de pueblo!

networking....

 

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “¿Networking? No, gracias. ¿Colaboración? Si, por favor.

  1. Pedro dice:

    Jamás lo hubiese podido expresar mejor que tu. Coincido al cien por cien con todo lo que dices. Es verdad, al socaire de la tendencia siempre se apuntan los típicos vendedores de humo, estos que vienen de lejos con la mano ya preparada y engrasada para estrecharla según han aprendido en el manual de instrucciones…
    Enhorabuena, Rosa, por tu agudeza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s